Inicio COMUNIDAD EN ACCION Menorá: Todo lo que es importante saber para celebrar Purim en el contexto de pandemia por Coronavirus

Menorá: Todo lo que es importante saber para celebrar Purim en el contexto de pandemia por Coronavirus

Por Iton Gadol
0 Comentario

Isaac Sacca, Gran Rabino Sefardí y presidente de la Organización Judía Mundial Menora, comparte su mensaje para la sociedad argentina en sintonía con la inspiración de la festividad de Purim que inicia el 25 de febrero. También responde a las dudas más comunes sobre el significado y las costumbres de esta festividad.

El jueves 25 de febrero de 2021 por la noche comienza Purim, una festividad judía que representa un momento de alegría y regocijo para conectarse con Dios mediante las buenas acciones y la paz entre los seres humanos.

¿Qué es Purim?

Purim rememora los sucesos narrados en el Rollo de Esther: durante el reinado de Ajashverosh, los judíos estuvieron a punto de perecer a manos de los persas, instigados por los malvados planes de Hamán, que había promulgado un decreto de exterminio. Recordamos la salvación milagrosa del pueblo judío, gracias a la intervención divina, mediante Esther y Mordejai.

En tiempos como los actuales, el liderazgo positivo de Esther emerge como un faro para una nueva generación de mujeres, que buscan defender los derechos de las minorías oprimidas. Es un ejemplo de valentía y lucha. Representa a todas aquellas mujeres que persiguen ideales nobles y están dispuestas a sacrificar sus comodidades en pos del bienestar social, la justicia, la libertad y la paz.

Cinco personajes de Purim

El liderazgo de Esther

Esther, huérfana de padre y madre, es criada por Mordejai. El Rey Ajashverosh se enamora de ella y es llevada al palacio. La casan con el rey. Recibe consejos de Mordejai. Cuando el pueblo judío está en peligro por los planes malvados de Hamán, Esther reacciona y actúa, salvando a su pueblo y provocando la caída del villano.
Esther se transforma en líder. Su carácter evoluciona: de la mera pasividad y resignación hacia la resolución y determinación que caracterizan a los grandes líderes.

La valentía de Mordejai

Mordejai es el líder de los judíos en el exilio. Se niega a arrodillarse frente al corrupto ministro Hamán. Denuncia una intriga palaciega contra el Rey Ajashverosh y salva su vida. Incita a Esther a hablar con el rey para salvar al pueblo judío. Finalmente, es nombrado asesor real.

Mordejai destaca por su rechazo a la corrupción: se sobrepone a las adversidades y se mantiene firme en la moralidad y la fe. Domina su instinto y resuelve los problemas con ingenio e inteligencia.

La ambición de Hamán

Hamán, receloso con Mordejai, intenta exterminar al pueblo judío, manipulando al rey Ajashverosh. Su objetivo final es hacer un golpe de Estado y apropiarse del poder. Termina ridiculizado: él y sus hijos son castigados.

La ambición y la soberbia lo destruyen: cuando piensa que ha triunfado, un giro inesperado lo sorprende y todo cambia. Hamán termina humillado por sus propias ansias de poder.

La comedia de Ajashverosh

Ajashverosh es un militar que llega al poder porque se casa con la hija del rey, Vashti. Hace fiestas suntuosas y se rodea de asesores de dudosa sabiduría. Se desprende de su esposa por un capricho y se deja manipular por su corte.

No queda claro si Ajashverosh es un genio político o un tonto con suerte. Es un personaje tragicómico, cuya ambigüedad se explica por una mezcla de ambición e inseguridad.

Di-s, el protagonista oculto

En todo el rollo de Esther, no aparece una sola vez el nombre de Di-s.

Este es el principal mensaje de Purim: Di-s siempre está presente, aunque no lo percibamos. El ocultamiento de Di-s también es una forma de revelación: la salvación a través de la acción humana es parte del plan Divino.

La Historia de Purim

En Purim, que se celebra el 14 de Adar, conmemoramos la salvación del pueblo judío de las manos de un cruel enemigo.

La historia comienza aproximadamente hace 2350 años, cuando el poderoso rey Ajashverosh, soberano del Imperio Persa, realizó un gran banquete para festejar sus tres años de gobierno. Del mismo participaron muchos judíos, que, sintiéndose honrados por la invitación del rey, no vacilaron en corresponderle. Durante la celebración el rey solicitó la presencia de su esposa Vashtí, quien se rehusó a cumplir con la petición real. El rey, entonces, la condenó a muerte. Por sugerencia de sus consejeros realizó una selección entre las doncellas del reino y eligió a Esther como su nueva soberana, que por consejo de su tío Mordejai ocultó su origen judío.

Mordejai, un gran sabio de los judíos y a su vez asesor del rey, descubrió una conspiración contra Ajashverosh y la denunció a las autoridades del palacio, logrando con eso el reconocimiento y la inserción de su buena acción en el libro de los recuerdos.

Ajashverosh tenía un ministro llamado Hamán, a quien concedió plenos poderes. Este, contrariado por la actitud de Mordejai (que era el único consejero del palacio que no se prosternaba ante su presencia), predispuso al rey en su contra y en la de su pueblo, logrando que el monarca firmara un decreto que ordenaba el exterminio de todos los judíos, apoderándose de sus riquezas.

Cuando se expandió la noticia, el pueblo judío ayunó y rezó, comprendiendo que el decreto se debía a sus transgresiones. Mordejai interiorizó a Esther sobre los acontecimientos y esta invitó al rey a participar de un banquete especial, conjuntamente con el malvado ministro Hamán. Envanecido por la atención que le dispensara la reina, Hamán encontró a Mordejai en su camino y decidió construir una horca destinada a ejecutar a Mordejai.

Esa noche Ajashverosh estaba desvelado y pidió ver el libro de las crónicas reales. Luego de leer lo que Mordejai habla hecho por él, preguntó qué premio había recibido, y como le contestaron que no fue recompensado, llamó a Hamán y le preguntó qué se le hace a un hombre al que el rey desea honrar. Este, pensando que aludía a su persona, sugirió que sea montado en un caballo real, con la corona y las investiduras reales y sea llevado por un noble que precediéndolo proclame: «Esto se hace con un hombre al que el rey quiere honrar». Ante esta respuesta, Ajashverosh encomendó a Hamán ser el encargado de realizar este cometido con el gran sabio judío Mordejai.

Al día siguiente se llevó a cabo el banquete de la reina. El rey le preguntó a Esther cuál era su deseo y esta pidió que le sea perdonada la vida a ella y a su pueblo, señalando a Hamán como su potencial asesino. Fue así que Ajashverosh ordenó utilizar la horca – preparada originalmente para Mordejai – para ejecutar al malvado Hamán. A Mordejai le fue concedido el puesto de Hamán y redactó un nuevo decreto que facultaba a los judíos portar armas y defenderse de sus enemigos. En las tierras de Ajashverosh los judíos gozaron de felicidad el día 14 de Adar, y el 15 de Adar en la ciudad de Shushán, y celebraron con alegres banquetes la salvación del nefasto decreto. Por este milagro Mordejai estableció que todos los años el día 14 de Adar se lea la Meguilá de Esther en la cual se relata esta historia y que se distribuyan regalos entre los pobres y obsequios entre los amigos, para que, de esta forma, la alegría sea plena para todos los judíos.

¿Cuándo se celebra Purim?

Purim comienza el día catorce del mes del año hebreo llamado Adar, y se celebra durante un solo día. En algunas ciudades específicas, como Jerusalén, se celebra un día después, el quince de Adar. Este año, 2021, comienza desde la puesta de sol del jueves 25 de febrero y termina a la tarde del viernes 26 de febrero.

¿Cómo se saluda en Purim?

El saludo tradicional es “Purim saméaj”, que se traduce como “feliz Purim” o ¨Purim alegre¨.

¿Cuál es el propósito espiritual de Purim?

Purim significa “sorteo”. Todos los eventos narrados en el Rollo de Esther parecen fortuitos y producto del azar: el nombre de Dios no se menciona explícitamente ni una sola vez. El mensaje principal de la historia es precisamente que los eventos azarosos , son en realidad consecuencia de las acciones de los seres humanos, si son buenos, los eventos serán buenos. Dios supervisa y dirige al mundo cuidando que los buenos reciban su bendición y reconocimiento , aun cuando esto no resulta evidente para los ojos humanos.

¿Cómo se celebra Purim?

Principalmente se celebra con la lectura del rollo de Esther un banquete familiar y ambiente festivos. Es obligación también realizar actos concretos de caridad y compromiso con el prójimo. enfocarse en dar a los necesitados, sin distinciones.

Este año las reuniones se realizarán respetando las medidas de aislamiento y de prevención de contagio por Coronavirus según las disposiciones de los organismos sanitarios de cada ciudad.

¿Cuáles son las costumbres de la festividad de Purim?

Zéjer Le Majasit HaShékel – Recuerdo del medio Shékel -unidad monetaria-

Se acostumbra entregar para caridad antes de Purim una suma equivalente al valor de 10 gramos de plata pura, en recuerdo al Majasit Hashékel (el medio siclo de plata que se entregaba anualmente para el mantenimiento del santuario de Jerusalén). Se eligió esta fecha para ello porque Hamán prometió pagar con monedas por cada judío que sucumbiera, y nosotros demostramos el verdadero sentido de bondad que debe tener el dinero contrastando con las malas intenciones de Hamán. Es correcto entregar esta suma por cada miembro de la familia, y aun por los bebés que están todavía dentro del vientre de sus madres.

La lectura de Meguilat Esther -Libro de la Biblia que relata la historia de Purim-

Uno de los principales preceptos de Purim es la Lectura de la Meguilá, donde se relata la historia acontecida con Mordejai y Esther. Tanto los hombres como las mujeres están obligados a escuchar la Meguilá la noche y el día de Purim. La Meguilá se debe leer delante de un Minián (10 personas). En caso que uno no pueda leerla con Minián, solo recita las bendiciones preliminares pero no la bendición posterior de la Meguilá.

La Meguilá en la sinagoga es leída por el Jazán, de una Meguilá confeccionada con pergamino y escrita por un Sofer según la Halajá, y el público sigue con atención las palabras del Jazán de un libro.

El oficiante que lee la Meguilá debe poner atención que sus bendiciones y su lectura sirvan para todo el público, y, a su vez, el público debe pensar en cumplir con el precepto con las bendiciones y la lectura del Jazán.

Mishloaj Manot -envío de porciones de comida-

Otra de las Misvot -preceptos- de Purim es el Mishloaj Manot, o sea el envío de comidas a un amigo. Este precepto tiene dos motivos:

1- Como existe el precepto de realizar un banquete en Purim y hay personas que no tienen las posibilidades económicas para hacerlo y se avergüenzan de pedir, de esta forma recibirán la comida necesaria para realizar el banquete sin pasar vergüenza.
2- EI otro motivo consiste en que Hamán utilizó como argumento para acusar a los judíos que son un pueblo dispersado y antisociable aun entre ellos mismos. Por ello, con este precepto demostramos que las acusaciones de Hamán eran totalmente falsas.

Matanot Laebionim -regalos para los carenciados-

Por ser que este día debe ser un día alegre para todos, se fijó el precepto de dar caridad para que los humildes también se alegren en esta festividad.

1) Por lo menos hay que entregar a dos menesterosos una suma no menor al equivalente de una perutá -antigua moneda judía de bronce que pesaba una milésima de libra- en cada caso.
2) De todas formas es correcto aumentar en la entrega de caridad, y es preferible disminuir la cantidad de Mishloaj Manot y utilizar ese dinero para caridad.
El objetivo de estos preceptos es alegrar al prójimo y ayudar a todo aquel que lo necesite, propiciando la armonía y la paz en la sociedad.

¿Cómo se celebrará Purim en el contexto de pandemia por Covid- 19?

Las siguientes disposiciones se han consensuado con el Gran Rabinato de Israel en relación a los cuidados que se debe tener en las próximas ceremonias relacionadas con la festividad de Purim.

Los rezos deben hacerse en tantos grupos como sea necesario para evitar la concentración de gente.

Comida festiva: Realizarla con la familia más cercana y no reunir varias familias y menos aún, público en general.

Mishlóaj Manot: Cumplir con lo justo que exige la Halajá – legislación judía – enviando 2 comidas a una persona. No aumentar en enviar Mishloaj Manot a varias personas.

Matanot Laebionim: Entregar por lo menos una comida a dos pobres. Este año debemos aumentar en dar a los carenciados y procurar hacerlo por los medios digitales a las entidades encargadas. Este año no se deben realizar fiestas de Purim comunitarias.

Análisis: ¿Hasta dónde llega la obligación de respetar a la autoridad? – por el Gran Rabino Isaac Sacca

Dos lecciones políticas de la festividad hebrea de Purim Gran Rabino Isaac Sacca
febrero 2021

El jueves 25 de febrero por la noche y durante el viernes 26 hasta la tarde, los judíos celebran la festividad de Purim. En ella, se recuerda los eventos narrados en el Rollo de Esther: Hamán, un malvado ministro, manipula al rey Ajashverosh (Asuero) para que decrete el exterminio de todos los judíos del imperio persa, pero este intento genocida resulta infructuoso mediante el accionar de Esther y Mordejai (Mardoqueo).

Según relata el propio Rollo de Esther, el odio de Hamán fue instigado por un episodio aparentemente banal: cuando todos los súbditos del reino se prosternaban ante el malvado ministro, Mordejai se negó a hacerlo. Hamán sintió celos: su poder quedaba rebajado frente a un mero súbdito. Su odio a Mordejai creció y se trasladó

a todo el pueblo judío. Nacía el antisemitismo en su expresión clásica: exacerbación del odio, acusaciones falsas y manipulaciones maniqueas del poder.

Bajo una lectura superficial de los acontecimientos, la actitud de Mordejai podría ser considerada rebelde y facciosa. Después de todo, Mordejai realmente estaba poniendo en cuestión la autoridad de Hamán. Aquí descubrimos la primera lección política de Purim: el poder no es arbitrario ni se conquista por la mera fuerza, sino que se gana mediante el espíritu. La legitimidad de un gobernante se mide por la moralidad de sus actos. Ningún gobernante tiene la autoridad para atacar los fundamentos de la libertad de conciencia, pensamiento, expresión y culto. Frente a quien intenta acallar al disidente y homogeneizar a la sociedad, la respuesta debe ser un «no» firme y resuelto.

Sin embargo, la mirada de Hamán, cegada por el odio, resulta incompleta e inadecuada. Mordejai no estaba atacando a la autoridad en general, sino a la autoridad ilegítima. Esto lo aprendemos nuevamente de los mismos acontecimientos del Rollo de Esther: es el propio Mordejai quien denuncia un complot contra el rey, salvándole la vida y su reinado. Así descubrimos la segunda lección política de Purim: respetar a la autoridad legítima y procurar su bienestar. Aunque Mordejai no obtenía ninguna ganancia personal salvando al rey Ajashverosh, cumplió su deber como ciudadano de manera ejemplar, sin importar las consecuencias. La autoridad legítima debe ser respetada para mantener el orden: sin jerarquías de ningún tipo, surge el peligro de la anarquía y la destrucción de los pilares de la civilización.

Así, descubrimos dos principios: respetar a la autoridad y, simultáneamente, marcar sus límites. Frente a la apatía y la indiferencia generalizadas, solamente una actitud ciudadana activa puede ayudarnos a caminar entre estos dos principios fundamentales del accionar político.

Al focalizar en el personaje de Mordejai, podemos extraer algunas lecciones políticas relevantes para nuestro presente convulsionado y polarizado. Indudablemente, releer la Biblia con ojos atentos nos puede ayudar a lidiar con nuestra propia realidad en busca de paz y justicia.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat