Inicio INTERNACIONALES El crucero de placer que pasó a ser el crucero del coronavirus

El crucero de placer que pasó a ser el crucero del coronavirus

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Frente al puerto de Yokohama en Japón, se encuentra el crucero Diamond Princess. Esta sería una historia de color, pero el coronavirus les cambió a las 3,700 personas del crucero la realidad.

Dentro del barco, 10 personas fueron detectadas con sospecha de tener el virus por lo que las autoridades japonesas decidieron poner a todo el barco en cuarentena por 14 días, sin dejarlos bajar a puerto. Entre las personas, se encuentran 14 israelíes, todos jubilados que realizaban este crucero de placer y de pronto se encontraron con una realidad completamente distinta a la que soñaron. Distintos medios de Israel se comunicaron con ellos para poder escuchar lo que está ocurriendo dentro del crucero.

Nicole cuenta que la tripulación hace lo que puede ante estas circunstancias. “Tratan de traernos todo lo que pedimos. Nos preguntan todo el tiempo si necesitamos remedios y prometen traerlos enseguida, al igual que agua y comida. Tratan de darnos todo el tiempo la sensación de seguridad y que todo está bajo control. Nuestro problema es que realmente no sabemos bien que está pasando afuera, cuales son sus programas con nosotros”.

Los israelíes, por ser jubilados, tienen miedo que si realmente se tienen que quedar 14 días en cuarentena como les dijeron, se les acaben los remedios que ellos necesitan y temen por su vida. La compañía les aseguró que les proveerá de todos los remedios que necesiten y les pidieron que sigan en contacto con sus familias para saber qué necesitan. Del ministerio del exterior de Israel aseguraron que les harán llegar todo lo que necesiten por medio de helicópteros, en especial remedios.

“En el momento que hablamos con nuestras familias, nos calmamos”, sigue contando Nicole, “Subimos fotos a las redes sociales también para calmarlos a ellos. No sentimos nada especial, nos seguimos lavando las manos todo el tiempo, estamos con mascarillas y nos controlan la temperatura cada tanto. Si eso significa que después de los 14 días de cuarentena bajaremos del barco todos sanos, entonces no hay problema”, finalizó.

El crucero Diamond Princess tiene más de 2,600 pasajeros y más de 1,000 personas de tripulación. Las personas que son sospechosas de tener el virus fueron bajadas del barco y ninguna está enferma de gravedad, es todo sospecha solamente. Todo comenzó al descubrirse que hace 1 mes un pasajero que estuvo en el barco contrajo el coronavirus y las autodidades no quieren jugar con la salud de los pasajeros y prefieren controlar la situación. El ministro de Salud de Japón, Katsunovo Kato dijo: “Queremos controlar la salud de los pasajeros y la tripulación de la major manera, no queremos que el virus se propague”. Kato pidió a todos seguir las indicaciones de las autoridades.

El crucero volvía después de 14 días de viaje de placer y el puerto final debía ser Tokyo. Los dueños del crucero ya les informaron a todos los pasajeros que les devolverán el dinero y podrán realizar en el futuro el mismo crucero en forma gratuita.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat