Inicio ISRAEL ¿Cómo puede Israel formar una coalición y evitar otras elecciones?

¿Cómo puede Israel formar una coalición y evitar otras elecciones?

Por Iton Gadol
0 Comentario

Agencia AJN.- Antes de las elecciones del martes, todos los líderes de los partidos, desde el primer ministro Benjamín Netanyahu en adelante, hablaron con periodistas y analistas constantemente, para tratar de ganar votos.

Pero una vez que cerraron las urnas el martes por la noche, la mayoría de los políticos de repente se quedaron completamente en silencio. Y el silencio no se debía a que estuvieran cansados.

Los únicos políticos que buscaron a la prensa el miércoles fueron los ganadores obvios, como el líder de Ra’am (Lista Árabe Unida), Mansour Abbas, y la líder laborista, Merav Michaeli.

Los demás tomaron la decisión estratégica de esperar para volver a hablar, al menos hasta que se completaran los resultados de las elecciones.

Con el 97% de los votos contados, el Likud de Netanyahu ganó 30 escaños, Yesh Atid 17, Shas 9, Azul y Blanco 8, Judaísmo Unido de la Torá, Yamina, Yisrael Beytenu y Laborismo 7; Nueva Esperanza, la Lista Conjunta y el Partido Sionista Religioso 6; y Meretz y Ra’am 5. Todavía quedan unos 430.000 sobres dobles, que son boletas de hospitales, residencias de ancianos, emisarios, soldados, prisioneros y colegios electorales especiales para los repatriados en el Aeropuerto Internacional Ben-Gurión y para los enfermos y puestos en cuarentena por el COVID-19.

Las papeletas dobles valen unos 11 escaños, lo suficiente para cambiar significativamente el resultado de las elecciones en una carrera tan reñida.

Pero la prensa, que se ha centrado en las elecciones desde que se inició la campaña en diciembre, ya comenzó a especular sobre qué gobierno podría haber en base a los resultados preliminares. Aquí hay varias opciones posibles:

Netanyahu / Derecha / Abbas = 64 escaños: Esto incluiría los 52 escaños del Likud, Shas, UTJ, el Partido Sionista Religioso más los siete de Yamina, con los cinco de Ra’am apoyando a la coalición desde afuera. Probabilidad: relativamente alta, a pesar de las promesas del líder del Partido Religioso Sionista, Bezalel Smotrich, de no depender de Abbas. El jefe de Otzma Yehudit, Itamar Ben-Gvir, no tendría que ser parte de tal coalición, pero Smotrich sí.

Campo anti-Netanyahu + Ra’am = 61: los 56 escaños de Yesh Atid, Azul y Blanco, Yisrael Beytenu, Laborismo, Lista Conjunta, Nueva Esperanza y Meretz, más los cinco de Ra’am nuevamente. Probabilidad: relativamente alta si Abbas decide unir esfuerzos para poner fin a la carrera política de Netanyahu a cambio de ser nombrado el primer ministro árabe de un partido árabe.

Yamina expulsa a Netanyahu = 62: este escenario es el mismo que el anti-Netanyahu, excepto que Yamina reemplaza la Lista Conjunta. Comprendería los 50 escaños de Yesh Atid, Azul y Blanco, Yisrael Beytenu, Laborismo, Nueva Esperanza y Meretz, más 7 de Yamina y el 5 de Ra’am. Probabilidad: Muy baja.

Desertores de Nueva Esperanza al Likud: el jefe de Nueva Esperanza, Gideon Sa’ar, y el ex ministro Ze’ev Elkin, quemaron demasiados puentes con el Likud, pero la ex diputada Sharren Haskel no. El ex diputado Yoaz Hendel podría unirse a ella en el Likud a pesar de sus duras críticas a Netanyahu. Suponiendo que Bennie Begin, que es sexto en la lista de Nueva Esperanza, se retire nuevamente, el séptimo candidato, el alcalde de Eilat, Meir Yitzhak Halevy, podría regresar al Likud para ocupar un puesto en el gabinete. Probabilidad: baja.

Desertores del Likud a Nueva Esperanza: nadie quiere unirse a un barco que se hunde, pero todavía hay muchos diputados del Likud que guardan rencor en privado contra Netanyahu. Hendel dijo que cuando buscó a los desertores del Likud en el pasado, había varios que estaban preparados para irse y aún permanecer en el partido. Probabilidad: baja.

Quinta elección: Es probable que el presidente Reuven Rivlin dé la oportunidad a dos candidatos de formar un gobierno. Si ambos fracasan y nadie obtiene el apoyo de la mayoría de la Knesset (Parlamento) después de eso, las elecciones se celebrarán nuevamente en octubre.

Si no se forma un gobierno inmediatamente después de las elecciones, el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, se convertiría automáticamente en primer ministro el 17 de noviembre, debido a las leyes aprobadas cuando se formó el gobierno saliente. Probabilidad: baja.

Análisis de Gil Hoffman para The Jerusalem Post. Traducción: AJN

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat