Inicio CULTURA En Auschwitz, un shofar se convirtió en un símbolo de la resistencia judía

En Auschwitz, un shofar se convirtió en un símbolo de la resistencia judía

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Por el poder de su fe y mientras enfrentaban un peligro mortal para sus vidas, los prisioneros de Auschwitz pudieron cumplir el mandamiento de tocar el shofar en Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), usando un pequeño cuerno de carnero hecho en secreto por los mismos prisioneros.

Así lo relató Judith Tydor Baumel-Schwartz, directora de la Escuela Schulman de Estudios Judíos Básicos y profesora de Historia Judía en la Universidad Bar Ilan, según el testimonio de su difunto padre y sobreviviente del Holocausto, Yehezkel (Chaskel) Tydor.

El lunes, en un evento de celebración, Baumel-Schwartz prestó el shofar, que su padre mantuvo a salvo durante todos estos años al museo de la herencia judía en Nueva York.

El shofar, que mide solo 10 pulgadas (25 cm), se presenta como parte de una exposición itinerante de Polonia titulada «Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos».

Según Baumel-Schwartz, su padre estaba prisionero en uno de los 41 subcampos de Auschwitz, y fue confiado como despachador de trabajo.

Como parte de su trabajo, en Rosh Hashaná 1944, Chaskel arregló que los prisioneros trabajaran en lugares remotos, con la esperanza de que pudieran rezar con seguridad sin ser atrapados.

Sin embargo, no sabía que tenían algo muy querido en su poder, y cuando regresaron, uno de los prisioneros le confesó a Chaskel que habían creado un shofar e incluso habían logrado usarlo.

En 1945, cuando los soldados nazis diezmaron Auschwitz y huyeron de las fuerzas rusas que se aproximaban, el shofar fue entregado a Chaskel para su custodia por otro prisionero.

Baumel-Schwartz decidió prestar el shofar después de reunirse con el doctor Robert Jan van Pelt, curador de la exposición y experto en el Holocausto, en Manhattan.

«Me reuní con el doctor Van Pelt hace cuatro meses y me prometió un recorrido privado por la exposición», dijo Baumel-Schwartz, «cuando llegamos a la exhibición de ‘resistencia’, no vi nada allí excepto tzitzits judíos (prendas con flecos judíos )”.

«Cuando expresé mi sorpresa, el doctor Van Pelt dijo que no había nada guardado para ilustrar la resistencia de los prisioneros judíos de Auschwitz”, comentó.

“Cuando le conté sobre el shofar», continuó, «prácticamente me rogó que prestara el shofar a la exhibición”.

Baumel-Schwartz expresó que “esta fue mi oportunidad de honrar a mi padre 26 años después de su muerte, y demostrar la valentía y la convicción de los prisioneros de Auschwitz».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat