Inicio INTERNACIONALES Estudio de Universidad Ariel rechazado porque autora se negó a eliminar «escrito en Israel»

Estudio de Universidad Ariel rechazado porque autora se negó a eliminar «escrito en Israel»

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La revista científica internacional de acceso abierto Molecules canceló la publicación de un estudio de la Dra. Mindy Levine de la Universidad de Ariel después de que ella se negara a borrar la palabra «Israel» en la dirección de la universidad, según activistas israelíes.

Originalmente, el estudio estaba destinado a aparecer en la edición de enero de 2021 de la revista. Levine marcó la dirección en el estudio como «El Departamento de Ciencias Químicas, Universidad de Ariel, Ramat HaGolan 65, Ariel, Israel».

Un grupo de químicos se quejó a Molecules y pidió que cambiara la dirección para decir «Universidad Ariel, asentamiento israelí ilegal», según la iniciativa «Palestino: No negocios académicos como de costumbre con la Universidad Ariel».

Después de que se emitió la denuncia, los editores de Molecules le pidieron a Levine que eliminara la palabra Israel de la dirección a la cabeza del estudio, pero Levine se negó y la revista canceló la publicación del estudio.

“Molecules ha antepuesto la política a la ciencia”, dijo el profesor Eugene Kontorovich, Director de Derecho Internacional del Foro de Políticas Kohelet con sede en Jerusalem, en respuesta al evento. “Requiere que todos los autores proporcionen una dirección postal; independientemente de lo que uno piense de la política, «Ariel, Israel» es de hecho la dirección postal correcta, como se puede descubrir enviando una carta. El propósito de una dirección de contacto, permitir la comunicación con el autor, se ha convertido en un juicio geopolítico por parte de químicos que no están calificados para hacerlo».

“Se han publicado artículos de autores de otras áreas controvertidas sin ninguna insistencia en una descripción ‘legalmente correcta’”, continuó. «Ahora Molecules debe revisar sus políticas para varios territorios o ceñirse a un doble estándar solo para judíos».

La Universidad Ariel es muy prestigiosa y ha tenido varios logros, como haber descubierto un raro taller para la producción de vasijas de piedra de calcárea, que data del período romano, durante las excavaciones en Reina, en la Baja Galilea.

Las excavaciones se llevaron a cabo en una pequeña cueva en la que los investigadores encontraron miles de núcleos de calcárea y otros residuos de producción, incluyendo fragmentos de tazones de piedra y tazones de fuente en diversas etapas de producción, comunicó la autoridad el jueves.

El antiguo sitio es el cuarto taller de su tipo descubierto en Israel. Las excavaciones se realizaron durante el curso de los trabajos de construcción en un centro deportivo municipal dirigido por el Consejo Local del Reina.

Según el Dr. Yonatan Adler, profesor titular de la Universidad Ariel y director de la excavación en nombre de la Autoridad de Antigüedades, durante el primer siglo de la Era Común, los judíos de toda Judea y Galilea utilizaron vajilla y recipientes de almacenamiento de piedra calcárea blanda local.

«La razón de esta curiosa elección de material parece haber sido religiosa, ya que según la antigua ley ritual judía, los vasos de cerámica se hacen fácilmente impuros y deben ser rotos», explicó Adler. «La piedra, por otra parte, se pensó que era un material que nunca puede llegar a ser ritualmente impuro, y como resultado, los antiguos judíos comenzaron a producir algunos de sus vajillas todos los días de piedra», añadió.

Aunque los vasos de piedra de calcárea han sido desenterrados en muchos sitios judíos en todo el país, Adler señaló que es extremadamente inusual descubrir un sitio donde se produjeron efectivamente tales vasijas. «Nuestras excavaciones destacan el papel fundamental de la observancia ritual de la pureza, no sólo en Jerusalem, sino también en la lejana Galilea», contó.

Las excavaciones también revelaron una cueva artificialmente tallada de la cual los trabajadores antiguos extraían la materia prima para los vasos de piedra de piedra. «En el interior de la cueva y en el suelo cercano están esparcidos miles de núcleos de piedra, los antiguos residuos industriales de las tazas de piedra, y los tazones producidos en un torno. También se encontraron centenares de recipientes inacabados, aparentemente dañados durante el proceso de producción y descartados en el sitio», destacó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat