Inicio NOTICIAS Rabin. Mil invitados en los actos recordatorios y campañas de extremistas de derecha

Rabin. Mil invitados en los actos recordatorios y campañas de extremistas de derecha

Por
0 Comentario

El décimo aniversario del asesinato de Isaac Rabin a manos de un extremista judío se recordará hoy lunes con dos actos oficiales, en el mausoleo que guarda sus restos y en el Parlamento, y con la inauguración de un centro de estudios, a los que asistirán mil invitados.

Entre esos invitados se encuentran el ex presidente estadounidense Bill Clinton, y el alto representante de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Javier Solana, que participarán esta tarde en los actos en el cementerio del Monte Herzl de Jerusalén, y en la Kneset.

Los actos se celebrarán en medio de estrictas medidas de seguridad para proteger a los visitantes tras la muerte hoy, en operaciones del Ejército, del supuesto jefe de la milicia islámica de Hamas en la ciudad de Naplusa, y de otro palestino en Gaza.

La policía en Jerusalén frustró una campaña de extremistas de la derecha nacionalista que se disponían a fijar carteles con la imagen del general Rabin, artífice de la victoria en la ‘guerra de los seis días’ (1967), vestido con el uniforme de un oficial nazi.

Uno de los sospechosos, un muchacho de 15 años, fue detenido el sábado pasado, según fuentes policiales. Los carteles incautados llamaban a la población a ‘regocijarse con la caída del perverso Isaac Rabin. Su nombre sea borrado’.

El magnicida, Igal Amir, entonces un estudiante de leyes de 27 años, condenado a cadena perpetua, lo ultimó de tres balazos por la espalda para impedir que ‘levante un Estado palestino en el corazón de la Tierra de Israel’ tras los acuerdos de Oslo (1993), y de reconciliarse con el fallecido líder palestino Yaser Arafat.

Los disparos los efectuó cuando Rabin se retiraba después de arengar a una masa de manifestantes del sector pacifista en la Plaza de los Reyes de Israel, en Tel Aviv, que ahora lleva su nombre.

Amir, militante del sionismo religioso, logró frenar de hecho el proceso de paz entre israelíes y palestinos, que a diez años de esos históricos acuerdos se halla actualmente, una vez más, empantanado.

También participan en los actos el primer ministro de Etiopía, Meles Zenaui; los ministros de Asuntos Exteriores de Hungría, Ferenc Samogvy, y de Noruega, Jonas Stoere; la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, y uno de sus antecesores, James Baker; el asesor de seguridad de Rusia, Igor Ivanov, y la senadora estadounidense por Nueva York, Hillary Clinton.

El rey jordano Abdalá II, que tenía previsto participar en los actos oficiales, canceló la visita a raíz de los ataques terroristas de suicidas islámicos de Al Qaeda que el pasado miércoles causaron 57 muertos al inmolarse en tres hoteles Ammán.

Las conmemoraciones oficiales comenzaron con el encendido por los Boy Scouts de Israel de 3.650 velas -una por cada día desde que se produjo el asesinato-, y con la colocación de la ‘mezuza’, el tradicional amuleto judío, que por orden bíblica debe colocarse en los marcos de las puertas de hogares y edificios, en el Centro de Estudios Rabin.

La inauguración de un ala del Centro, aún en construcción, tendrá lugar esta noche en Tel Aviv después de una sesión extraordinaria, a las 13.00 GMT en la Cámara Legislativa.

El Centro Rabin contará, entre otras instalaciones, con un museo sobre la historia del Estado israelí, fundado en 1948, hasta el magnicidio, el 4 de noviembre de 1995. El aniversario en Israel se conmemora según la fecha correspondiente en el calendario hebreo.

Los visitantes serán recibidos con la voz del primer ministro Rabin en fragmentos del discurso que sobre la paz con los palestinos y contra la violencia pronunció delante de decenas de miles de manifestantes concentrados en la plaza central de Tel Aviv.

El edificio, proyectado por el arquitecto Moshé Safdíe, se levanta sobre un ‘bunker’ subterráneo construido en la década de los años 50 -en plena ‘guerra fría’ entre EEUU y la URSS, y en medio del conflicto con sus vecinos árabes- para proteger a los líderes del Gobierno y jefes de seguridad para el caso de un ataque atómico.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat