Inicio Hadassah Expertos de Hadassah aplican cirugía robótica para corregir escoliosis en un adolescente con necesidades especiales

Expertos de Hadassah aplican cirugía robótica para corregir escoliosis en un adolescente con necesidades especiales

Por Guido Procupez
0 Comentario

Itongadol.- Los especialistas de la columna vertebral en el Hospital Hadassah Ein Kerem utilizaron un enfoque innovador y mínimamente invasivo para corregir la escoliosis en una persona de 14 años con síndrome de Down. «Los médicos pensaron ‘más haya de lo convencional’ y mi hijo ahora está caminando con la espalda recta», dice su madre.

La escoliosis es una distorsión tridimensional de la columna vertebral. Las deformidades pueden ser graves o leves, al igual que el tratamiento. El método tradicional es hacer que el paciente use un corsé que ejerza presión sobre la columna vertebral para corregirlo. Elia, el niño con síndrome de Down que estaba siendo tratado en Hadassah por escoliosis severa, no podía tolerar el corsé y habitualmente se lo quitaba. Sus padres no pudieron hacerle entender que tenía que mantener el corsé.

La escoliosis de Elia comenzó en la adolescencia y su condición se deterioró con el tiempo. Se puso tan mal que Elia caminaba con una inclinación de 50 grados hacia un lado. Él requirió cirugía mayor.

«Tuvimos que pensar en un tratamiento efectivo para el niño, asegurándonos de que el nivel de dolor fuera lo más bajo posible», explica el especialista en espinas de Hadassah, el Dr. Josh Schroeder, médico de Elia y cirujano. «Es muy difícil estimar la extensión del dolor de Elia porque no se comunica como otros niños”.

Después de consultar con el profesor Leon Kaplan, jefe de la Unidad de cirugía de la columna vertebral de Hadassah, y con expertos de todo el mundo, el equipo quirúrgico de Hadassah tuvo la idea de un tratamiento diferente e innovador.

«La mayoría de las cirugías para la corrección de la escoliosis se realizan por medio de una incisión en la espalda, un procedimiento invasivo que requiere un largo tiempo de recuperación», dice el Dr. Schroeder. «En el caso de Elia, elegimos un enfoque menos invasivo, incluido el uso parcial del mini robot israelí inventado por Mazor Robotics». El sistema de robot Mazor maximiza la colocación y la seguridad con precisión.

El Dr. Schroeder explica: “Le hicimos una pequeña incisión en la espalda, a través de la cual instalamos pequeños tornillos en la columna para estabilizar las vértebras y, de esta manera, enderezar la columna. Minimizamos el riesgo de sangrado, infección y dolor. El tiempo de recuperación se redujo en casi la mitad del requerido en una cirugía regular, y, por supuesto, el resultado es más estético».

El Dr. Schroeder agrega: «Nuestro niño salió de la sala de operaciones en dos horas y media y después de tres días estuvo en casa».

Los padres de Elia notan: «Estábamos muy preocupados por la operación. Elia es solo un niño! Queremos expresar nuestro sincero agradecimiento al cirujano, al personal de la sala de operaciones y al personal de la sala de recuperación. Se les ocurrió una solución innovadora y, gracias a ellos, nuestro hijo ahora camina de forma independiente y su sufrimiento ha terminado».

El Dr. Schroeder señala: «Esta es la primera vez que se utiliza el enfoque en Israel. Es un gran avance en el tratamiento de niños con necesidades especiales, especialmente aquellos que no pueden comunicarse. Hasta ahora, estos niños tenían que pasar por una operación totalmente invasiva y estaban sujetos a dolor, complicaciones médicas y un largo período de recuperación. Hemos encontrado una manera de mejorar su calidad de vida y minimizar el dolor asociado con tales tratamientos».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat