Inicio ISRAEL Coronavirus. La tercera ola de COVID-19 será la peor, advierten los jefes de los hospitales de Israel

Coronavirus. La tercera ola de COVID-19 será la peor, advierten los jefes de los hospitales de Israel

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Los jefes de los hospitales de Israel advirtieron el lunes que estaban viendo señales de que Israel estaba entrando en la peor ola de la pandemia de coronavirus hasta ahora, con nuevos casos inundando sus instalaciones.

“Estamos en el comienzo de una ola muy seria”, dijo el Prof. Pierre Singer, jefe de cuidados intensivos del Centro Médico Beilinson en Petah Tikva, a las noticias del Canal 13. El experto aseguró que los hospitales estaban atendiendo “casos más jóvenes”, incluyendo pacientes de 30 años.

“Veo familias enteras infectadas. La gente no ha entendido que esta enfermedad es infecciosa y peligrosa, y que la batalla no ha terminado”, dijo Singer.

Salman Zarka, director del Centro Médico Ziv de Safed, dijo que la enfermedad estaba “golpeando de nuevo, más que en las oleadas anteriores”. “Los pacientes están llegando al hospital en condiciones muy graves… Todavía tenemos algunos meses en los que debemos mantener las reglas. Es una lástima, tan innecesario enfermarse ahora, cuando estamos viendo la luz al final del túnel”, se lamentó, refiriéndose a la campaña nacional de vacunación.

Por su parte, Shlomi Codish, director del Centro Médico Soroka de Beersheba, también dijo que su hospital estaba viendo un “aumento pronunciado y fuerte” de nuevos pacientes. “El aumento es más pronunciado que durante la segunda ola y esperamos que si continúa de esta manera estaremos en un estado mucho más grave al final de esta etapa”, dijo.

“Los pacientes son jóvenes como en la segunda ola y en un estado muy grave, y mientras esto continúe, lamentablemente irá acompañado de una morbilidad y mortalidad significativas”, agregó Codish.

Según el Ministerio de Salud, 1.331 personas fueron hospitalizadas hasta el lunes por la noche por complicaciones de COVID-19, un aumento de casi 300 pacientes desde el jueves.

El ministerio dijo que 793 personas estaban en estado grave, con 203 con respiradores. Durante el pico de la segunda ola a principios de octubre, los casos graves alcanzaron un máximo de 900.

El reciente aumento de nuevas infecciones se ha visto acompañado de un aumento de las muertes, con 190 muertes por coronavirus en la última semana. Desde que comenzó la pandemia, 3.435 israelíes han muerto a causa del COVID-19.

Israel ha registrado 445.845 infecciones, con 52.123 casos activos.

La semana pasada, se impuso un tercer cierre nacional para frenar la propagación del virus, aunque los funcionarios de salud y el primer ministro Benjamin Netanyahu han pedido que se refuercen las restricciones a medida que las infecciones sigan aumentando.

A los ministros se les ha dicho que si no se promulga un cierre estricto en los próximos días se causarán entre 500 y 1.000 muertes más que si se anuncian nuevas restricciones, informó el lunes el Canal 13.

Los funcionarios de salud temen que Israel pueda ver que las infecciones se disparen a 10.000 por día en semanas, según el informe.

La cadena de televisión también dijo que el primer ministro apoya un cierre estricto, diciendo que otras estrategias no han demostrado ser efectivas para reducir la morbilidad en ninguna parte del mundo.

El lunes pasado, Netanyahu dijo a los ministros del gabinete que se reunirán de nuevo en 48 horas para decidir sobre el endurecimiento del cierre. El mandatario afirmó que junto con la rápida campaña de vacunación masiva, límites más estrictos en la vida pública por un corto período será suficiente para permitir la reducción de las restricciones y la reactivación de la economía.

Sin embargo, hay oposición dentro del gabinete a algunas posibles medidas de cierre, en particular el cierre del sistema educativo, una medida que el presidente de Azul y Blanco Benny Gantz ha dicho que no aceptará. Una reunión del grupo de ministros encargados de formular la política para hacer frente al virus está programada para el martes para decidir sobre el cierre total del sistema educativo. Sólo el gabinete completo puede dar la aprobación final a las órdenes de cierre.

Las restricciones actuales han suspendido la actividad comercial, pero en gran medida han dejado el sistema educativo y muchos negocios todavía en funcionamiento.

Las normas de cierre prohíben a los israelíes entrar en el hogar de otra persona; restringen la circulación a un kilómetro del hogar, con excepciones, como en el caso de la vacunación; cierran el comercio (excepto para los artículos de primera necesidad), el ocio y el entretenimiento; limitan el transporte público al 50% de su capacidad; y limitan al 50% la capacidad de los lugares de trabajo que no tratan con clientes cara a cara.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat