Inicio ACT. COMUNITARIA Argentina. Los entuertos judíos y rituales en época de coronavirus

Argentina. Los entuertos judíos y rituales en época de coronavirus

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- El director de Cementerios de la AMIA, Salvador Auday, confirmó que los rituales de sepultura de la tradición judía  se cumplen «perfectamente sin ninguna variación», aunque al trasladar al fallecido al cementerio solo se permite la presencia de cinco personas como establece la normativa dictada por el Ministerio de Salud.

En una entrevista con Itón Gadol, Auday dio detalle de las principales consultas que se reciben en la AMIA a la hora de tener que sepultar a un familiar fallecido y resaltó que «pese al coronavirus, el lavados de cuerpos de los fallecidos , como indican los rituales, se realizan tomando todos los recaudos y protocolo».

«Tenemos las consultas y las demandas normales que las tenemos siempre todo el tiempo, socios y no socios. Hemos trabajado mucho en distintas cosas. Hemos trabajado mucho en la cuestión de concientizar a la gente que la cremación por ejemplo no era obligatoria, que era uno de los grandes miedos y grandes temores», comentó.

Vale aclarar que las restricciones en los cementerios judíos se mantienen, ya que sólo el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires comenzó ayer a normalizar su  actividad con una serie de protocolos dispuestos en el marco de la pandemia por el COVID-19.

A continuación los tramos más importantes de la entrevista:

 

-IG: ¿Qué restricciones existen en los cementerios judíos en este tiempo de pandemia por el COVID-19?

-SA: Básicamente los rituales sepultura para nosotros, la comunidad judía, los llevamos perfectamente sin
ninguna variación.

-IG: ¿Qué significa, para el que no sabe, los rituales de sepultura?

-SA: El retiro de un fallecido, el lavado ritual, la sepultura, no ha cambiado nada. Las únicas limitaciones que existen, por disposiciones del Gobierno, tiene que ver con la cantidad de gente que puede concurrir al cementerio, que es hasta 5 personas y los cementerios están cerrados para visitas y cualquier tipo de ceremonias, salvo los sepelios. Únicamente la gente puede ingresar  acompañando un sepelio.

 

 

-IG: Es decir que los sepelios se realizan en forma espaciada…

-SA: De hecho siempre, nunca hay sepelios simultáneos. No hay sepelios simultáneos ahora menos que antes obviamente. Lo que si no hay velatorios, esto es una norma general.

 

-IG: ¿Cuál es la reacción de la gente al protocolo de sepultura en los cementerios?
-SA: La gente obviamente no termina de acostumbrarse. Es muy doloroso a veces para la familia acompañar todos a la última morada, o más aún cuando llegan ceremonias, fechas importantes como es el Shloishim (ceremonia a 30 días del fallecimiento) o el Yortzait (ceremonia al año del fallecimiento), donde la gente quiere ir y no puede ir. Eso se hace difícil. Nosotros en AMIA resolvimos esta cuestión de una manera bastante interesante  haciendo una ceremonia, digamos, de recordación en forma semanal. Básicamente lo que hacemos es invitar a la gente al zoom que hacemos el día domingo en un horario fijo, a todas las familias que tienen un Yortzait, que cae en la semana de un fallecido o lo que fuese, hay una autoridad rabínica que da unas palabras, que dice las oraciones correspondientes, se prende una vela de recordación, la familia tiene la oportunidad de expresar sus sentimientos. Tenemos 70, 80, 100 personas todos los domingos. Es un bálsamo para la gente llevarle está posibilidad, no es cierto. De esa manera hemos logrado mitigar esa sensación de angustia que provoca no poder ir al cementerio.

-IG: ¿Cómo le explicamos a la persona no judía la importancia de un Sholoshim o de un Yorzait?

-SA: Todo esto tiene que ver con el duelo judío. El duelo judío es muy especial, el duelo judío es terapéutico, digamos de alguna manera. El duelo judío te invita a mantener ciertas tradiciones que lo que hacen de alguna manera a seguir ligado durante un tiempo y de determinada manera, de tal forma que cuando realmente pase el año, que es el plazo máximo vamos a decir de duelo, la persona pueda terminar despegando, y no quedarse tapando cosas que más adelante terminan por no ser superadas. Es como el famoso ‘no supero la muerte de la madre’, y a la semana se fue de viaje para olvidarse de todo. Nosotros los judíos tenemos formas muy arraigadas, tanto los más observantes o los menos observantes, situaciones como el Sholishim o el año, el Yortzait, son cosas que nadie deja pasar. Sistemáticamente el judío tiene muy claro, independientemente de su observancia, la cuestión de estar conectado con el alma de la persona fallecida, no. Esa cuestión de lo que hace alma, el Sholishim, el año, todas esas cuestiones tienen que ver con eso, con la conexión con el alma que se fue.

-IG: Se acercan las Altas Fiestas y también es un tema que incumbe fuertemente a la comunidad judía respecto a sus deudos. ¿Qué medidas se aplicarán?

-SA: La verdad es que existe la costumbre judía cerca de Rosh Hashaná de visitar los cementerios. Pero como están las cosas no creo que eso pueda pasar, pero no lo sé, eso va a reglar el Gobierno, y por eso vamos buscando medidas como estas ceremonias de recordación, etc. para que la gente pueda tener ese bálsamo, pero no sabría como conectar la época de las Altas Fiestas con esto, porque es todo nuevo. Acá nos reinventamos todos los días. Acá yo tengo que reinventar esto todos los días y no es fácil.

-IG: ¿Existen quejas de los socios de AMIA por estás dificultades?

-SA: No, tenemos las consultas y las demandas normales que las tenemos siempre todo el tiempo, socios y no socios. Hemos trabajado mucho en distintas cosas. Hemos trabajado mucho en la cuestión de concientizar a la gente que la cremación por ejemplo no era obligatoria, que era uno de los grandes miedos y grandes temores. Todavía sigue siendo, mucha gente está desinformada y considera que porque muchos te recomiendan la cremación, se piensa que es
obligatoria. Hemos corrido mucho para que la gente no tenga este pánico, nos llaman y nos dicen que quieren cremar, y bueno estas son las corridas con las que venimos todos los días, pero gracias a D’s todo encaminado, y hemos podido lograr que el Ministerio de Salud de la Nación nos apruebe un protocolo para el lavado ritual, que lo hicimos nosotros, que la verdad fue muy bueno también. Para nosotros un fallecido por Covid o un fallecido por lo que fuese es exactamente lo mismo.

-IG: ¿Esto se aplica desde el primer mes de la pandemia o  recién ahora?
-SA: No, fue un poco más avanzado, ya no me acuerdo hace dos o tres meses, tuvimos que trabajarlo el protocolo con todos y después reunirnos con el Ministerio para que lo apruebe, por temas de seguridad.

-IG: Cuando se va a enterrar a alguien, ¿hay un rabino en Tablada para recibir a la familia?
-SA: Nada ha cambiado, absolutamente nada, salvo las medidas de seguridad obligatorias, que tienen que ver con vestimentas en los casos de Covid, cuestiones que tienen que ver en general con toda la atención de los cementerios. El rabino, obvio lo puede llevar la familia, no hay problemas si está dentro de ese grupo de gente. Si por supuesto, siempre la persona que va a dirigir el oficio, por supuesto AMIA la provee, pero en el caso de que la familia lleva a su rabino, oficiante o quien se pueda hacer cargo de la ceremonia, eso es absolutamente abierto, no entra dentro de las 5 personas, digamos, eso es aparte.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat