Inicio NOTICIAS EL LARGO BRAZO DEL ANTISIONISMO
Por Natalio Steiner*

EL LARGO BRAZO DEL ANTISIONISMO
Por Natalio Steiner*

Por
0 Comentario

Un vandálico grupo de 20 jóvenes de una agrupación marxista-leninista trasnochada llevó adelante su política patoteril más que nada porque en la Argentina esta instalada la cultura de la impunidad.
Durante la oleada judeofóbica que la comunidad sufriera en enero de este año el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, advirtió atinadamente al gobierno nacional que el Holocausto no comenzó con cámaras de gas sino con la incitación a través de la palabra. De igual manera estos hechos recientes no comenzaron con el festejo porteño de Iom Haatzmaut sino con la incansable prédica antisionista del chavista Luis D´Elia, "ex " funcionario kirchnerista y referente ideológico y puntero de dicha corriente.
La agresión del domingo 17-05 no empezó en dicha fecha sino en julio 2006 cuando grupos de Quebracho, con total impunidad, cercaron, munidos de capuchas y palos, la embajada de Irán para impedir una manifestación juvenil pacífica de la juventud judía contra Ahmadinejhad. A pesar que en una democracia el monopolio del poder y la fuerza lo debe detentar un gobierno, el kirchnerismo ha concesionado parte del poder en ciertos grupos indefinidos que a veces le son funcionales. Es que el kirchnerismo ya no puede disimular una política exterior antiisraelí y pro-palestina que otros como Quebracho, Convergencia Socialista y ahora FAR  traducen en acciones intimidatorias o violentas ante una policía ausente o confundida por la ambiguedad del poder.
El ataque  se veía venir. Cuando la DAIA, AMIA y OSA organizaron en enero pasado un timorato acto de apoyo a Israel en el subsuelo de Pasteur 633, a metros de la misma AMIA, un grupo de Quebracho enarbolaba banderas del Hizbollah y otra columna más importante que se organizaba fue frenada por oportuna acción política.
Los hechos acaecidos en el Iom Haatzmaut porteño podrían volver a repetirse y hasta podrían cobrarse algún muerto si es que el gobierno nacional no abandona su ambiguedad ideológica y se define claramente en defensa de la civilidad frente al salvaje. También podrán repetirse si una comunidad judía adormecida y desmovilizada por la indolencia y la política del avestruz ve esto como un hecho casual y no como una expresión más de una extensa campaña judeofobica que acompaña a la historia judía contemporánea.
No es hora de esconder la cabeza; es hora de asumir la identidad con orgullo y a través de los resortes legales poner un freno a esta chusma pseudoprogresista enceguecida por prejuicios ancestrales y deformaciones de la historia.

* co- director de  Comunidades,conferencista, ensayista./gentileza: Música y vida de Israel

 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat