Inicio NOTICIAS Una de las víctimas del ataque en Manhattan es un judío argentino

Una de las víctimas del ataque en Manhattan es un judío argentino

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Cinco de las víctimas que murieron en el ataque de ayer en Manhattan eran de Argentina, y una de ellas era judía: Ariel Erlij.

El atentado en Nueva York dejó ayer, en plena festividad de Halloween, ocho muertos y 12 heridos luego de que una camioneta atropellara a varias personas que circulaban por una bicisenda en el barrio de Tribeca (Manhattan). La policía de la ciudad mantiene al conductor, identificado como Sayfullo Habibullaevic Saipov, bajo custodia y atendido en un hospital cercano.

Entre las víctimas del ataque había cinco ciudadanos argentinos que festejaban los 30 años de su graduación y otro que sufrió heridas, informó la cancillería en Buenos Aires.

Se trata de Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi. Por su parte, Martín Ludovico Marro se encuentra internado en el Presbiterian Hospital de Manhattan recuperándose de las heridas sufridas y fuera de peligro, según el parte médico oficial.

Ariel Erlij era un empresario que poseía una fábrica de acero en Rosario. Se encontraba en Manhattan con nueve amigos de la infancia, celebrando treinta años desde que terminaron la escuela secundaria.

Según informó el diario La Nación, Erlij, de 48 años, fue uno de los que incentivó el viaje y ayudó a costear los pasajes al grupo.

Además, una mujer belga es otra de las ocho víctimas mortales del acto terrorista.

El alcalde, Bill de Blasio, afirmó que se trató de “un acto de terror cobarde” y pidió a los residentes que se mantengan en alerta, aunque de momento no se considera el ataque una operación terrorista. Saipov recibió un disparo de un oficial de policía cuando intentaba huir minutos después del ataque y fue trasladado a un hospital local, donde se estaba recuperando de una herida abdominal.

El hombre acusado tiene 29 años, es procedente de Uzbequistán y residente desde 2010 en Tampa (Florida). Según las autoridades, pudo haber trabajado como conductor y haber vivido en Nueva Jersey después de emigrar de Uzbekistán hace siete años.

Según CNN y otros medios de comunicación, el sospechoso gritó “Allahu Akbar”, en árabe, “Dios es grande”, después de saltar de su camión, que había chocado contra un colectivo escolar mientras se alejaba. También dejó una nota en la que afirmaba haber llevado a cabo el asalto mortal en nombre del grupo militante del Estado Islámico, según informes.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, no quiso hacer ningún comentario sobre ese informe cuando los periodistas le preguntaron en una conferencia de prensa. “Es demasiado pronto para darle una respuesta definitiva”, manifestó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat