Inicio NOTICIAS Para el rabino Polakoff, la detención del grupo neonazi “fortalece” a la comunidad

Para el rabino Polakoff, la detención del grupo neonazi “fortalece” a la comunidad

Por
0 Comentario

El rabino de la comunidad judía de Córdoba Marcelo Polakoff afirmó que la detención de dos hombres vinculados a un grupo neonazi dedicado a adoctrinar a jóvenes en Buenos Aires y Córdoba, termina por “fortalecer” a los judíos.
Para el líder religioso, estos casos de neonazis tiene un carácter “entre delirante y patológico”, ya que –según su interpretación- es “un problema que no tiene que ver con el objetivo de los odiados, sino de aquellos que tienen las necesidad de estar por encima de los demás”.
“Esto responde a la teoría de la superioridad de unos sobre otros. Esconde situaciones de dramatismo”, agregó Polakoff en declaraciones radiales.
Dos personas, entre ellas un oficial de la Policía Metropolitana, fueron detenidas acusadas de participar en una organización neonazi dedicada a adoctrinar a menores en prácticas antisemitas.
El caso comenzó a partir de una denuncia realizada en octubre de 2010 ante la DAIA por la familia de un chico de 15 años que había sido atrapado ideológicamente por una red xenófoba.
Luego la representación política de la comunidad judía argentina llevó el caso a la división de Conducta Discriminatoria de la Policía Federal.
La investigación duró más de 10 meses y, luego de tres allanamientos que se realizaron en Córdoba, Ituzaingó y Lugano, se logró detener a dos integrantes de esta banda autodenominaba Alba-Thule.
Uno de los detenidos es el agente de la Policía Metropolitana Gabriel Bohdan Sobenkoe, quien fue acusado de integrar un grupo neonazi que adoctrinaba a menores en prácticas antisemitas.
Bohdan Sobenkoe tiene 21 años y está en esa fuerza desde septiembre de 2009. De acuerdo a lo determinado por la investigación, el policía es un skinhead cuya función sería enviar mails indicando dónde y cuándo se realizaban las reuniones del grupo neonazi.
En tanto, el líder de la organización fue arrestado en Córdoba y fue identificado como Carlos Santiago Belveder, de 37 años.
En los procedimientos se secuestraron varias CPU y CD con propaganda nazi, distintos elementos para captar a sus adeptos a esta doctrina, y también para ejercer la violencia, como manoplas y bastones extendibles de metal, entre otros, de acuerdo a lo precisado por la policía.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat