Inicio MEDIO ORIENTE Arabia Saudita recibe a corredores israelíes para el Rally Dakar tras nuevos avances

Arabia Saudita recibe a corredores israelíes para el Rally Dakar tras nuevos avances

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Entre los equipos cuyos autos corrieron por las dunas en el Rally Dakar en Arabia Saudita este mes, hubo dos cuya presencia hubiera sido impensable hace un año.

La participación de israelíes en las categorías de vehículos ligeros y camiones del rally se produce después de un acercamiento entre Israel y los Estados árabes que ha ido a toda velocidad, impulsado por el silencioso asentimiento de Riad.

En total, diez conductores, navegantes y personal de apoyo ingresaron a Arabia Saudita con pasaportes israelíes, según el miembro del equipo Omer Pearl.

«Fue extraordinario: enormes dunas que se extienden por cientos de kilómetros», dijo Danny Pearl, uno de los conductores israelíes y padre de Omer.

Durante décadas, Arabia Saudita, lugar de nacimiento del islam y partidaria de la causa palestina, evitó los contactos oficiales con Israel, siendo la retórica virulenta antijudía la norma entre los clérigos.

Pero Riad dio su consentimiento a la normalización de las relaciones negociada por Estados Unidos el año pasado de Israel con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, aunque se abstuvo de establecer lazos plenos. Desde entonces, a los aviones israelíes se les ha permitido cruzar el espacio aéreo saudita, reduciendo los tiempos de vuelo.

Sin embargo, el sitio web del rally enumeró a los equipos como belga y estadounidense, un posible indicador de la renuencia oficial a publicitar la presencia israelí.

La oficina de medios del gobierno saudita y los portavoces de la carrera no respondieron al respecto.

El rally anual comenzó en 1978 como una carrera desde París a la capital senegalesa, Dakar, pero se mudó desde África por razones de seguridad en 2009. La carrera ahora se lleva a cabo íntegramente en Arabia Saudita, después de una temporada en América del Sur, donde algunos países se retiraron de albergar partes de la ruta debido a preocupaciones sobre su impacto ambiental.

La carrera comenzó en Jeddah, su ruta tortuosa pasaba por Riad, Ha’il y la nueva zona de meganegocios llamada Neom en construcción en el extremo norte del Mar Rojo.

Terminó en Jeddah el viernes, con los equipos israelíes de vehículos ligeros y camiones en el puesto 40 y 18 en la clasificación general, respectivamente.

Según se informó hace tres semanas, hay expectativas entre algunos funcionarios israelíes de los más altos niveles de que haya una normalización entre Israel y Arabia Saudita para fines de 2021.

Las afirmaciones se producen tras una serie de declaraciones, a veces complementarias y a veces aparentemente contradictorias, de altos funcionarios israelíes en los últimos meses, a medida que se avanza en la tendencia a la normalización. Frente a los dichos oficiales, el Ministerio de Relaciones Exteriores no ha realizado ningún comentario.

El ministro de Inteligencia Eli Cohen dijo que podría llegar a un acuerdo con los saudíes durante el próximo año.

Esto se produjo después de la declaración de Cohen el 2 de noviembre de que un acuerdo con los saudíes podría estar cerca, aunque matizó su predicción a la luz de la incertidumbre en ese momento sobre quién ganaría las elecciones de EE.UU., así como su futura política respecto a Irán.

El 23 de noviembre se informó ampliamente que el primer ministro Benjamín Netanyahu se había reunido con el Príncipe Heredero saudí Mohammed bin Salman (MBS) como parte de una visita conjunta al país suní clave junto con el Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo.

Un aluvión de confirmaciones y negaciones – el propio Netanyahu se negó públicamente a hacer comentarios – parecía dejar claro que la visita había sucedido y era vista como una señal de que las relaciones avanzaban, pero se suponía que se había mantenido en secreto.

El 25 de octubre, el Canal 12 informó que el director del Mossad, Yossi Cohen, había dicho en privado a los que le rodeaban que los saudíes esperaban hasta después de las elecciones de EE.UU., pero que podrían anunciar la normalización como un «regalo» al ganador. La implicación del informe era que ese anuncio podría incluso llegar casi inmediatamente después de las elecciones si el ganador era Trump.

Sin embargo, dado que Joe Biden ganó las elecciones, aunque los saudíes todavía querrían un acuerdo de normalización con Israel, no habría necesariamente una línea de tiempo clara.

Cohen había hecho hincapié en que los sauditas no querían hacer un regalo a Trump y luego no obtener nada por ello cuando una administración Biden tomara las riendas, ya que entendió en ese momento que una administración Biden podría querer vincular la normalización con los sauditas para avanzar en las negociaciones con los palestinos.

El jefe del Mossad Cohen, sugirió primero la posibilidad de establecer vínculos oficiales con los sauditas en una rara entrevista grabada con el Canal 12 a mediados de septiembre y ha estado visitándolo en secreto durante años.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat