Inicio ISRAEL Coronavirus. Netanyahu: «El cierre en Israel durará al menos un mes, y posiblemente mucho más»

Coronavirus. Netanyahu: «El cierre en Israel durará al menos un mes, y posiblemente mucho más»

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo el martes que el bloqueo nacional para detener la pandemia del coronavirus no se levantará después de que las fiestas judías terminen a mediados de octubre, como se había planeado originalmente, advirtiendo que podría tomar mucho más tiempo reducir las tasas de coronavirus lo suficiente para reabrir la economía.

Los comentarios del primer ministro llegaron cuando la situación sanitaria de Israel es cada vez más grave, con miles de nuevos casos de coronavirus reportados cada día, hospitales abrumados y muertes por COVID-19 en constante aumento.

«Las cifras [de infectados] están subiendo, subirán aún más. El cierre tomará no menos de un mes y posiblemente mucho más tiempo», advirtió Netanyahu.

Además, dijo que la decisión de levantar el cierre «no se basará en un marco temporal sino en el número de infectados y otros factores».

No quedó claro si Netanyahu contaba desde el principio del cierre antes de la fiesta de Rosh Hashanah, el 18 de septiembre, o desde el endurecimiento de las reglas el viernes 25 de septiembre.

En cuanto a las escuelas, el primer ministro también dijo que el gobierno quiere reabrir las guarderías y los primeros y segundos grados en «cápsulas», pero no especificó cuándo.

Las escuelas y la mayoría de los negocios han sido cerrados en un esfuerzo por reducir las crecientes tasas de infección, que han subido a más de 8.000 casos diarios en algunos días de la semana pasada. Los funcionarios habían advertido previamente que la fecha de finalización del cierre – después de la fiesta de Sucot el 10 de octubre – podría ser retrasada.

CORONAVIRUS

La policía de Israel controlando la movilidad en Jerusalem.

Por su parte, el ministro de Salud Yuli Edelstein dijo el martes que esperaba que el cierre nacional se extendiera más allá de la fecha indicada en el inicio y que, en contraste con la primera ola, las estrictas regulaciones se levantarán lentamente. «No hay posibilidad de que el cierre se levante en una semana y media», aseguró el ministro a la emisora de noticias Kan.

«No hay ninguna posibilidad de que en diez días lo levantemos todo y digamos: ‘Todo ha terminado, todo está bien'», dijo Edelstein. «Hemos visto las lecciones de la primera ola de enfermedad, y esta vez la salida del encierro se hará de forma gradual y responsable», agregó.

El director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, y su adjunto, Itamar Grotto, también han dicho que no creen que Israel tenga el brote de virus bajo control para el 11 de octubre y que esperan que el cierre se prolongue. «Puede haber ligeros cambios después de tres semanas, pero el cierre durará más tiempo porque no hay nada que podamos hacer, necesitamos un período más largo para bajar los números», dijo Grotto al sitio de noticias de Ynet el mismo martes.

En una declaración publicada por su oficina el lunes por la tarde, Netanyahu estableció una lista numerada de temas a discutir cuando el llamado «gabinete del coronavirus» se reúna el miércoles, con los preparativos del sistema de salud para tratar a 1.500 pacientes gravemente enfermos para el jueves 1 de octubre, en la parte superior de la lista.

APTOPIX Virus Outbreak Mideast Israel

Un hombre israelí haciendo la vertical en una avenida vacía durante el primer cierre del mes de abril.

El gabinete también discutirá el establecimiento de metas e indicadores para una emergencia gradual a partir del segundo cierre nacional de Israel, así como los avances en las vacunas y la compra y uso de pruebas rápidas de COVID-19.

Los ministros examinarán la situación de la aplicación de los reglamentos, así como el aumento de las multas y sanciones para quienes se determine que han violado las restricciones. El gabinete también debatirá el uso de herramientas digitales para combatir la pandemia, sumadas a una campaña centrada en el uso de máscaras y el mantenimiento del distanciamiento social.

También se habla del sistema educativo y de los planes de regreso a la escuela, así como de programas de asistencia a los ancianos.

El número de muertes por coronavirus en Israel pasó de 1.500 el lunes por la noche, según los últimos datos del Ministerio de Salud, con más de 500 nuevas muertes registradas en unas tres semanas. La tasa de mortalidad per cápita se mantiene en aumento, superando a la de los Estados Unidos en los últimos días.

El martes por la tarde, el número de muertes fue de 1.507, ya que los nuevos diagnósticos y los pacientes gravemente enfermos siguieron aumentando, así como el porcentaje de pruebas que dieron positivo.

Israel tiene un total de 233.554 casos confirmados desde el comienzo de la pandemia, con 65.025 casos activos, 812 de ellos graves, y 283 en condición moderada.

Debido a la festividad del Iom Kipur, el número de pruebas fue muy bajo el lunes, con 8.105 realizadas, en comparación con las 50.000 a 60.000 pruebas diarias de la semana pasada. Pero el porcentaje de pruebas de virus positivas se mantuvo en aumento, situándose en el 14,8 por ciento.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat