Inicio INTERNACIONALES Estados Unidos e Israel lanzan un importante ejercicio de la fuerza aérea en un claro mensaje hacia Irán

Estados Unidos e Israel lanzan un importante ejercicio de la fuerza aérea en un claro mensaje hacia Irán

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Estados Unidos y las IDF iniciaron el lunes lo que ha sido descrito tanto por algunos funcionarios israelíes como estadounidenses como el ejercicio conjunto a gran escala más importante hasta la fecha, en un mensaje no tan velado a Irán y otros adversarios.

Aunque varios altos cargos informaron al Jerusalem Post hace semanas de que el ejercicio era extremadamente significativo, lo hicieron con la condición de no darlo a conocer hasta que se anunciara oficialmente.

El ejercicio, conocido como simulacros «Juniper Oak», contará con la participación de miles de efectivos, una docena de buques, un número considerable de aviones no tripulados de ataque y de recogida de información y 142 aeronaves, incluidos bombarderos con capacidad nuclear, y se prolongará durante toda esta semana.

Estos simulacros tienen por objeto demostrar y profundizar la integración entre los ejércitos estadounidense e israelí, dijo un alto funcionario de defensa de EE.UU., y se producen en un momento de creciente tensión en torno al programa nuclear de Irán.

Crítico para cualquier posible ataque a la República Islámica, el ejercicio implicará aviones de reabastecimiento en vuelo, incluyendo el IDF dijo, el avión KC-46 que Israel recibirá finalmente de los EE.UU..

Además, las IDF dijeron que habría ejercicios especiales de reabastecimiento en el mar con los buques Sa’ar 5, con el fin de aumentar el paraguas operativo marítimo de las IDF.

Por otra parte, las IDF dijeron que se utilizaría el Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad de EE.UU. (HIMARS) junto con varios cohetes de ataque israelíes similares. El HIMARS tiene un alcance de unos 480 kilómetros y se dice que es muy preciso en un radio de 300 kilómetros.

Aunque es probable que los ejercicios susciten el interés de Teherán, el funcionario estadounidense afirmó que no se realizarían simulacros de objetivos iraníes y que las maniobras no estaban orientadas a ningún adversario en particular.

«Creo que la escala del ejercicio es relevante para toda una serie de escenarios, e Irán puede extraer ciertas conclusiones de ello», reconoció el funcionario.

«En realidad, está pensado sobre todo para probar nuestra capacidad de hacer cosas a esta escala con los israelíes contra toda una serie de amenazas diferentes».

A principios de enero, el Post fue testigo del despegue y las maniobras de varios F-15 estadounidenses y F-35 israelíes en la base aérea de Nevatim, en el sur del país, en un simulacro relacionado con el ataque a «objetivos profundos», un eufemismo israelí frecuente para referirse a Irán.

En noviembre del año pasado se realizó otro gran simulacro conjunto en el que participaron Estados Unidos e Israel.

Las maniobras incluirán ejercicios con fuego real y en ellas participarán 6.400 fuerzas estadounidenses, muchas de las cuales estarán a bordo del grupo de ataque del portaaviones estadounidense George H.W. Bush. Unos 450 efectivos estarán sobre el terreno en Israel, según el funcionario.

Además de bombarderos B-52, los aviones estadounidenses incluirán F-35, F-15, F-16 y F-18. Los ejercicios se realizarán a grandes distancias, por tierra, mar, aire y espacio, dijo el funcionario.

La planificación de los ejercicios comenzó hace sólo un par de meses, antes de que el primer ministro Benjamin Netanyahu recuperara su cargo el 29 de diciembre, pero sin duda envía su deseado mensaje de fuerza hacia la República Islámica.

Israel se ha opuesto a los intentos del presidente estadounidense, Joe Biden, de reactivar el acuerdo nuclear iraní de 2015, preocupado por que no lograra detener el desarrollo de un arma nuclear por parte de Teherán.

Pero esos esfuerzos negociadores se han dejado de lado por ahora mientras Washington presiona a Irán para que deje de suministrar drones a Rusia para que los utilice en su guerra contra Ucrania y trata de detener la represión contra los manifestantes iraníes.

Netanyahu se mostró optimista sobre la convergencia de posturas de los dos países respecto a Irán tras reunirse recientemente en Jerusalem con el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, de visita en el país.

Un alto funcionario estadounidense dijo el lunes que el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel era «férreo».

«Tenemos gobiernos israelíes de un sabor u otro. Van y vienen. Pero lo que no cambia es nuestro férreo compromiso con la seguridad de Israel», dijo el funcionario.

«Así que esto es una señal de que seguimos cubriendo las espaldas de Israel en un momento en el que hay mucha turbulencia e inestabilidad en toda la región».

«Creo que es justo decir que el programa nuclear de Irán está más avanzado ahora que nunca. Sus plazos de arranque están más comprimidos. Sus conocimientos y know-how han aumentado», dijo el funcionario. «Así que el desafío ha aumentado».

El funcionario dijo que los simulacros mostrarían cómo Estados Unidos podría aumentar efectivamente un gran número de fuerzas listas para la batalla en Medio Oriente, incluso cuando Washington se centra en la invasión rusa de Ucrania y la intensificación de la competencia con China.

«Como nuestros adversarios y competidores están midiendo el ejército de Estados Unidos, sospecho que tomarán nota de nuestra capacidad para hacer esto porque, francamente, ningún otro ejército en la Tierra podría hacer esto», dijo el funcionario. «No mientras están haciendo todo lo demás que estamos haciendo en todo el mundo».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat