Inicio ISRAEL Coronavirus. Israelíes que regresen al país cumplirán una cuarentena de 10 días y se restringe ingreso de extranjeros

Coronavirus. Israelíes que regresen al país cumplirán una cuarentena de 10 días y se restringe ingreso de extranjeros

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Los ciudadanos israelíes que ingresen al país a partir del miércoles deberán cumplir una cuarentena de 10 días en los hoteles asignados por el gobierno para controlar la pandemia por el COVID-19 al tiempo que se prohibirá la entrada de todos los extranjeros, según resolvió hoy el gabinete creado para atender la crisis generada por el coronavirus.

La medida fue dispuesta ante la preocupación generada por la aparición de una nueva cepa de coronavirus en el Reino Unido generó la alarma en todo el mundo y también por el aumento de la tasa de infección que experimenta Israel, que ayer registró 2.821 nuevos casos, y el 4,1% de las pruebas dieron positivo.

De los infectados, 456 están en estado grave y 117 reciben asistencia respiratoria, según informó hoy el Ministerio de Salud, que indicó que el número de muertos es de 3.101.

De acuerdo a lo precisado por el diario The Jerusalem Post, la prohibición de entrada de extranjeros entró en vigor inmediatamente después de la reunión del gabinete del coronavirus. En tanto que a partir del miércoles a las 2 p.m., todos los israelíes que ingresen al país deberán permanecer en cuarentena en los hoteles de coronavirus durante 10 días con la condición de que reciban dos pruebas de coronavirus negativas o durante 14 días si no se someten a pruebas.

En principio, las medidas dispuestas hoy tendrán una vigencia de 10 días aunque podrían extenderse. El primer ministro Benjamin Netanyahu expresó su preocupación de que la nueva cepa del virus se estuviera extendiendo por todo el mundo y que aún no estaba claro cuáles son las consecuencias de la nueva cepa.

La nueva cepa es un 70% más transmisible que el virus original, indicó el sábado el primer ministro británico, Boris Johnson.

El comisionado de coronavirus de Israel, el profesor Nachman Ash, dijo a la cadena KAN News que, si bien la cepa aún no se ha detectado en Israel, el Ministerio de Salud está verificando si el aumento en las tasas de infección está relacionado con la nueva cepa.

“Desde la reunión de anoche, la mutación se ha extendido en muchos países y nos queda claro que estamos al comienzo de un brote muy rápido”, afirmó Netanyahu durante la reunión del lunes. “Necesitamos reducir la masa viral que ingresa al país tanto como sea posible, mientras que actualmente estamos examinando lo que ocurre en Inglaterra, si la vacuna es resistente al virus y otras preguntas. Para hacer esto, quiero replicar lo que se hizo en la primera ola del coronavirus: cerrar el cielo lo más rápido posible”, propuso el premier.

“Es muy preocupante si un virus para el que no tenemos una vacuna se propague aquí”, enfatizó Netanyahu. “Es posible que tengamos una segunda epidemia de coronavirus. Es mejor ver qué pasa, como máximo paramos algunos vuelos”, añadió.

En este contexto, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, enfatizó que se desconoce si hay israelíes portadores de la nueva cepa, pero agregó que actualmente no hay evidencia de que la nueva cepa sea resistente a la vacuna. El Consejo de Seguridad Nacional pidió medidas inmediatas para evitar que la tensión llegue a Israel y exigir que todos los israelíes entren en cuarentena al llegar al país.

Durante la reunión, la ministra de Transporte, Miri Regev, propuso que cualquier persona que llegue de países verdes en las próximas 48 horas pueda hacer una prueba al ingresar a Israel, permanecer en cuarentena domiciliaria durante cuatro días y luego hacer otra prueba y salir de la cuarentena si resulta negativo. Después de 48 horas, todas las personas que ingresen a Israel deberán ser puestas en cuarentena en hoteles de coronavirus.

El ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, y el ministro de Energía, Yuval Steinitz, expresaron su apoyo al plan de Regev. El ministro del Interior, Aryeh Deri, pidió que el plan extienda la cuarentena requerida durante las próximas 48 horas a siete días en lugar de cuatro días.

“No debemos prohibir que los israelíes entren al país durante una semana”, enfatizó Deri. “Esto no debería ser discutido en absoluto en el gobierno. El Estado judío no debe impedir que los israelíes entren al país. Después de todo, si alguien viene a Israel y se le pide que vaya a hoteles, la gente no vendrá a Israel. La colocación de Los israelíes en los hoteles de hecho detendrán la entrada a Israel”, sostuvo.

El domingo, el gabinete aprobó nuevas restricciones de viaje que estipulan que hasta nuevo aviso, los ciudadanos extranjeros no podrán ingresar a Israel desde Sudáfrica, Dinamarca y el Reino Unido. Además, los ciudadanos israelíes que regresan de esos tres países ahora estarán obligados a permanecer en cuarentena en los hoteles del coronavirus a su regreso, a diferencia de los israelíes que regresan de otros países, que tienen la opción de autoaislarse en casa.

coro1

Además de las restricciones de viaje, Netanyahu pidió que se implemente un bloqueo total en todo Israel para combatir el aumento de las tasas de infección, ya que el gabinete continuó en desacuerdo sobre qué restricciones, si las hay, imponer.

El gabinete había acordado imponer nuevas restricciones si Israel sobrepasaba los 2.500 casos nuevos por día o la tasa de reproducción (R) llegaba a 1,32, donde cada tres personas enfermas infectan a cuatro más. Si bien el número R se encuentra actualmente en 1.27, el número diario de casos superó los 2.500 varias veces en la última semana.

Elad, Beitar Illit, Bnei Brak y el barrio de Har Nof de Jerusalem se convirtieron en zonas rojas el lunes. Ashdod, Tayibe y varios otros barrios de Jerusalem se volvieron anaranjados. En total, 48 vecindarios, pueblos y ciudades en todo Israel fueron calificados de zona roja y 69 eran anaranjados hasta el lunes por la mañana.

El sector árabe representó el 30% del total de casos en Israel, mientras que el 16% eran del sector haredi (ultraortodoxo).

El domingo, Ash publicó un informe que predice que, sin más limitaciones, entre 1.340 y 1.900 personas estarían gravemente enfermas y entre 3.085 y 3.700 morirían en el próximo mes si no se hace nada. Explicó que con un cierre más estricto durante cinco semanas, habría 800 enfermos críticos y 1.250 muertos; y con un cierre total durante tres semanas, habría 700 enfermos críticos y 1.100 muertos.

El gabinete no tomó decisiones, con respecto a la imposición de más restricciones o posiblemente incluso otro bloqueo, durante una reunión de más de seis horas debido a desacuerdos entre los ministros.

Otras restricciones podrían incluir cerrar tiendas, centros comerciales y mercados y limitar las reuniones y el transporte público. El plan de “restricción estricta” presentado por Ash haría que el sistema educativo se cerrara en las ciudades naranja y roja. Se espera que los servicios “uno a uno”, incluidos los salones de belleza y peluquerías, permanezcan abiertos.

Ash le dijo a KAN que, si bien el gobierno está tratando de evitar un tercer bloqueo, implementar un bloqueo ahora significaría que sería más corto que si se implementara más tarde.

Edelstein enfatizó que el gabinete debe decidir sobre las restricciones porque las vacunas no tendrán un efecto lo suficientemente grande hasta por lo menos dos o tres meses.

“Asumir que es posible continuar sin medidas restrictivas durante otros dos meses, es asumir que miles más llegarán a los hospitales y algunos morirán, lamentablemente”, dijo Edelstein. “No estoy dispuesto a aceptar esto”, completó el ministro de Salud.

La reunión del gabinete del coronavirus se produce cuando las personas mayores de 60 años comenzaron a recibir vacunas contra el virus en todo Israel el lunes. Ya se han realizado unas 200.000 citas para vacunas, anunció el Ministerio de Salud.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat