Inicio ISRAEL Coronavirus/Israel. Netanyahu se manifestó a favor de un toque de queda nocturno durante Purim

Coronavirus/Israel. Netanyahu se manifestó a favor de un toque de queda nocturno durante Purim

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dijo el martes que es partidario de imponer un toque de queda nocturno en todo el país durante la próxima festividad de Purim, en un intento de evitar reuniones públicas que puedan provocar un aumento de las infecciones por coronavirus.

Durante una visita a un centro de vacunación en Acre, el primer ministro dijo que apoyaría la propuesta del Ministerio de Salud de imponer un toque de queda los próximos jueves, viernes y sábado, desde las 20:30 hasta las 5 de la mañana. “Esto es para prevenir lo que ocurrió el pasado Purim, que no queremos que se repita”, dijo Netanyahu, advirtiendo que el virus se sigue propagando a pesar de la campaña de vacunación de Israel.

Desde el inicio del brote en el país el año pasado, el gobierno ha ordenado ocasionalmente toques de queda, concretamente durante las principales fiestas, en un esfuerzo por evitar las reuniones y la inevitable propagación del virus.

Este año, Purim comienza el jueves por la noche y se prolonga hasta el domingo. La festividad suele estar marcada por las fiestas de disfraces, así como por las grandes comidas comunitarias, en eventos que reúnen a familiares y amigos.

El pasado Purim, al comienzo de la pandemia, se produjo un aumento de las infecciones por el virus después de que muchos ignoraran las normas que prohíben la celebración de grandes eventos.

Los ministros se reunirán el martes por la noche para debatir las restricciones para la fiesta judía, después de que el ministro de Salud, Yuli Edelstein, dijera un día antes que su ministerio iba a presionar para restringir las festividades.

Sin embargo, las sinagogas y otros lugares de culto fueron autorizados a reabrir el viernes por la mañana, con una asistencia limitada a 10 personas en el interior y 20 en el exterior.

Las normas para otras reuniones se relajaron de forma similar, con reuniones al aire libre de hasta 20 personas y grupos en el interior de hasta 10 personas. Las normas anteriores restringían las reuniones al aire libre a 10 personas y en el interior a cinco.

El martes, el zar del coronavirus, Nachman Ash, dijo que a las autoridades les preocupa que las violaciones a las normas puedan elevar las tasas de infección, lo que obligaría al país a volver a un cierre nacional, e imploró a los miembros de la comunidad ultraortodoxa que respeten las normas de reunión durante el festival. “Recordamos lo que ocurrió durante la fiesta anterior. Todos conocen la delicada situación actual. Debemos detener el aumento de las infecciones que podrían producirse como resultado del comportamiento durante Purim”, dijo Ash a los periodistas ultraortodoxos en una sesión informativa especial.

“¿Qué diremos dentro de dos semanas si nos vemos obligados a cerrar el sistema educativo por un aumento de las infecciones? No es razonable que tengamos que cerrar las escuelas por culpa de los festejos”, advirtió.

Horas después de que el grupo de trabajo de la Inteligencia Militar diera a conocer los datos que mostraban que las tasas de contagio habían vuelto a aumentar, Ash dijo que era inevitable que se produjeran nuevos cierres si la tendencia continuaba.

“Las tasas de infección están bajando, pero en los últimos dos días la tasa de transmisión ha cambiado de dirección y ha empezado a subir ligeramente. ¿Es el resultado de la reapertura de la educación y la economía? Podría ser, pero no lo sabemos con certeza”, dijo. “Si vemos que los índices suben y el número de reproducción básica se acerca a 1, nos veremos obligados a cerrar cosas que se han reabierto”, aseveró.

El valor R de Israel -el número medio de personas a las que infecta cada coronavirus, basado en el número de casos nuevos de 10 días antes debido al periodo de incubación del virus- está actualmente en 0,86, por encima del 0,79 del viernes, la cifra más baja registrada en meses.

El hecho de que la tasa de transmisión se mantenga por debajo de 1 significa que cada portador del virus está infectando de media a menos de una persona, un signo de disminución de la propagación del virus.

El número de casos graves se situó el martes en 798, la cifra más baja registrada desde principios de año, después de haber alcanzado un máximo histórico de 1.201 a mediados de enero.

Los datos del Ministerio indicaban que había 41.487 casos activos del virus, incluidos 4.677 contagios diagnosticados el lunes, lo que elevaba el total desde el inicio de la pandemia a 757.150.

La cifra de muertos se situó en 5.604, después de que el lunes fallecieran 13 personas.

Israel ha experimentado un descenso continuado de la morbilidad, especialmente entre los grupos de alto riesgo, que se atribuye en gran medida a la rápida campaña de vacunación del país.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat