Inicio NOTICIAS Mujeres musulmanas festejan que la Barbie se ponga el velo islámico por primera vez

Mujeres musulmanas festejan que la Barbie se ponga el velo islámico por primera vez

Por
0 Comentario

 Itongadol.- La empresa que la fabrica lo hizo en honor a la primera atleta que usó el hiyab en los Juegos Olímpicos.

"¡Me siento orgullosa de saber que las niñas pequeñas de todo el mundo podrán jugar con una Barbie que elige llevar hiyab! Es un sueño infantil hecho realidad", escribió en las redes sociales la esgrimista estadounidense Ibtihaj Muhammad, que en los Juegos Olímpicos de Río compitió con la cabeza cubierta, y en cuyo honor la empresa Mattel presentó el lunes en Nueva York la primera muñeca Barbie con el velo islámico.

A casi 11.000 kilómetros de ahí, en la fastuosa ciudad de Doha, en Qatar, la mayoría de las mujeres que caminan por las calles usan el clásico velo. A algunas les deja ver el rostro, a otras les tapa toda la cara: solo quedan los ojos a la vista.

Un tanto lejos de la noticia del próximo nacimiento de la Barbie islámica – se venderá por Internet a partir de 2018 -, esas mujeres sin embargo piensan y sienten de manera muy similar a la atleta norteamericana.

Consultadas por Clarín, por separado y con matices, todas dijeron que les parece bien el lanzamiento de una muñeca Barbie que luzca en su cabeza el mismo hiyab que ellas usan cotidianamente. Los argumentos son diferentes pero, en general, apuntan a una reivindicación orgullosa de sus tradiciones.

Almas Lokhandwala estudia Derecho en la Universidad de Estudios Islámicos de Qatar. Recibe a Clarín en el imponente edificio ubicado dentro de “la Ciudad de la Educación”, una muy ambiciosa iniciativa de la Fundación Qatar para la Educación, la Ciencia y Desarrollo de la Comunidad, que cubre 14 kilómetros cuadrados de edificios educativos, muchos de ellos pertenecientes a las más importantes universidades del mundo.

La joven Lokhandwala sonríe ante la pregunta de Clarín y dice que sí, que le parece bien que salga al mercado esa Barbie. “Yo uso hiyab más por tradición que por religión. Está bien que hagan esa Barbie porque cuando una niña ve a su madre, o a su tía o a otra persona mayor que usa el velo, también le va a gustar que la muñeca lo tenga ", dice. A pocos metros, un grupo de profesores y alumnos rezan en la enorme mezquita ubicada dentro de la universidad, donde se enseñan las ciencias de punta.

Frente a las aguas el Golfo Pérsico está Souq Waqif, el tradicional mercado de Doha. Allí los hombres fuman el narguile y los restaurantes típicos se llenan de turistas. Siam Basln usa el velo y se sorprende con la pregunta de la nueva Barbie. No sabía la noticia. “Creo que está bien. Va a servir para transmitir mejor el islam a los chicos. Puede ser una buena opción para eso”. Se acerca Haneen Yousef y coincide. “Está bien, sobre todo para que los chicos ya jueguen con el velo desde que son chicos, que lo incorporen en sus juguetes”.

Hay otra mujer a la que le cuesta encontrar una respuesta. La piensa una y otra vez y finalmente suelta que sí, que puede estar bien la Barbie con hiyab “para que los chicos desde bien chicos vean cómo se usa el velo”. Cuando se le pregunta el nombre prefiere no contestar. “Te doy el nombre de mi marido: Abdalá”, contesta.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat