Inicio COMUNIDAD EN ACCION Menora. Análisis: La religión y la individualidad

Menora. Análisis: La religión y la individualidad

Por M S
0 Comentario

Por el Gran Rabino Isaac Sacca.

Itongadol.- En Shabuot conmemoramos la revelación de la Torá, especialmente los Diez Mandamientos.

Dios se reveló a todo el pueblo de Israel en el Monte Sinaí. Sin embargo, cada uno de los que estaban allí presentes recibió el mensaje Divino de manera distinta, de acuerdo a sus capacidades y características personales. No hubo dos personas que hayan recibido exactamente el mismo mensaje: cada uno captó a Dios de acuerdo a su percepción personal de la realidad (Pesikta deRab Kahana 12:25).

¿Cómo desarrollar la individualidad cuando la sociedad promueve que todos seamos iguales y que sigamos las mismas ideas y formas de vida? ¿Podemos encontrarnos a nosotros mismos en un entorno social y cultural que se preocupa tanto por las apariencias y lo superficial?

A veces se argumenta que la religión fomenta la homogeneidad y la uniformidad, limitando la libertad individual. Todos deberíamos seguir determinados códigos de conducta ya dados y no podemos movernos de lo que ya está establecido.

Sin embargo, el judaísmo no pretende que todos seamos iguales. Su objetivo es crear una sociedad en la que cada uno pueda ser él mismo, sin interferencias externas.

La tradición judía se desarrolla por los inconformistas, aquellos que desafían el status quo y buscan la verdad. Abraham, nuestro primer patriarca, no dudó en desafiar a las autoridades de su época: fue un iconoclasta que atacó las ideas paganas e idólatras de su generación.

Cada uno tiene que encontrar su lugar en la Torá. No intentemos copiar a otros ni seguir moldes establecidos. Seamos nosotros mismos, siguiendo los lineamientos de la Torá, y encontraremos un camino de libertad y paz interior.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat