Inicio INTERNACIONALES Canadá preocupada porque Irán usó partes suyas en drones

Canadá preocupada porque Irán usó partes suyas en drones

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que está “extremadamente preocupado” por informes de que artículos producidos en Canadá pueden haber llegado a drones iraníes que se han utilizado en la guerra de Rusia contra Ucrania.

Trudeau dice que la compañía local está cooperando plenamente y que el gobierno está haciendo un seguimiento para averiguar cómo las partes pueden haber terminado en los drones.

Canadá tiene controles de exportación, pero los artículos terminaron de alguna manera en manos de Irán. Esto sigue a un informe en Globe and Mail que mostró que una antena fabricada por una empresa con sede en Ottawa aparentemente terminó en el Shahed-136.

Medios locales informaron que el grupo europeo de expertos StateWatch y las autoridades de Kyiv encontraron componentes de antena de Tallysman Wireless, con sede en Ottawa, entre 30 piezas producidas por empresas occidentales en drones Shahed 136 de fabricación iraní que forman parte del arsenal de Rusia.

Kyiv Independent señaló que “anteriormente, la ONG StateWatch con sede en Ucrania y el grupo de la sociedad civil ucraniana Comisión Independiente Anticorrupción (NAKO) publicaron una investigación que encontró que los drones Shahed de fabricación iraní, con la excepción del motor, consisten en su totalidad en piezas de fabricación extranjera. La ONG identificó a más de 30 empresas estadounidenses y de la UE cuyas piezas se han utilizado para fabricar drones kamikazes iraníes”.

La historia de piezas fabricadas en Occidente, o incluso en lugares como China, que terminan en drones iraníes es solo la punta del iceberg en términos de cómo Irán ha operado una red global destinada a eludir las sanciones y absorber tecnología que puede ayudar a sus programas militares. Muchos de los artículos que terminaron en drones iraníes son artículos que tienen un propósito civil. Por ejemplo, motores pequeños o medianos, giroscopios, chips u otra tecnología no son necesariamente de grado militar. Eso significa que Irán puede adquirir más fácilmente todas estas piezas de tecnología de varias fuentes y luego instalarlas en drones.

Gran parte de esto pasó desapercibido durante años porque los drones de Irán se usaron en Medio Oriente. Por lo general, a los países occidentales no les importa tanto si las piezas fabricadas en Europa terminan en un dron utilizado por los hutíes respaldados por Irán. Sin embargo, cuando Rusia adquirió drones iraníes y comenzó a usarlos para atacar Ucrania se prestó mucha más atención al origen de todas las partes de los drones. Ahora resulta que a pesar de que Irán se jacta de la producción autóctona de drones y armas, hay muchas partes que Irán adquiere en todo el mundo.

En los últimos meses ha quedado claro, sobre todo porque Ucrania ha ayudado a arrojar luz sobre las piezas de los drones derribados, que muchas de las piezas se fabrican en Occidente. Esto plantea un problema para los países occidentales que respaldan a Ucrania: tienen que ayudar a Ucrania a derribar drones que están llenos de partes occidentales, lo cual es al menos vergonzoso.

Países occidentales como Canadá, con razón, quieren entender cómo llegan sus partes a Irán. Esto se debe a que los países también están sancionando a los fabricantes de drones iraníes y a las empresas de Irán que envían drones a Rusia. Los países occidentales no quieren sancionar a sus propias empresas. Además, las empresas generalmente dicen que no saben cómo llegaron las piezas a Irán.

Tallysman, la empresa canadiense, por ejemplo, ha respaldado a Ucrania. Según Globe and Mail, el presidente de la compañía, Gyles Panther, dijo al periódico que “Tallysman está 100% comprometida en apoyar a Ucrania frente a la agresión rusa”.

Esto supondrá un desafío para gobiernos como el de Canadá: ¿cómo se aseguran de que cosas como antenas, motores o chips de computadora y otros elementos no terminen en drones enviados por Irán a Rusia? ¿Qué tipo de empresas fachada está utilizando Irán y cómo puede adquirir estos artículos?

La evidencia ha demostrado que Irán es muy creativo en términos no solo de eludir las sanciones, sino también de ingeniería inversa o de intentar aplicar ingeniería inversa a los productos y luego trasladar la producción a Irán o a lugares como China.

Los nuevos lazos entre Irán y China probablemente aumentarán esta cooperación y permitirán que Irán se destete de la necesidad de buscar piezas fabricadas en Occidente.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat