Inicio Hadassah El Premio israelí para la Enfermera del Año va para la Enfermera de Hadassah de Cuidados Intensivos Neonatales

El Premio israelí para la Enfermera del Año va para la Enfermera de Hadassah de Cuidados Intensivos Neonatales

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- Los bebés son tan pequeños que podría sostenerlos en la palma de su mano si no estuvieran conectados a tantos cables y monitores. Sus desafíos, sin embargo, son enormes. Nacidos prematuramente, estos pequeños bebés requieren cuidados especializados. Sus padres están angustiados y asustados. Sus cuidadores, las enfermeras especialmente capacitadas en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) en el Hospital Hadassah Mount Scopus, sufren de estrés y agotamiento.

Daphna Hyvroni no solo brinda las habilidades técnicas y la compasión necesarias en su papel de enfermera jefe de la UCIN, sino que también ofrece apoyo emocional a las 50 personas de su equipo mientras trabajan para mantener vivos a los bebés.

Hyvroni, de 59 años, pensó que había un nuevo problema que resolver cuando la jefa de enfermería del Monte Scopus, Ruth Radiano, le pidió a Hyvroni que entrara a su oficina. Una vez dentro, sus colegas comenzaron a aplaudir. Fue entonces cuando Hyvroni se enteró de que fue nombrada Enfermera del Año, una de las 12 enfermeras israelíes tan honradas. Ella recibirá el premio del Ministerio de Salud de Israel.

En la UCIN, explica, “tratamos a los recién nacidos que han experimentado dificultades en el útero, nacieron con malformaciones o estuvieron expuestos a infecciones durante o después del parto. Además, tratamos a bebés prematuros de tan solo 24 semanas y que pesan tan solo 14 onzas ”.

«El trabajo requiere mucho conocimiento, pero a veces también hay que pensar con el corazón», dijo Hyvroni, nacida en Jerusalén, quien comenzó a trabajar en la UCIN en 1996.

Cuando una de las enfermeras de Hyvroni perdió a su esposo el año pasado, la enfermera, que tenía cuatro hijos en casa, ya no podía continuar el trabajo por turnos regulares.

«Si bien tengo que ser profesional, también somos un solo equipo, como una familia, y las familias buscan soluciones», dice. Se hicieron cambios en la rotación de trabajo para acomodar a la enfermera, y todo el equipo actuó como un grupo de apoyo para ayudarla a superar la crisis.

Su propio grupo de apoyo es su esposo, cuyo nombre es Yatziv, que proviene de la palabra hebrea para estabilidad. Ella puede ver a su hija Gal con frecuencia porque es una partera en el Centro de Madres y Niños Rady, también parte de Hadassah Mount Scopus.

«Siempre me han animado a crecer en Hadassah«, dice Hyvroni. «No creo conocer otro hospital que alimente a su personal de enfermería de esta manera. Como jefa de enfermería, tengo mucha libertad para implementar y hacer avances departamentales, mientras recibo todo el apoyo. Me siento mimada«.

Desde 2013, Hyvroni ha encabezado un foro nacional para enfermeras jefe prenatales, que promueve políticas y avances hospitalarios y nacionales.

Sus días están llenos de trabajo duro pero también de milagros. «Tenemos un niño pequeño nacido en la semana 26, que pesa 1.5 libras», explica. “Necesitaba cirugía abdominal. La curación fue difícil, por lo que utilizamos un apósito a base de miel para cerrar la herida. Nuestro equipo y sus padres estuvieron allí para él las 24 horas. Se está recuperando bien «.

Mientras acepta su premio, Hyvroni lo dedicará a su equipo. «También están basados ​​en la miel», dice ella.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat