Inicio NOTICIAS Israel. La historia de dos reinas de belleza

Israel. La historia de dos reinas de belleza

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Comencemos por reconocer que hay algo profundamente anacrónico sobre concursos de belleza en el siglo XXI. La idea de que pavoneándose en trajes de baño del tamaño de estampillas y de responder a las preguntas tontas en menos tiempo de lo que se tarda en aplicar el lápiz labial son medidas por las cuales juzgar la belleza y la bondad de las mujeres solteras parece pertenecer a otra época. Otro siglo, incluso.

Hace décadas, activistas feministas furiosas lanzaron sostenes, fajas y otros “instrumentos de tortura femenina” en un gran tacho de basura afuera de un concurso de Miss América en Atlantic City, Nueva York, y aunque sus tácticas pudieron haber sido melodramáticas, su mensaje era el punto: se trata de desfiles de tacón reforzado, un estándar de belleza que era, para la mayoría de las mujeres, inalcanzable y opresivo.

Sin embargo, los concursos de belleza también puede servir como un reflejo de las normas y expectativas sociales, una prueba de la forma en la que nos vemos a nosotros mismos. La primera mujer judía que se convirtió en Miss América, Bess Myerson, elevó la imagen de sí misma ante sus mujeres correligionarias. La primera afroamericana en ser coronada Miss América, Vanessa Williams, disipó el mito de que el negro nunca podría ser hermoso. ¿Tuvo tanto impacto en la sociedad como la primera judía juez de la Corte Suprema o el primer presidente afroamericano? Por supuesto que no. Pero cercenó un prejuicio que nunca debería haber estado allí en primer lugar.

Ahora tenemos a la primera mujer de la historia de origen indio que se nombrará Miss América, pocos meses después de que la primera etíope que se coronó Miss Israel. Tonos oscuros están sustituyendo el requisito monótono de la belleza convencional: piel blanca con cabello rubio. Ya no tienen que bailar ballet o cantar otra para ganar.

Ain embargo, esa es la respuesta nacional. Cuando Yityish “Titi” Aynaw fue coronada Miss Israel en marzo, la mujer esbelta con la piel negra azabache y la historia de vida inspiradora era un poderoso símbolo de la integración de inmigrantes, sobre todo para los etíopes de clases bajas. A tal medida que se extendió a través de una gira por América, con escalas que van desde escuelas judías de la Casa Blanca.

Por desgracia, al día siguiente de la designación hubo una colección de mensajes racistas, sobre todo en la red social twitter, donde un presentador de Fox News Radio llamó al concurso "Miss América políticamente correcto”. Algunos de los tweets más anónimos eran mucho peores. Hubo, como era previsible, una reacción a la reacción, con un montón de mensajes de apoyo para la ganadora nacido en Nueva York.

Es difícil evaluar la cantidad de mensajes de Twitter que deben ser tomados en serio o si fue aprovechada por los presentadores de noticias en busca de algo que informar. Pero parecía lo suficientemente serio para la Liga Anti – Difamación (ADL, por sus siglas en inglés).

“Hemos pasado por esto antes”, escribió el director nacional de ADL, Abraham Foxman. “Bess Myerson enfrenta los prejuicios y la intolerancia abierta de tantos patrocinadores y eventos relacionados con el certamen que se negó a reconocer su título. Aunque los tiempos han cambiado desde entonces – y el espectáculo se ha vuelto más inclusivo y ha abrazado la diversidad – la reacción de algunos sectores de la coronación es un recordatorio de lo mucho que queda por hacer en este país para garantizar que Estados Unidos siga siendo un lugar donde no hay espacio para el odio”.

Incluso los concursos de belleza pueden enseñarnos algo.*

*Editorial del Jewish Daily Forward, un diario judío-americano publicado en la ciudad de Nueva York.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat