Inicio COMUNIDAD EN ACCION Entrevista con el director de B’nai B’rith Internacional: »No creo haber visto nunca esta cantidad de antisemitismo»

Entrevista con el director de B’nai B’rith Internacional: »No creo haber visto nunca esta cantidad de antisemitismo»

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Daniel S. Mariaschin, el director general de B’nai B’rith Internacional, mantuvo una entrevista con ItonGadol en la qué, en relación a la situación actual del antisemitismo en el mundo, expresó: »En mi vida profesional y personal, no creo haber visto nunca la cantidad de antisemitismo ni las manifestaciones tan extendidas como hoy». El director de la institución con 179 años de historia, también destacó que »uno de los grandes puntos fuertes de B’nai B’rith es su internacionalidad. Tenemos miembros, simpatizantes y oficinas en muchos lugares del mundo. Eso produce una energía y un interés constante en las cuestiones que afectan al pueblo judío y al Estado de Israel en la lucha contra el antisemitismo».

»En lo que respecta al antisemitismo, una de las principales herramientas para combatirlo fue la aparición de la definición de antisemitismo de la IHRA (Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto), que atrajo el apoyo de gobiernos, universidades, equipos deportivos, organizaciones no gubernamentales y otros», agregó Mariaschin.

– En primer lugar, me gustaría preguntarle, concretamente, ¿cuál es su función en B’nai B’rith?

– Soy el director general de B’nai B’rith Internacional y el director de nuestro Centro Internacional de Derechos Humanos y Políticas Públicas. Trabajé en B’nai B’rith durante más de 30 años. Dirijo y superviso nuestros programas, actividades y personal en todo el mundo. Una parte importante de mi función es reunirme con líderes mundiales en un esfuerzo por promover los derechos humanos, proteger los derechos de las comunidades judías en todo el mundo y promover mejores relaciones con el Estado de Israel.

– ¿Cómo puede una organización como B’nai B’rith estar tan presente y tan al día tantos años después de su fundación?

– Uno de los grandes puntos fuertes de B’nai B’rith es su internacionalidad. Tenemos miembros, simpatizantes y oficinas en muchos lugares del mundo. Eso produce una energía y un interés constante en las cuestiones que afectan al pueblo judío y al Estado de Israel en la lucha contra el antisemitismo.

En lo que respecta al antisemitismo, una de las principales herramientas para combatirlo fue la aparición de la definición de antisemitismo de la IHRA (Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto), que atrajo el apoyo de gobiernos, universidades, equipos deportivos, organizaciones no gubernamentales y otros. Pero aún queda mucho por hacer para conseguir el apoyo a esta vía vital para hacer frente al odio contra los judíos.

– ¿Qué importancia tiene la B’nai B’rith a los ojos de los gobiernos y otras organizaciones?

– Como organización que lleva tanto tiempo en la escena, hablando sobre cuestiones que afectan a los judíos y a Israel, los gobiernos de todo el mundo no sólo conocen nuestro nombre, sino que también conocen nuestro trabajo y buscan nuestras opiniones sobre toda una serie de cuestiones. Eso también nos permite plantear temas importantes en nuestra agenda. Muchas puertas están abiertas para nosotros. Otras no lo están. Pero sabemos que la interacción con los responsables políticos es extremadamente importante para abordar los retos a los que nos enfrentamos como pueblo. B’nai B’rith es miembro fundador de la Conferencia de Reclamaciones y de la organización de Restitución Judía Mundial. Desempeñamos un papel destacado en las negociaciones para proporcionar restitución e indemnización a los sobrevivientes y sus familias. Participo en estas negociaciones, que son tan importantes, incluso cuando el número de sobrevivientes del Holocausto disminuye drásticamente.


Daniel S. Mariaschin.

– ¿Puede ayudarnos a entender cómo B’nai B’rith tiene una gama tan amplia de asuntos que trata a diario y que atraviesan una agenda tan variada, desde la lucha contra el antisemitismo hasta la donación de sillas de ruedas, desde fuertes demandas internacionales y situaciones extremadamente sensibles desde el punto de vista político hasta los derechos humanos y la acción social?

– Nuestra diversidad es una fuente de gran orgullo para nosotros. Comenzamos como una organización de voluntarios que ayudaba a una viuda indigente hace casi 180 años. Esa misión de ayudar a los necesitados sigue siendo un elemento central de nuestro programa. Pero también lo es la lucha contra el antisemitismo, en la que nos comprometimos muy pronto y en apoyo del Estado de Israel y en la que desempeñamos un importante papel en estos últimos 75 años.

Tomamos el mandamiento de honrar a los padres, proporcionando viviendas asequibles a los ciudadanos de edad avanzada de cualquier raza o religión, y abogando por una serie de cuestiones sociales que afectan directamente a las personas mayores. También ayudamos a las víctimas de catástrofes naturales.

Como somos una organización de base comunitaria, aquí en Estados Unidos y en el extranjero, eso nos pone en contacto directo con los necesitados. La vivienda es un programa local, pero se convierte en un problema global cuando los adultos mayores no pueden vivir de forma segura, asequible y con dignidad. La ayuda en caso de catástrofe se convierte en algo local cuando ayudamos a las víctimas que intentan recuperar sus vidas después de que una catástrofe natural afecte a su comunidad. Estar basados en la comunidad nos convirtió en esta organización de servicio completo que es única en la vida judía.

– ¿Cómo se mueve la B’nai B’rith entre el mundo judío y la sociedad en general?

– Siendo la pequeña comunidad global que somos como judíos, siempre fue importante para nosotros buscar aliados en la comunidad no judía en general, incluso en la diplomacia, en cuestiones de bienestar social, en el mundo académico y entre las religiones. Siempre hemos buscado amigos y aliados que nos apoyen en los problemas a los que nos enfrentamos a diario.

– ¿Cuál es la situación del antisemitismo en el mundo actual?

– En mi vida profesional y personal, no creo haber visto nunca la cantidad de antisemitismo ni las manifestaciones tan extendidas como hoy. Es la tormenta perfecta de odio de la extrema izquierda, de la extrema derecha y del extremismo islámico, que produce diariamente tantos incidentes, en el mundo real y en el virtual. No hay dudas de que Internet, a través de las redes sociales, fue un tremendo multiplicador en este sentido. La obsesión por demonizar y deslegitimar a Israel echa más leña al fuego.

B’nai B’rith, que estuvo activa en las Naciones Unidas desde su fundación, dedica gran parte de su actividad programática, por ejemplo, a combatir los prejuicios contra Israel en ese organismo internacional y sus diversas agencias.


Daniel S. Mariaschin junto al Papa Francisco.

– ¿Cuáles son los temas que más preocupan a B’nai B’rith en este momento?

– El antisemitismo y los prejuicios contra Israel. La amenaza existencial que supone el régimen iraní para Israel. El aterrador crecimiento del antisemitismo en los campus universitarios. En las Naciones Unidas, el número de resoluciones anti israelíes en la Asamblea General y en el Consejo de Derechos Humanos y otros organismos es un motivo de mucha preocupación. Para nosotros, como organización internacional, es de gran importancia conectar con las comunidades judías de todo el mundo. En América Latina, si bien hay varias comunidades judías grandes, muchas son pequeñas. Promovemos la continuidad judía y la actividad comunitaria en una serie de actividades, incluyendo la educación y la conmemoración del Holocausto en todo el hemisferio. Somos la primera organización judía acreditada en la Organización de Estados Americanos y nuestro compromiso con muchos gobiernos del hemisferio nos permite discutir y plantear cuestiones de importancia para las comunidades judías de esos lugares.

También damos gran prioridad a la defensa de los mayores, incluida la vivienda asequible y segura, así como a cuestiones que afectan a los mayores como el envejecimiento. Los judíos, vivan donde vivan, suelen tener familias más pequeñas y en esta época, en la que la gente vive más tiempo, eso produjo una amplia franja de personas mayores para cuyas necesidades debemos estar atentos.

– Recientemente vimos vuestra presencia y exigencias en temas como el conflicto con el presidente de Chile e Israel en una importante reunión con la Ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Antonia Urrejola, o vuestra presencia y exigencias en el tema del avión iraní varado en Buenos Aires. Esto demuestra que sus representaciones en el mundo están atentas y trabajan junto a usted desde Washington casi como un seguimiento permanente

– Como organización con sede en Estados Unidos consideramos a los países de América Latina como nuestros vecinos cercanos. Es natural que busquemos, o tratemos de involucrarnos, en la diplomacia pública en una amplia gama de temas. Por eso tenemos una presencia significativa con profesionales y voluntarios en toda la región.


Funcionarios de la Bnai Brith junto con la ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Antonia Urrejola.

– Cómo observan a América Latina y qué temas les preocupan?

– Una de las principales prioridades es la relación bilateral entre los países de América Latina y Estados Unidos. Hemos apoyado los acuerdos de libre comercio para mejorar el bienestar económico de los pueblos de América Latina. Nos preocupan los países dirigidos por autoritarios que utilizan a Israel como chivo expiatorio.

– B’nai B’rith Internacional copatrocinó y participó en el Segundo Foro Anual Centroamérica e Israel, que tuvo lugar en Ciudad de Panamá, ¿puede compartir con nosotros algunas conclusiones?

– El mundo es cada vez más pequeño gracias a Internet. Ahora sabemos más de los demás que nunca. Dado que en Centroamérica hay varias comunidades judías, es importante que nos reunamos periódicamente para discutir nuestra agenda común en materia de derechos humanos, antisemitismo y apoyo a las relaciones sólidas entre los países de la región y el Estado de Israel.

– ¿Cómo se proyecta el año 2023?

– Muchos de los temas de 2022 seguirán con nosotros en 2023: Seguimos preocupados por un Irán que no sólo supone una amenaza para Israel sino para toda la región. Seguimos participando en varios programas destinados a combatir el antisemitismo, la parcialidad en las Naciones Unidas, las cuestiones del envejecimiento y la continuidad de los judíos. Pero también para nosotros, en 2023 B’nai B’rith celebrará nuestro 180º aniversario y todos nosotros celebraremos el 75º aniversario de Israel.

Con todas las dificultades y desafíos que enfrentamos, para los judíos como pueblo, la perseverancia y el optimismo fueron parte de nuestra existencia durante miles de años. Nuestro compromiso con el fortalecimiento y la defensa de la vida judía no flaquea.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat