Inicio NOTICIAS DAIA presentó su “Informe sobre antisemitismo en la Argentina 2014”

DAIA presentó su “Informe sobre antisemitismo en la Argentina 2014”

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La DAIA presentó su “Informe sobre antisemitismo en la Argentina” correspondiente al año 2014 ayer en el salón de acto de la embajada de la República Federal de Alemania, que contó con la presencia de alumnos del Pestalozzi Schule (Colegio Pestalozzi) de la ciudad de Buenos Aires.

 
El reporte es elaborado por el Centro de Estudios Sociales de la DAIA y se publica en forma regular anualmente desde hace 17 años en base a las denuncias recibidas en la institución, las denunciadas en los medios periodísticos y el INADI. Para el 2014 registra 308 casos, lo que significa un aumento del 30,5% respecto al año 2013, en que totalizaron 236.
 
El embajador de Alemania, Bernhard Graf von Waldersee, participó del evento y dijo: “El gobierno de la República Federal de Alemania considera fundamental reaccionar con decisión ante cualquier forma de antisemitismo. Para nosotros esta es una obligación general que se deriva de los Derechos Humanos universales. Pero, naturalmente, la experiencia histórica de lo que puede causar el antisemitismo nos impone a nosotros los alemanes, las generaciones posteriores y los inmigrantes una obligación especial de manifestarnos claramente contra el antisemitismo”. 
 
“No debemos ser indiferentes ante los hechos, no debemos callar cuando se ofenden a rabinos en la vía pública, no debemos callar cuando se profanan cementerios judíos, no debemos callar cuando se comenten delitos antisemitas, no debemos callar cuando aparecen prejuicios antisemitas, ya sean evidentes o encubierto. Ante todas estas circunstancias no debemos callar porque el antisemitismo y el racismo amenazan nuestros valores fundamentales: los valores de la democracia, de la diversidad y del respeto de los derechos humanos”, remarcó.
 
A continuación, el vicepresidente primero de la DAIA en ejercicio de la presidencia, Ricardo Furman, utilizó una frase de Martin Luther King en la que el difunto líder estadounidense afirmó que no hay nada más peligroso que la ignorancia y la estupidez que la cantidad de malas personas: “Muchas veces el silencio de las personas que piensan distinto hace que la voz de los escasos malos triunfe. El antisemitismo y la discriminación es básicamente eso, porque creo que mucha gente antisemita discrimina, en muchos casos, por ignorancia más que por maldad intrínseca. Por eso hay que poner el foco en la educación y en la prevención. Obviamente si hay un acto antisemita o discriminatorio hay que aplicar la ley, pero es fundamental el tema educativo”.
 
Luego se emitió un video de la Anti Defamation League (ADL) en el que se ponderó el trabajo realizado por el Centro de Estudios Sociales de la DAIA por recopilar y editar desde hace 17 años el “Informe sobre antisemitismo en la Argentina”. A continuación se proyectó un material que reproducía la distribución de las denuncias territorialmente. Estas marcan un aumento significativo en Internet y llegan al 49%. Las relacionadas con la situación en Medio Oriente alcanzan el 36%, algo que se notó especialmente en los meses en que se produjo el enfrentamiento entre Hamas y el Estado de Israel, y la utilización de simbología nazi llegó al 28%. Además las  expresiones xenofabas llegaron al 19%.
 
Verónica Constantino, miembro del Centro de Estudios Sociales de la DAIA, explicó: “Hasta el 2014 se tomaba como denuncia cada noticia en la que se hacían comentarios antisemitas. A partir del 2015 entendimos que en realidad está manera de registrar no expresa la problemática del antisemitismo en Internet, entonces se comenzó a registrar como denuncia cada una de las expresiones antisemitas que realiza cada uno de los usuarios en los foros de opinión o en redes sociales, con lo cual podemos estimar que, por este motivo, en el 2015 va a haber un aumento significativo de los hechos denunciados, además de por el actual conflicto y problemática que está viviendo Israel”.
 
En diálogo con la Agencia Judía de Noticias,  Leopoldo Schiffrin, juez de la Cámara Federal de la ciudad de La Plata, dijo: “La Cámara es tolerante, las diferencias son políticas. La Plata no es una ciudad embebida de antisemitismo, en otros tiempos más lejanos lo fue. Ahora lo que nos preocupa es el caso Nisman, porque la gente no lo sabe, pero una parte de su investigación está en el juzgado de Lomas de Zamora y está en consideración de la Sala [de la Cámara Federal] que yo integro, porque hubo una apelación del imputado Zaref en un expediente muy interesante”.
 
Sobre los datos enumerados en la presentación del Informe sobre antisemitismo en la Argentina, el juez manifestó: “Es preocupante, siempre el tipo de educación y tradición en la Argentina, como en tantos países, tiene una especie de antisemitismo larvado que es muy difícil [de erradicar] y que tal vez [se logre] con un enorme trabajo cultural. El antisemitismo que corre como un arroyito subterráneo que está es muy difícil de eliminar”.
 
El informe es prologado por el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, presentado por el director ejecutivo de la institución, Víctor Garelik, y cuenta con un prefacio de Pedro Mouratian, interventor del Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobía y el Racismo. 
 
Está dividido en varios capítulos: analiza y clasifica las 308 denuncias registradas y los aspectos jurídicos de las mismas, se refiere a los medios masivos de comunicación y el conflicto palestino-israelí, a las agrupaciones y publicaciones con contenido antisemita, a las pintadas antisemitas, al antisemitismo en Internet, a los principales incidentes antisemitas en todo el mundo en el año 2014, y a las conclusiones de la directora del Centro de Estudios Sociales de la DAIA, Marisa Braylan. También incluye dos anexos, el primero en el que se vuelcan las 308 denuncias consideradas y el segundo que consta con la traducción al alemán de dos de los capítulos, el relacionado con las estadísticas y la incidencia del conflicto palestino-israelí y el Anexo 1.
 
Entre los presentes se encontraban miembros del actual Consejo Directivo de la DAIA, los ex presidentes Roberto Zajdenberg y Aldo Donzis; Diana Wang, presidente de Generaciones de la Shoá; Claudio Avruj, subsecretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Gustavo Sakkal, presidente del Museo del Holocausto; y el legislador de la ciudad de Buenos Aires Daniel Lipovetzky, quien hizo entrega a las autoridades de la DAIA de un diploma de la Legislatura porteña que certifica la declaración, por parte de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de Interés Cultural los libros denominados “Informes sobre Antisemitismo en la Argentina” y “Exclusión e Inclusión 3” que editó la DAIA.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat