Inicio Hatzad Hasheini Hatzad Hasheni: ¿Cuál es la situación judicial de Binyamín Netanyahu? – Preguntas y respuestas

Hatzad Hasheni: ¿Cuál es la situación judicial de Binyamín Netanyahu? – Preguntas y respuestas

Por Iton Gadol
0 Comentario

Por Tubya Tzumoki, Atila Shumflebi y Alexandra Lukash (Yediot Ajaronot)

¿Hasta cuándo se puede pedir la inmunidad para Netanyahu, quién puede aprobarla y cuándo? El Tribunal Superior decidirá sobre la capacidad Netanyahu de formar un gobierno bajo acusaciones criminales y, de ser así, ¿qué composición y consideraciones guiarán a los jueces?

Dos cuestiones legales importantes están acercándose a su definición: La cuestión de la inmunidad para el primer ministro Binyamín Netanyahu y la audiencia del Tribunal Superior de Justicia de Israel sobre la capacidad o la legalidad de Netanyahu para formar un gobierno teniendo en cuenta que tiene acusaciones criminales. La situación preliminar plantea muchas preguntas, y no todas tienen respuestas definitivas.

Fuentes políticas han estimado recientemente que el primer ministro Netanyahu ha decidido solicitar inmunidad de enjuiciamiento al presidente del Knesset, Yuli Edelstein, y lo puede hacer hasta este próximo jueves, antes del final de los 30 días desde la entrega hecha por el Fiscal General al presidente de la Knesset, de la carta de acusación contra Netanyahu, incluyendo la lista de testigos al Tribunal del Distrito de Jerusalén.

Los funcionarios del Likud dijeron que “contrario a los informes, la inmunidad es solo un asunto temporal por un período y no evade el enjuiciamiento”, y señalaron que Netanyahu “no ha tomado una decisión sobre este asunto y anunciará su decisión en los próximos días”. El propio Netanyahu aún no ha confirmado que tiene la intención de presentar una moción para retrasar los procedimientos judiciales en su caso. Netanyahu abordó el tema anoche y dijo que anunciaría su decisión en los próximos dos días. Añadió: “La inmunidad no es contra la democracia. La inmunidad es una piedra angular de la democracia”.

¿Qué pasaría después de que presente su solicitud de inmunidad?

En una situación normal, después de la solicitud al Presidente de la Knesset, el Comité de la Knesset (una Comisión permanente del parlamento israelí) se reuniría, escucharía los argumentos del diputado y finalmente decidía si otorgarle inmunidad. Si la Comisión decidiese otorgarle la inmunidad, la decisión pasaría a todo el parlamento que debería decidir si darle inmunidad. Desde el momento que Netanyahu presente su pedido de inmunidad, el cronograma legal se detendría y la acusación no se presentará ante el tribunal.

Como es sabido, la situación política y parlamentaria de Israel es inusual, y durante un año no ha habido una actividad del Comité de la Knesset, ya que no se llegó a un acuerdo entre los partidos para conformar los Comités tras la disolución de la 21ª Knesset y la 22ª Knesset. De hecho, solo el Comité de Ordenamiento de la Knesset trabaja (en temas relacionados con el período de transición), y también los Comités de Finanzas y el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa permanecieron activos.

En vista de esto, una solicitud de inmunidad ahora congelará el procesamiento de Netanyahu durante un período relativamente prolongado, de al menos varios meses, hasta después del establecimiento del gobierno después de las próximas elecciones, si lo logran hacer. La carrera legal solo se reanudará después de que se haya creado un comité de la Knesset para discutir la vigencia de la solicitud.

En opinión del Fiscal General Avihai Mandelblit, explicó que la Ley de Inmunidad autoriza explícitamente al Comité de la Knesset a debatir el tema y, por lo tanto, no es posible celebrar una audiencia en un comité que no sea el señalado y no es posible transferirle directamente al pleno de la Knesset (tiene que conformarse antes el Comité de la Knesset). “Creo que el Poder Judicial está actuando como un adulto responsable”, señaló el abogado Uri Korb en el estudio de Ynet. “Los jueces dicen “esta es una pregunta teórica y no tenemos ninguna razón para discutirla ahora”, y es realmente una pregunta teórica en muchos sentidos”.

“Si la Knesset decide otorgarle inmunidad al primer ministro a la luz de algún nuevo argumento, el Tribunal Superior también puede aprobarlo”, agregó el abogado Uri Korb. “Si tuviera que representarlo, recomendaría que solicite la inmunidad”. Creo que en las circunstancias actuales seguramente debe aplicarse, y no veo por qué en este momento se debería abandonar un argumento o tratar sustantivamente el tema”.

¿Puede Netanyahu formar un gobierno tras las elecciones si está en proceso judicial? Es una pregunta interpretativa…

El Tribunal Superior anunció el jueves pasado que la audiencia sobre la posibilidad de imponer la formación de un gobierno a un diputado que ha sido acusado en crímenes que conllevan infamia (kalón). La audiencia se llevará a cabo el 31 de diciembre. Según la decisión del tribunal, la audiencia, basada en la acusación presentada contra el primer ministro, se llevará a cabo “de acuerdo con el formato aceptado de audiencias que aún no se ha decidido si emitirá una orden de libertad condicional”.

“La pregunta es cómo interpretarán el artículo 7A de la Ley Básica”, dijo la profesora Susie Navot en una conversación con el estudio de Ynet, “la sección trata de la autoridad del presidente, que establece que el presidente impone el gabinete al diputado que lo aceptó, y más allá de eso no dice nada y nada está escrito. ¿Tiene el Presidente que tener en cuenta el hecho de que él (Netanyahu) es una persona acusada de delitos graves? Esa es toda la cuestión, por lo que esto es un tema que debe tratar el Tribunal. ¿Está dentro de su autoridad involucrarse en esto? La respuesta es sí”.

¿Qué deben decidir el Tribunal Superior y el Tribunal Supremo?

La semana pasada, el Tribunal Superior recibió una solicitud de 67 peticionarios contra la formación de un gobierno por parte de un miembro de la Knesset que fue acusado, incluidos cargos menores, como en el caso de Netanyahu.

La pregunta principal de los 67 peticionarios es: ¿Puede un acusado con un delito, que incluye infamia, formar el próximo gobierno? Las peticiones contra el Primer Ministro se presentaron inmediatamente después de que hace un mes la fiscalía decidiese acusarlo por delitos graves de corrupción y, en primer lugar, por sobornos. Si Netanyahu es condenado, al final de su juicio, se espera que el tribunal anuncie que los delitos son infames.

¿Por qué los peticionarios piensan que hay espacio para la intervención del Tribunal Superior?

Los peticionarios afirman que “el derecho del electorado y los funcionarios electos en Israel ahora saben exactamente cuáles son las “reglas del juego” en el sistema electoral, y qué está permitido y prohibido en este marco. Solo entonces el público podrá dar pasos concretos para tomar decisiones informadas según lo que sucederá”. (Esto quiere decir, que si el Tribunal dice que el Presidente no podría darle derecho a Netanyahu entonces el votante podría votar diferente de lo que haría si no sabe qué dirá el Tribunal – HH).

¿Qué dicen los opositores al pedido frente al Tribunal Superior?

Los seguidores de Netanyahu, incluidos juristas de renombre, argumentan que el estatus legal del primer ministro es fundamentalmente diferente, y esa no será la excepción en la misma ley básica: El gobierno. Primero, si un primer ministro se ve obligado a renunciar, el gobierno cae. En segundo lugar, a diferencia de un ministro o viceministro, la ley fundacional establece que el primer ministro puede ocupar el cargo hasta que se llegue a un juicio final en su caso, es decir, un juicio que también agotó los procedimientos de apelación. También argumentarán que el derecho a votar y ser elegido es un derecho constitucional supremo en la ley israelí, y que se cumplir condiciones especiales para evitar que una persona sea elegida para la Knesset. Algunos también argumentarán que la pregunta no es judicial y que el público debería poder decidir.

¿El Tribunal Superior y el Tribunal Supremo están interesados ​​en decidir?

Se cree que tanto el Fiscal General como el Tribunal Superior no quieren intervenir en el asunto. Saben que su decisión será comercializada al público y por el público de Netanyahu de derecha como una intervención legal en un proceso político. Pero aún más – el allegado a Netanyahu, el diputado Mickey Zohar, se apresuró a intervenir y dijo que si esto ocurría ellos pasarían una ley que limitaría la independencia de la corte suprema. El ministro Yuval Steinitz dijo que la intervención sería un “terremoto”.

“Estamos en un territorio virgen en ese sentido”, explicó el profesor Navot, “nunca hemos asistido a una tercera elección ni a un primer ministro con acusaciones, por lo que el Asesor Judicial del Gobierno dijo: “Todavía no hemos llegado al momento en que debemos responder, porque la pregunta es actualmente teórica. Cuando sea algo concreto, escribiré mi opinión”. Esta es su posición y ciertamente se puede entender. Todavía no sabemos cuál será el resultado de las elecciones, por lo que actualmente no sabemos si un acusado penal deberá conformar un gobierno o no”.

¿Quién en el Tribunal Superior escuchará la petición?

El Tribunal Superior celebrará una audiencia con un formato de tres jueces mañana. El presidente Esther Hayut presidirá el panel, junto con los jueces Hanan Meltzer y Uzi Fogelman. Debido a que este es un tema político de gran alcance, además de tener implicaciones para la confianza del público, se espera que los jueces amplíen el panel a nueve jueces. Al menos en relación a los jueces, como en casos similares en el pasado, se cree que el cuerpo debería estar compuesto por jueces activistas junto con conservadores que decidirán el tema.

¿Cuáles son las principales consideraciones que guiarán a los jueces del Tribunal Superior antes de la “gran decisión”?

Debido a que se trata solo de una entidad legal, las principales preguntas y cuestiones a debatir están relacionadas con la ley: la interpretación diferente de las partes en la petición, las respuestas legales, los fallos anteriores de la Corte Suprema y la opinión de los peticionarios y los demandados, incluido el Fiscal General.

Debido a la sensibilidad y difusión del tema político, la necesidad de la confianza pública e incluso los intentos y amenazas del Tribunal Superior de permitirle al Tribunal Supremo, se cree que el Tribunal Supremo evitará – lo más posible – intervenir en el asunto. Alusiones del público de que esto no es digno, así como alusiones e interpretaciones para decir que esto está sujeto al derecho del público, y no a un juicio, debilitan la credibilidad de la justicia.

“El público ciertamente tiene una posición y un poder, pero el público no pone a las personas en la cárcel y no los saca de la cárcel”, señaló el profesor Navot, “así que incluso si el público lo desea, hay más consideraciones. Por un lado, tenemos derecho a saber si la persona por la que votamos puede formar un gobierno, y este es el argumento en contra de Mandelblit, por qué él no responde la pregunta. Es una pregunta relevante en este momento. Por otro lado, esta consideración que dice ‘el público elige’ no es la única y hay otras consideraciones: la necesidad de proteger la pureza de las instituciones y así sucesivamente”. Según el profesor Navot, “esta es la razón por la cual el tribunal tendrá que alcanzar un equilibrio”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat