Inicio INTERNACIONALES Reino Unido: Activistas pro palestinos arrojan «sangre falsa» sobre estatua de Balfour

Reino Unido: Activistas pro palestinos arrojan «sangre falsa» sobre estatua de Balfour

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Dos activistas pro palestinos fueron arrestados después de manchar una estatua del ex primer ministro del Reino Unido lord Arthur Balfour el sábado rociándola con ketchup en protesta por su papel en la creación de Israel.

Esto se hizo colándose en el vestíbulo de los miembros de la Cámara de los Comunes en el Palacio de Westminster.

Según un comunicado, los activistas de Acción Palestina desplegaron una bandera y arrojaron «sangre falsa» sobre la estatua de Balfour. Luego se pegaron al área y expresaron su indignación contra el Reino Unido y Lord Balfour en particular.

Hacían referencia a la Declaración Balfour, emitida hace 105 años, que prometía que se construiría un hogar para el pueblo judío en la bíblica Tierra de Israel.

Las imágenes del incidente fueron compartidas en las redes sociales por los propios activistas.

Posteriormente, los dos fueron arrestados y llevados a una estación de policía de Londres, informaron medios del Reino Unido, citando un comunicado policial.

La aprobación de la Declaración Balfour ayudó a encabezar la creación del moderno Estado de Israel.

Acción Palestina señaló además que el Reino Unido se ha beneficiado continuamente.

Específicamente, señala que la firma de defensa israelí Elbit Systems, que fabrica algunas de las tecnologías de armas y equipos militares más sofisticados de Israel, tiene sitios de fabricación en el Reino Unido.

El 2 de noviembre de 1917 se produjo el primer reconocimiento de un gobierno a la solicitud del pueblo judío de que se reconocieran sus derechos sobre Eretz Israel.

Artur James Balfour, secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, emitió una carta al dirigente de la comunidad judía local, el barón Lionel Walter Rothschild, en donde le hizo saber que el gobierno británico apoyaba el establecimiento de un “Hogar Nacional” cuando finalizara la Primera Guerra Mundial.

El texto de la Declaración Balfour, en su versión castellana, fue el siguiente:

“2 de noviembre de 1917.

Estimado lord Rothschild:

Tengo el placer de dirigirle, en nombre del gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía hacia las aspiraciones de los judíos sionistas, que ha sido sometida al gabinete y aprobada por él.

El gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, quedando bien entendido que nada se hará que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes, ni los derechos y el estatus político del cual gocen los judíos en cualquier otro país.

Le quedaré agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.

Sinceramente suyo,

Arthur James Balfour.”

Pese a que el texto es impreciso, medios de prensa y la Federación Sionista no solo lo difundieron de inmediato, sino que lo interpretaron como un real reconocimiento a los derechos del pueblo judío. La imprecisión debe entenderse como una forma de no violar las promesas que se habían efectuado a la dirigencia árabe: la aceptación de un único Estado árabe en Medio Oriente, como consecuencia de los acuerdos Sykes-Picot, firmados entre Francia y el Reino Unido, en 1916, establecieron cómo se dividirían los diversos territorios de Medio Oriente cuando culminara la conflagración bélica y Turquía junto con Alemania fueran vencidas.

La Declaración Balfour fue el resultado de las gestiones efectuadas por la dirigencia del Movimiento Sionista Mundial, liderada en Gran Bretaña por Jaim Weitzmann, pues dicho Movimiento tenía su sede en Berlín, y si bien al iniciarse la Primera Guerra Mundial se declaró neutral, la realidad es que se dividió en dos sectores que tenían un mismo fin: lograr el reconocimiento de los derechos del pueblo judío en la Tierra de Israel.

Para los miembros del Movimiento Sionista la Declaración Balfour fue un éxito y de inmediato intentaron que fuera implementada, lo que en parte lograron cuando la Sociedad de las Naciones decidió establecer dos mandatos, uno británico y otro francés, en Medio Oriente, en 1920, pero que a la vez trajo como consecuencia la negativa árabe de aceptar lo establecido en la misiva de Arthur James Balfour.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat