Inicio NOTICIAS «Israel no atacará por su cuenta las plantas nucleares de Irán»
ENTREVISTA: LEON PANETTA Director de la CIA

«Israel no atacará por su cuenta las plantas nucleares de Irán»
ENTREVISTA: LEON PANETTA Director de la CIA

Por
0 Comentario

Pregunta. Acaba de volver de visitar al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para advertirle de que no atacara las plantas nucleares de Irán sin consultar antes con EE UU, que está tratando de negociar con Irán por la vía diplomática. ¿Confía en que Netanyahu no va a atacar Irán?

Respuesta. Sí. Es evidente que los israelíes están preocupados por Irán. Pero él entiende que si Israel actúa por su cuenta, esto acarreará muchos problemas. Sabe que, por el bien de la seguridad de Israel, tiene que colaborar con los demás.

P. ¿Cuáles son las prioridades de la CIA en la Administración Obama?

R. El antiterrorismo es la principal misión de la CIA. Al Qaeda sigue constituyendo la amenaza más grave para Estados Unidos y la de nuestros aliados en el extranjero. Sus líderes en Pakistán siguen conspirando contra nosotros. Sus filiales y sus seguidores en Irán, el norte y el este de África y la península Arábiga siguen desarrollando planes que amenazan a EE UU y a su capacidad para sobrevivir. Por consiguiente, el objetivo primordial de la CIA es debilitar, desmantelar y derrotar a Al Qaeda.

Estamos sometiendo a mucha presión a los líderes de Al Qaeda en las zonas tribales de Pakistán. De hecho, hay numerosas pruebas de que nuestra estrategia está funcionando. Una idea de nuestro éxito nos la da el que Al Qaeda esté buscando refugio en otro lugar. Uno de los peligros a los que nos enfrentamos es el hecho de que, a medida que damos al traste con sus operaciones en Pakistán, buscarán otros refugios. Somalia y Yemen son posibles refugios seguros para Al Qaeda.

Aunque es crucial desbaratar a la cúpula, instalada en Pakistán, sabemos que, por sí sólo, esto no eliminará el peligro. Por esta razón, nuestro objetivo es perseguir a Al Qaeda hasta cualquier escondrijo y tratar de destruirla. En Afganistán, la insurgencia talibán está extendiéndose. En un país con instituciones políticas frágiles y una economía en quiebra, estabilizar la situación exige no sólo un aumento de tropas, sino también una intensificación de las operaciones de espionaje.

La amenaza que representa Irán tiene toda nuestra atención. Irán es una fuerza desestabilizadora en Oriente Próximo. Irán aspira a ser una potencia dominante en la zona a través de su programa nuclear, inmiscuyéndose en Irak, a través de sus relaciones con Siria y mediante su apoyo a Hamás y a Hezbolá. Evaluar las intenciones de Irán es, por tanto, una de las prioridades.

Por último, actualmente hay muchos miembros del Congreso de Estados Unidos que quieren centrarse en el pasado [en lo que sucedió durante la Administración de Bush]. No quiero negar la importancia de extraer lecciones de ese periodo. Pero tenemos que tener mucho cuidado de no olvidar nuestras responsabilidades con el presente y el futuro. Somos una nación en guerra. Tenemos que enfrentarnos a esta realidad cada día. Por tanto, no podemos analizar el pasado de forma que se produzca una división política que interfiera con nuestra capacidad para centrarnos en los que puedan amenazar a EE UU.

Lo que sí diré es que, ahora y en el futuro, haga lo que haga la CIA, lo hará en consonancia con la Constitución y con los valores que Estados Unidos representa. Creo firmemente, al igual que el presidente Obama, que no tenemos que elegir entre nuestros valores y nuestra seguridad.

P. Usted afirma que la estrategia de la CIA contra Al Qaeda y sus aliados está funcionando en la región fronteriza entre Pakistán y Afganistán. No obstante, algunos escépticos aseguran que los ataques con aviones teledirigidos en las zonas tribales sólo han matado a 14 agentes de nivel medio, mientras que han acabado con la vida de más de 700 civiles. ¿No contribuye eso más a fomentar un mayor sentimiento antiestadounidense en Pakistán?

R. Las operaciones han sido muy eficaces porque han sido precisas en lo que se refiere a derribar objetivos con un mínimo de daños colaterales. A veces los detractores sacan víctimas de otras operaciones menos precisas, por ejemplo de ataques de aviones F-16, que se adentran en estas zonas y pueden causar daños colaterales significativos. Le aseguro que en lo que respecta a nuestra estrategia, es muy precisa. Y, honestamente, es la única forma de debilitar el liderazgo de Al Qaeda.

P. Cuando era presidente de Pakistán, Pervez Musharraf afirmó que los activos nucleares de Pakistán estaban más seguros que los de la antigua Unión Soviética. ¿Cree que las armas nucleares de Pakistán están seguras?

R. Con respecto a las armas nucleares de Pakistán, estamos intentando saber dónde están ubicadas. Estamos convencidos de que los paquistaníes tienen un método bastante seguro para tratar de proteger estas armas. Es evidente que lo último que queremos es que los talibanes lleguen algún día a tener acceso a las armas nucleares de Pakistán.

P. ¿Desbaratar las redes de Al Qaeda es suficiente para que reine la estabilidad en la frontera entre Pakistán y Afganistán?

R. No podemos vencer únicamente con medios militares. Si queremos desarrollar la estabilidad a largo plazo en Pakistán o en Afganistán, tenemos que contar con la colaboración de las zonas tribales. Está claro que lo que sucede es que Al Qaeda y sus aliados se alimentan de la frustración de la gente, que siente que no tiene ninguna oportunidad. Al fin y al cabo, lo que importa es la educación, la alimentación y la seguridad personal. La razón por la que los talibanes han tenido éxito en las zonas tribales es porque se acercan a las personas en zonas en las que reina el caos y les dicen: "Podemos poner orden". Eso es lo que más daño nos hace. Tenemos que ser capaces de responder a aquellos que buscan orden y seguridad.

P. ¿Qué les ha enseñado el episodio del valle de Swat sobre lo que piensan los líderes paquistaníes de la amenaza de Al Qaeda y de los talibanes?

R. En Pakistán, siempre se han centrado en la amenaza de India, no en las zonas tribales. Si los paquistaníes se dan cuenta de que estos grupos suponen una verdadera amenaza, podremos forjar la alianza que necesitamos. Creo que están empezando a hacerlo. elpais.es

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat