Inicio ISRAEL Elecciones en Israel. Ni Netanyahu ni sus opositores logran los votos necesarios para formar gobierno y el panorama vuelve a ser incierto

Elecciones en Israel. Ni Netanyahu ni sus opositores logran los votos necesarios para formar gobierno y el panorama vuelve a ser incierto

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol.- Dos días después de que los israelíes fueran a las urnas por cuarta vez en dos años, el escrutinio finalizado el jueves por la noche reflejó lo que decían las encuestas: ni el primer ministro Netanyahu ni el bloque opositor a su gobierno lograron suficientes votos como para formar gobierno. Los resultados dejaron, una vez más, el camino incierto, y algunos jugadores deberán cambiar sus posiciones si se quiere evitar una quinta votación.

El Comité Electoral Central dijo que se habían contado todos los votos de los ausentes. Los resultados formales se presentarán al presidente Reuven Rivlin el próximo miércoles, y la CEC señaló que existía la posibilidad de que se produjera un cambio hasta entonces, aunque se consideraba poco probable.

Los partidos religiosos y de derecha de Netanyahu obtuvieron 52 escaños, mientras que los partidos opositores al primer ministro sumaron 57. El partido de derecha Yamina (con 7) y el partido árabe Ra’am (con 4), no se han comprometido con ninguno de los dos bandos, y un cambio de posición de alguno de ellos podría destrabar el estancamiento político.

Netanyahu necesitaría a ambos partidos para lograr una escasa mayoría, pero la cooperación entre la extrema derecha y los islamistas de Ra’am parece casi imposible.

Mientras tanto, una posible «coalición del cambio» formada por Yesh Atid, Azul y Blanco, Yisrael Beytenu, Laboristas, Nueva Esperanza y Meretz tendría 57 votos, también tres menos que la mayoría.

Captura de Pantalla 2021-03-25 a la(s) 15.28.05

Con los resultados finales, el líder del partido Nueva Esperanza, Gideon Sa’ar, que abandonó el Likud para desafiar a Netanyahu desde afuera, pero cuyo partido finalmente sólo obtuvo 6 escaños, llamó a examinar todas las opciones para formar un gobierno sin el primer ministro. «Está claro que Netanyahu no tiene mayoría para una coalición encabezada por él», dijo en un comunicado. «Ahora debemos trabajar para hacer realidad el potencial para formar un gobierno de cambio. Como anuncié la noche de las elecciones, el ego no será un factor».

El líder de Yesh Atid, Yair Lapid, y el jefe de los laboristas, Merav Michaeli, se reunieron el jueves por la noche para discutir los resultados electorales. Ambos «discutieron la posible cooperación para construir una coalición de cambio y sustituir a Netanyahu», según un comunicado conjunto. «Se mantendrán más conversaciones», aseguraron.

Por su parte, el Likud, en un comunicado, dijo: «El ‘bloque del cambio’ es un bloque antidemocrático. El único cambio real que quieren es introducir leyes que sólo existen en Irán para limitar a los candidatos y anular los votos democráticos de más de un millón de ciudadanos israelíes».

El partido parecía referirse a las conversaciones en la oposición sobre la legislación para impedir que Netanyahu, como persona en juicio penal, forme un nuevo gobierno.

Los aliados de Netanyahu instaron el jueves a Sa’ar, antiguo ministro del Likud, a que renunciara a su promesa electoral central de no unirse al bloque de Netanyahu.

Benjamin Netanyahu

Benjamín Netanyahu.

Bezalel Smotrich, jefe del partido de extrema derecha Sionismo Religioso, pidió a Sa’ar y a Naftali Bennett, de Yamina, que «dejen de lado las cuestiones personales y entren en un gobierno de derecha». «Pueden y deben establecer exigencias que hagan que este gobierno sea verdaderamente de derecha: en la ley, los asentamientos, la seguridad, la identidad judía, la expulsión de los infiltrados, la economía y más. El sionismo religioso, por supuesto, les apoyará en estas demandas, y estoy convencido de que también lo harán los partidos ultraortodoxos», dijo Smotrich.

Bennett se ha negado a descartar la posibilidad de sentarse en un gobierno con Netanyahu, aunque hizo campaña declarando que era el momento de un cambio de liderazgo.

Además, Smotrich descartó el jueves cualquier cooperación parlamentaria con Ra’am, reduciendo aún más las opciones de Netanyahu. «No habrá ningún gobierno de derecha con el partido Ra’am de Mansour Abbas. Punto», escribió Smotrich en Facebook. «Las voces irresponsables de algunos elementos de la derecha en los últimos días que apoyan esa dependencia… reflejan una peligrosa confusión. Amigos, quítense esto de la cabeza. No se producirá, no bajo mi mandato».

Los comentarios se produjeron después de que un informe dijera que Netanyahu no ha descartado la «cooperación parlamentaria» con Ra’am.

El miércoles, tanto Ra’am como el socio de la facción de extrema derecha de Smotrich, Itamar Ben Gvir, descartaron unir fuerzas entre sí en una coalición.

Ra’am podría situar a cualquiera de los dos bandos por encima de la marca de 61 escaños para una mayoría, pero los políticos de derecha, tanto del bloque pro-Netanyahu como del campo anti-Netanyahu, han descartado basar una coalición en el apoyo del partido, debido a lo que dicen es su postura antisionista.

El propio Netanyahu ha descartado repetidamente sentarse con Abbas en una coalición, diciendo que Ra’am no era diferente de la alianza de la Lista Conjunta, de mayoría árabe, considerada durante mucho tiempo un paria político debido a las opiniones no sionistas y antisionistas de algunos de sus miembros.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat