Inicio COMUNIDAD EN ACCION Un nuevo estudio en la Universidad de Haifa logró implantar recuerdos emocionales en ratones

Un nuevo estudio en la Universidad de Haifa logró implantar recuerdos emocionales en ratones

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- Un nuevo estudio realizado en la Universidad de Haifa identificó una vía neuronal que permite borrar o trasplantar recuerdos que nunca se experimentaron en la realidad.

El estudio fue publicado en el Journal of Neuroscience. «En el estudio actual, pudimos, por primera vez, hacer que los ratones asignen un valor negativo a un evento que nunca tuvo lugar y, en consecuencia, recordar un sentimiento que no se experimentó en la realidad», dijo el estudiante de doctorado Haneen Kayyal, quien dirigió el estudio junto con su compañero postdoctoral Dr. Adonis Yiannakas de la Universidad de Haifa.

Los investigadores identificaron una pequeña población de neuronas que determinan si a los ratones les gusta o no un sabor particular, e incluso lograron silenciarlas o activarlas, implantando así un valor emocional que no se experimentó en la realidad.

En el estudio actual, realizado por el profesor Kobi Rosenblum del Departamento de Neurobiología de Sagol en la Universidad de Haifa, que durante mucho tiempo ha estado estudiando cómo el cerebro etiqueta los recuerdos sensoriales como positivos o negativos, los investigadores buscaron encontrar la vía neuronal en el cerebro que después del aprendizaje, asigna un valor negativo a los gustos que son inherentemente positivos (siguiendo procesos evolutivos).

Naturalmente, nacemos con una preferencia natural por ciertos sabores, por ejemplo, dulce o salado, y somos reacios al sabor amargo. Sin embargo, a lo largo de la vida, estas preferencias innatas pueden cambiarse mediante un proceso de aprendizaje en el que el sabor amargo se vuelve atractivo (por ejemplo, la cerveza) y el sabor apetitivo se vuelve negativo si produce malestar.

Del mismo modo, se puede enseñar a los ratones a ser reacios a un sabor dulce al asociarlo con malestar general.

Al investigar la actividad cerebral de los ratones durante la asociación de un sabor dulce con dolor abdominal, los investigadores encontraron la activación neuronal en la corteza insular en el cerebro, un área involucrada en funciones cerebrales complejas y participa en la formación de recuerdos emocionales.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat