Inicio NOTICIAS “AUSCHWITZ – A 60 años de su liberación”

“AUSCHWITZ – A 60 años de su liberación”

Por
0 Comentario

«Auschwitz 1940-1945» se titula la historia que muchos especialistas consideran la de mayor envergadura, la más completa y fidedigna, de ese monstruoso campo de muerte, baldón y ofensa de la Humanidad. Se basa en documentos alemanes guardados en archivos rusos, que sólo últimamente vieron la luz; así como en trabajos de investigación sobre Auschwitz, realizados a lo largo de más de 50 años.
La obra, que consta de 5 tomos con un total de 1820 páginas, contiene información detallada acerca de los miembros de las S.S. (1), de los nazis y sus colaboradores, de los prisioneros del campo y de los métodos de exterminio utilizados. Fue redactada en Polonia a partir de 1979, con el auspicio del museo estatal «Auschwitz-Birkenau». Se publicó en idioma polaco en 1995, y en 1999 en alemán.
Una versión ampliada ha sido traducida recientemente al inglés, por el educador y cineasta norteamericano William Brand, gracias al aporte económico de Warren Miller, abogado de Washington y ex-fiscal federal. Miller integró, desde 1992, la Comisión Americana encargada de velar por los lugares europeos de interés histórico y cultural para los americanos.

(1) S.S: Schut-Staffel- Tropa de protección del Führer (Hitler).

ALGUNAS OPINIONES.
Eli Rozembaum, director de la Oficina de Investigaciones Especiales del Ministerio de Justicia Americano, que se ocupa de detectar criminales de guerra nazis, consideró a este libro de Historia «un hito destacado y una contribución esencial a la investigación». Dijo que en su Oficina lo usaron cuando se trató de examinar la identidad de personas sospechadas de haber servido como guardianes de los campos, y de haber hallado luego refugio en los EE.UU. El propósito era quitarles la ciudadanía americana y expulsarlos del país.
El presidente del museo en Memoria de la Shoá de Washington, Estados Unidos, Rabino Dr. Irving Grinberg, dijo del trabajo que nos ocupa que es «el más importante por sus datos y por la calidad de sus fuentes».
Por su parte Teresa Sviavotzka, coordinadora del Museo que ayudó a preparar la versión inglesa, comentó que durante años, después de la guerra, las autoridades polacas evitaron referirse al particular sufrimiento de las víctimas judías. Y sólo con la caída del comunismo se corrigieron las deformaciones, tal como lo refleja el nuevo libro. Ella recalcó la magnitud del trabajo realizado: «los investigadores consultaron infinidad de archivos repletos de datos, en una tarea gigantesca. Sin embargo- expresa Sviavotzka- algunos interrogantes críticos quedaron sin respuesta, en especial los referidos al número de víctimas».

NUEVOS CÁLCULOS.
Hasta que las fuerzas soviéticas liberaron Auschwitz y los campamentos aledaños, el 27 de enero de 1945, se calcula que fueron enviadas al lugar, aproximadamente, 1.300.000 personas. 1.100.000 perecieron, y este número incluye a 960.000 judíos. Los números exactos difícilmente lleguen a completarse, ya que los guardianes destruyeron millones de pruebas antes de huir, y en su lugar dejaron documentación de un supuesto instituto «de Higiene y Atención Médica», en un grosero intento de lavar sus culpas.

SE INAUGURA EL INFIERNO.
El libro recorre lo sucedido en Auschwitz desde el 25 de enero de 1940, día en que se decide la instalación del campo en Oswiecim (Oschwienchim), que era el lugar de una base de artillería polaca, perteneciente al distrito de Katovice. Se trataba de un sitio alejado, cercano a la confluencia de los ríos Vístula y Sola, accesible gracias a su proximidad con la red de ferrocarriles.
El primer contingente llegó el 14 de junio de 1940, procediente de Tarnov. Eran 278 presos polacos, en su mayoría estudiantes secundarios y universitarios y prisioneros de guerra. El 6 de julio, uno de esos presos protagonizó la primera fuga del campo. Cuando se conoció el hecho, todos los otros reclusos fueron obligados a permanecer de pie, en formación, durante 20 horas. Muchos recibieron golpes y azotes, y uno de ellos, el judío David Venchevesky, fue el primer ser humano que encontró la muerte en Auschwitz.
Al principio se enviaba a los cautivos a trabajar en la ampliación del campamento y en la construcción del primer crematorio. Los hornos, alimentados con carbón de piedra, recibían inicialmente no menos de 100 cadáveres diarios. Habían sido provistos por una conocida empresa Erfurt (Alemania). La quema de los cuerpos empezó el 15 de Agosto de 1940.
Heinrich Himmler, el comandante de las S.S., visitó el lugar el 1º de Marzo de 1941 y ordenó una gran ampliación y el desalojo de la aldea vecina. Todo ello respondía al propósito de levantar un gran campamento adicional que se llamaría Birkenau, y otros agregados, así como a los planes de construcción de fábricas en las que las empresas «Farben», «Bayer» y otras líderes de la industria alemana, dispondrían del trabajo forzado de los prisioneros. Según declaraciones de Rudolf Franz Hoess (1900-1947), el comandante de Auschwitz que en 1947 sería condenado a morir en la horca, Himmler le confió poco tiempo después que el Führer (Hitler) había ordenado «la solución final del problema judío» (aniquilación de todos los judíos en Europa).

PRIMER CONTINGENTE DE JUDÍOS (1942).
Consta en el libro que, hasta 1942, constituían los reclusos polacos el grupo más numeroso. Se calcula que 150 mil polacos fueron enviados a Auschwitz en el transcurso de la guerra, y que aproximadamente la mitad de ellos sucumbió. A partir de 1941 llegaron prisioneros de guerra soviéticos (entre ellos judíos), y por lo menos 15 mil encontraron allí la muerte, muchos de ellos en los primeros ensayos con la cámara de gas en la que se empleaba el gas tóxico: Ciclón (Zyklon) «B».
El primer grupo de judíos arribó desde Bytom (Polonia), el 15 de Febrero de 1942. Hacia fines de ese año había ya en Auschwitz más judíos que polacos, y desde entonces el campo se fue constituyendo en un centro para el exterminio de judíos.
No obstante, la mayor parte de los 23 mil gitanos que, según se estima, fueron llevados allí, así como 15 mil prisioneros más de otras nacionalidades, fueron también en su gran mayoría asesinados en las cámaras de gas.
Aunque los cálculos efectuados después de la liberación, que se basaban, entre otras cosas, en la actividad de los crematorios, mostraban que tal vez 4 millones de seres humanos habían muerto en Auschwitz, la mayor parte de los investigadores llegó más tarde a la conclusión de que había sido entre un millón y un millón y medio el número de víctimas.

INTENTOS DE REBELIÓN.
Casi 400 páginas de «Auschwitz 1940-1945» están dedicadas al Movimiento Clandestino que funcionó en el campo, y del que no siempre se habló suficientemente.
Los puntos principales en este aspecto se refieren a la actividad de las células de la Resistencia en Auschwitz; al desafortunado intento de rebelión del 7 de octubre de 1944, en el que murieron 451 prisioneros; y a las 802 fugas de reclusos, que permitieron informar al mundo de lo que sucedía. Lamentablemente, los pedidos de auxilio no encontraron el eco esperado.

CRÍMENES SIN CASTIGO.
Basándose en sus legajos personales, la obra incluye también perfiles de muchos de los casi 8 mil hombres y mujeres de las S.S que sirvieron en Auschwitz, los que en su gran mayoría salieron indemnes de la guerra, y ni siquiera fueron juzgados. Su edad promedio era de 36 años, aproximadamente, y un 70% de ellos no había pasado de la escuela primaria.
En toda la historia de Auschwitz –nos informa el trabajo- hubo pocos casos de miembros de la S.S. que se negaban a cumplir órdenes. No se halló documentación acerca de ningún guardián castigado por negarse a colaborar en un asesinato masivo.
«En rigor, no se hizo justicia- escribe un sociólogo polaco en uno de los capítulos del libro. No llegan a 800 los miembros del plantel de las S.S. que alguna vez fueron sometidos a juicio. De ellos, una pequeña proporción fue declarada culpable, y otra menor aún cumplió su condena hasta el fin».
Por Pro. Moishe Korin
Fuentes: Diario Musaf Iediot Ajronot y Jewish Chronicle.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat