Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel: 2.040 muertos, 14 más desde la medianoche

Coronavirus. Israel: 2.040 muertos, 14 más desde la medianoche

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- El martes, la tasa de infección siguió disminuyendo y se diagnosticaron 3.112 nuevos pacientes de coronavirus en Israel, según el Ministerio de Salud.

Hubo un total de 802 pacientes en estado grave y el número de muertos superó los 2.000 el lunes por la noche.

El martes, el Ministerio de Salud reportó 2.040 muertos.

En tanto, el comité creado para combatir el coronavirus en Israel postergó hasta el jueves la reunión que tenía previsto celebrar hoy para discutir las primeras etapas de una salida del bloqueo nacional dispuesto para frenar la tasa de contagio.

La medida fue dispuesta por pedido del ministro de Salud, Yuli Edelstein, quien argumentó que el gabinete debería reunirse cuando se dispusiera de datos adicionales.

En la próxima reunión, se espera que el primer ministro Benjamin Netanyahu y el Ministerio de Salud recomienden que el país espere para una nueva apertura hasta que haya un promedio de no más de 2.000 nuevos pacientes por día y una tasa de reproducción (R) de 0,8. La R es el número de personas que infecta cada enfermo.

Se espera que el jefe del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, pida un alivio inmediato para las empresas privadas que no están abiertas al público y también para abrir programas para la primera infancia, incluso si no se alcanza el objetivo en la tasa de infección.

Al mismo tiempo, se espera que otros ministros traigan propuestas alternativas a la mesa. El lunes, el legislador Avigdor Liberman presentó una estrategia de salida alternativa al gobierno.

La tasa de infección volvió hoy a marcar una tendencia a la baja en el número de contagios. Hubo 3.097 nuevos pacientes diagnosticados, según el Ministerio de Salud. Un total de 801 pacientes están en estado grave; el número de muertos superó los 2.000 el lunes por la noche. El martes por la mañana, el Ministerio de Salud reportó 2.021 muertos.

Mientras tanto, un informe del Centro Nacional de Información y Conocimiento del Coronavirus mostró el martes que la tasa de infección diaria promedio sigue siendo alta, mucho más alta de lo que permitirá a Israel cortar efectivamente las cadenas de infección.

El informe también mostró que si la disminución de la morbilidad continúa al ritmo actual, en dos semanas el número de pacientes infectados por día se reducirá a la mitad, a alrededor de 1.500 por día.

El director general del Ministerio de Salud, Itamar Grotto, habló el martes en la reunión del Gabinete de Coronavirus de la Knesset y dijo que cuando comenzó el cierre, había 200 ciudades rojas, mientras que hoy solo hay 26.

«El éxito del cierre ha dado como resultado que tengamos buenos índices de morbilidad», dijo Grotto. “Aún no estamos en el número que nos permite iniciar la primera fase de la apertura, pero si continúa al ritmo actual, no hay razón para que no alcancemos el índice que queremos y comience a abrir el domingo”, añadió.

Hay varios aspectos en la primera etapa de la estrategia de salida del Ministerio de Salud: aliviar la restricción de recorrido de los 1.000 metros, permitir que operen negocios privados que no reciben al público, abrir preescolares hasta los seis años, permitir que los miembros de la familia se visiten en sus hogares, permitiendo que los restaurantes sirvan comida para llevar y reabriendo playas y reservas naturales.

Cuando se trata de eliminar la prohibición de viajar y reunirse entre familias, el ministerio ha indicado que le gustaría aplazar la realización de cambios en esta restricción hasta el lunes como muy pronto.

Como se indicó anteriormente, el primer ministro y el Ministerio de Salud están presionando para retrasar la apertura de negocios hasta que los números alcancen el porcentaje deseado.

Sin embargo, el partido Azul y Blanco pedirá la apertura inmediata a partir del miércoles del sector privado que no recibe a los clientes cara a cara. El ministerio y el primer ministro se oponen a esto y piden esperar hasta la próxima semana.

La pelea más grande podría llegar por la apertura del sistema preescolar. El Ministerio de Salud ha pedido esperar para tomar una decisión sobre este movimiento hasta el jueves cuando haya datos actualizados de morbilidad. La mayoría de los altos funcionarios del ministerio, desde Grotto hasta el profesor Ronni Gamzu, comisionado del coronavirus , han dicho que creen que las escuelas podrán abrir según lo planeado.

El martes, el Consejo Nacional de Estudiantes y Juventud pidió al ministerio que «coloque a los estudiantes en la parte superior de la lista de prioridades» y acusó al ministerio de anteponer los centros comerciales a «un millón de niños y niñas adolescentes abandonados».

Según el plan de salida del ministerio, los grados más altos solo abrirían en algún momento de diciembre o enero.
“Están abandonando a toda una generación de sus oficinas con aire acondicionado y arruinando su futuro por los intereses económicos de los grupos de presión”, acusó el concejo.

Otro punto de discordia se centrará en las ciudades rojas. Se espera que Gamzu presente una lista final de ciudades rojas en la reunión a finales de esta semana y es probable que muchas sean ultraortodoxas, ya que la tasa de morbilidad es mayor en esas áreas.

El legislador Yakov Asher (Judaísmo Unido de la Torá), presidente del Comité de Constitución, Derecho y Justicia, ha dicho que luchará contra cualquier iniciativa para diferenciar entre ciudades rojas y verdes.

El comité de la Knesset se reunió el martes por la mañana. Su presidenta la legisladora Yifat Shasha-Biton abrió la discusión pidiendo a los participantes que se centraran en el plan, pero que también tuvieran en cuenta las repercusiones del cierre actual.

“Tenemos que mirar el número de desempleados, cuántas personas quebraron, violencia doméstica. Estamos perdiendo toda una generación de niños aquí, esos niños que no han ido a la escuela regularmente durante algún tiempo”, dijo. «Sabemos que el virus permanecerá aquí durante al menos otro año y no encerraremos a las personas en sus hogares durante un año», señaló.

Asimismo consideró que «la sociedad se ha derrumbado» y que el país debe aprender a construir una rutina habitable junto al virus. «Escuchamos a más y más personas, con gran angustia, amenazando con romper el cierre. Hemos perdido la confianza del público. Para evitar la anarquía, necesitamos hablar con el público con lógica y transparencia», agregó.

Hagai Levine, director de la Asociación de Médicos de Salud Pública, acusó al Ministerio de Salud de “actuar por miedo” y dijo que el país necesita ahora una “vacuna social”.

Se espera que a medianoche se levante la prohibición de asistir a manifestaciones junto con el estado de emergencia declarado por el gobierno. En ese momento, hasta 2.000 personas podrán protestar frente a la residencia del primer ministro, y no habrá límite en la distancia que se puede viajar para llegar allí.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat