Inicio ANTISEMITISMO Rojzman, rabino argentino en EEUU: “Pittsburgh mostró lo peor de la sociedad americana y también lo mejor”

Rojzman, rabino argentino en EEUU: “Pittsburgh mostró lo peor de la sociedad americana y también lo mejor”

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol/AJN.- El rabino argentino Mario Rojzman advirtió, a pocas horas de cumplirse el primer aniversario del ataque a la sinagoga Árbol de la Vida de ciudad de Pittsburgh, que hay “un brote especial antisemita en la sociedad americana”.

En una entrevista exclusiva con la Agencia de Noticias AJN desde Nueva York, el rabino sostuvo que “siempre pueden repetirse actos similares” pese a que se incrementaron los presupuestos para reforzar la seguridad en escuelas e instituciones comunitarias.

“Pittsburgh mostró lo peor de la sociedad americana y también lo mejor, porque desde el momento del atentado el judío no quedó solo nunca”, resaltó el referente religioso.

A continuación los tramos más importantes de la entrevista a Mario Rojzman:

-AJN: ¿Qué análisis hace de lo ocurrido hace un año?
-MR:
Se cumple este sábado el primer aniversario del atentado a la sinagoga de Pittsburgh, digo feroz y cobarde atentado a una casa de oración. La persona entra y empieza a tirarle a rajatabla y con odio y una profunda necesidad de matar, lo que le faltó era elegir el mejor horario porque si venía un poco más tarde hubiese matado a mucha más gente de los que somos frecuentes en la vida sinagogal. Sabemos que a primera hora de la mañana viene la gente mayor, la que estuvo esperando tempranito a la mañana que se le haga la hora para poder venir a ver gente o a expresar sus oraciones, y recién empezado el servicio empieza a caer la gente que viene a congregarse a lo mejor por el evento que se celebra ese día. Ese día había un evento a celebrar, el nombramiento de un niñito, así que si esto hubiera pasado dos horas más tarde hubiera sido un desastre mucho más grande, pero no deja de ser una tragedia para los judíos americanos, para los americanos en general.

-AJN: ¿Este hecho lo tomó por sorpresa al judío americano o había cierto caldo de cultivo para que ocurriera?
-MR:
Yo no estoy sorprendido, no estoy sorprendido primero porque vengo de la Argentina donde ya lo vivimos en el cuerpo propio. No estoy sorprendido porque siempre mire cuan ingenuo el americano podía ser en la forma que cuidaba, resguardaba sus instituciones judías. A mí me daba escalofrío. En Argentina el valor de una propiedad al lado de una sinagoga cae automáticamente, aquí suben porque la gente quiere vivir al lado de una sinagoga, le daba tranquilidad, le daba paz y mucha gente que observa el Shabat y las festividades quiere ir caminando al lugar de oración. Así que vivir al lado de una sinagoga era como algo preciado, valorado y a mí siempre me llamó muchísimo la atención por la educación que recibí en mi amada Argentina y los nefastos atentados que nos cambiaron la forma de vernos y ver nuestro alrededor. Pero tampoco me llamó la atención porque yo ví como un blanco supremacista pudo entrar en una clase de Biblia de toda gente de origen americano africano y sentarse sínicamente un rato pretendiendo que va a estudiar y terminó matándolos a todos. Entonces porque iba a creer yo que ese odio contra el negro u odio en un bar donde se congrega gente gay, lesbiana, ese odio iba a terminar ahí y no iba a seguir con los judíos. Si los judíos creemos que el antisemitismo empieza con nosotros nunca termina con nosotros, porque no cree que el odio empieza con otro y siempre te va a encontrar a ti judío. Así que dolor sí, sorpresa no.

-AJN: Los últimos datos de distintas organizaciones confirman un aumento del antisemitismo en EEUU. ¿Hay un brote antisemita en la sociedad estadounidense?
-MR:
Si creo que hay un odio, un brote especial antisemita en la sociedad americana. Yo creo que hay toda una nueva expresión de odio que se fue embistió con un automóvil a una multitud que estaba en contra de manifestaciones de supremacistas y ultranacionalistas blancos le habla a su base con un idioma, así como la base fascista quiere escuchar, y entonces se sienten empoderados. No estoy diciendo de ninguna manera que el presidente Trump sea un antisemita, lo que digo es que su estilo y su base de votantes, muchos blancos supremacistas se siente que antes no tenían voz y voto y ahora sienten que están muy cercana al poder.

-AJN: ¿Cómo evalúa la posición del presidente Trump frente a este hecho y el antisemitismo?
-MR:
El presidente Trump es muy categórico frente al antisemitismo, no lo fue al principio cuando se produjo un ataque en Charlottesville (fue en 2017 cuando un hombre embistió a una multitud que se manifestaban supremacistas y antisupremacistas). Trump dijo buena gente de los dos lados, y la verdad es que no hay buena gente de los dos lados cuando hay un grupo de nazis y del otro lado no hay nazis, hay buenos de un lado y hay terribles monstruos del otro, así que hubo que explicarle que así no se habla.

-AJN: -¿Pueden repetirse actos similares?
-MR:
Siempre pueden repetirse actos similares, pero si hay mucha más seguridad. Se están gastando presupuestos importantísimos en escuelas, sinagogas y centros comunitarios para proteger más y mejor. Las fuerzas de seguridad han seguido a potenciales candidatos a hacer desastres, los han encarcelado por encontrarles literatura o han prevenido de llevar a cabo amenazas que tenían en las redes sociales como “Me estoy preparando para un atentado”, eso ha pasado.

-AJN: Por último, ¿qué modificó en la vida judía el ataque a la sinagoga de Pittsburgh?
-MR:
Pittsburgh mostró lo peor de la sociedad americana y también lo mejor, porque desde el momento del atentado el judío no quedó solo nunca. Han venido a abrazar a la gente de la sinagoga en general, hubo expresiones de solidaridad y han sido inmensas. Eso va desde los musulmanes de la zona que vinieron a rezar junto con los judíos, a decir no tenemos miedo, a gente de expresiones de distintas corrientes religiosas y de ninguna. Así que de vuelta, Pittsburgh mostró lo peor que hay aquí y mostro lo mejor que hay aquí. Yo confío que el bien siempre le gana al mal, pero son días difíciles. El antisemitismo no solamente está creciendo en Estados Unidos sino que en el mundo en general, en Europa, en los países árabes. Fortunas se están gastando para deslegitimizar el derecho a existir, millones se están gastando para deslegitimizar el derecho de existir del Estado de Israel, no solamente si Netanyahu tiene que ser o no primer ministro, eso lo podemos decir todo el tiempo, pero ¿si el país tiene derecho a existir o no existir? Millones se gastan para reinventar la historia y negar el Holocausto. Así que tenemos que estar atentos como estuvimos los últimos 3.000 años y confiados. El pueblo judío es fuerte y aparte tiene muy buenos amigos dentro del mundo no judío, esa es una garantía para nuestra continuidad.
Alrededor de nueve de cada diez judíos estadounidenses creen que el antisemitismo es un problema grave en los Estados Unidos y temen que se extienda, según un estudio del Comité Judío Americano.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat