Inicio ISRAEL Elecciones en Israel: Se espera continuidad en las políticas de Bennett-Lapid sobre Líbano y Turquía

Elecciones en Israel: Se espera continuidad en las políticas de Bennett-Lapid sobre Líbano y Turquía

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Es probable que el próximo gobierno continúe con algunas de las políticas regionales clave de sus predecesores si el líder del Likud, Benjamin Netanyahu, forma una coalición, como se espera.

Netanyahu expresó una fuerte oposición al acuerdo de demarcación marítima del Líbano poco antes de que se firmara, calificándolo de «términos de rendición».

Sin embargo, cuando el acuerdo se cerró la semana pasada, Netanyahu dijo que «se comportará como [hizo] con los Acuerdos de Oslo». Cuando Netanyahu se convirtió en primer ministro en 1996, cumplió el compromiso del gobierno anterior de que Israel se retiraría en su mayor parte de Hebrón, tras unas negociaciones en las que exigió a los palestinos que se comprometieran a dejar el terrorismo.

La actitud de Netanyahu hacia los Acuerdos de Oslo como primer ministro puede resumirse en una declaración que hizo en su momento: «Si dan, recibirán; si no dan, no recibirán». Netanyahu repitió este llamamiento a la reciprocidad varias veces en su autobiografía publicada el mes pasado, y como tal, es probable que sea también su enfoque del acuerdo sobre el Líbano.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, entregó al primer ministro Yair Lapid una carta de garantías durante el fin de semana que probablemente limitará la capacidad de Netanyahu para cambiar el acuerdo. La carta respalda el acuerdo sobre el Líbano y afirma que EE.UU. se compromete a apoyar a las FDI y a reforzar su capacidad para defender a Israel, incluso contra las amenazas a sus barcos y activos energéticos.

El primer ministro provisional del Líbano, Najib Mikati, declaró el miércoles a Reuters que las garantías de Estados Unidos protegen el acuerdo sobre los límites marítimos.

Las relaciones entre Israel y Turquía también florecieron bajo el gobierno de Bennett-Lapid, tras más de una década de languidez. Lapid se reunió con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan en Ankara y los países acordaron restablecer sus embajadores, tras una estrecha cooperación para frustrar un complot terrorista respaldado por Irán para secuestrar a turistas israelíes en Estambul.

Erdogan dijo el miércoles que «espera mantener de forma sostenible nuestras relaciones con Israel basadas en el respeto mutuo de las sensibilidades y los intereses compartidos, independientemente de cómo resulten las elecciones».

«Mientras se respeten los valores, creo que la diplomacia en la que todos ganan beneficiará no sólo a Türkiye e Israel, sino también a toda la región», declaró Erdogan.

El declive comenzó poco después de que el ex primer ministro Ehud Olmert se reuniera con Erdogan en 2008, y de que las FDI lanzaran la Operación Plomo Fundido dos días después para impedir que Hamás disparara misiles contra civiles israelíes. Erdogan consideró la proximidad de los acontecimientos como una traición.

Sin embargo, las relaciones alcanzaron su punto más bajo el mandato de Netanyahu en 2010, tras el asalto al Mavi Marmara, en el que comandos de las FDI abordaron un barco que pretendía romper el bloqueo de Gaza. En el subsiguiente combate cuerpo a cuerpo, los comandos mataron a nueve activistas armados de una organización afiliada a Erdogan.

Netanyahu acabó disculpándose con Erdogan, bajo la presión de Washington, pero las relaciones diplomáticas nunca se recuperaron del todo. Los embajadores fueron restituidos en 2016, pero menos de dos años después, Turquía expulsó al embajador israelí Eitan Na’eh -actualmente enviado de Israel a Bahréin- en protesta por la respuesta de las FDI a los disturbios palestinos en la frontera de Gaza, e Israel respondió de la misma manera.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat