Inicio Keren Kayemet Israel Vicepresidente del KKL Mundial: “Los temas ecológicos van a volver con fuerza al orden del día del mundo”

Vicepresidente del KKL Mundial: “Los temas ecológicos van a volver con fuerza al orden del día del mundo”

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- El vicepresidente del KKL Mundial y presidente de la Comisión de Recursos del KKL, Hernán Felman, mantuvo una entrevista con ItonGadol días después de que asumieran las nuevas autoridades de la institución. “El hecho de que Abraham Duvdevani esté al frente de la organización cambia prácticamente el mapa del sionismo mundial. Estamos volviendo a nuestros objetivos fundamentales y de base”, destacó.

Felman también se refirió a cómo atravesó el KKL la pandemia y recordó uno de los últimos eventos que se hicieron junto a la comunidad evangélica antes de que se desatara el coronavirus: “El apoyo que nosotros recibimos, moral, político y económico del mundo evangélico es importantísimo. Es algo que a mí personalmente me emociona cada vez que sucede”.

-Antes de dialogar sobre lo que concierne al KKL, ¿pudo vacunarse en Israel?

-Sí, efectivamente. Desde ayer estoy vacunado. Duele un poco el lugar en donde me pusieron la vacuna. Ya tengo fecha para la segunda dosis, que la voy a hacer el 18 de enero. Voy a pasar a ser parte de aquellos que están protegidos por la vacuna. Espero que a fin de enero ya pueda tener anticuerpos necesarios para evitar la enfermedad.

-Israel entró en un nuevo confinamiento. ¿Cómo se está viviendo?

-Fuera de los negocios y los centros comerciales, que están cerrados, mucho no ha cambiado. Muchas de las empresas están trabajando y en realidad este cierre no tiene la misma disciplina que pasaron los anteriores. La población está muy cansada de estos cierres y esperemos que tenga efectividad, ya que la vacuna va a tener efectos en el curso de dos o tres meses. Posiblemente sea uno de los primeros países del mundo que pueda decir que superó el coronavirus.

-¿Cómo atravesó el Congreso Sionista y qué pasó desde ese evento hasta el día de hoy?

-No hay ninguna duda de que a pesar de lo traumático que fue el proceso previo al Congreso Sionista, afortunadamente eso terminó y desde todo punto de vista, veo ese proceso como un gran éxito. Hoy en día la Organización Sionista Mundial (OSM) tiene a su frente a Yaakoc Hagoel, que fuera de la amistad personal y de la forma mutua en que venimos dirigiendo los destinos de nuestro movimiento, es un nombramiento de primera. Es una persona joven que entiende el mundo nuevo, el mundo de los jóvenes. El futuro del Movimiento Sionista está en esta gente joven, que entiende el mundo digitalizado que tenemos. No tengo ninguna duda de que Hagoel va a hacer un trabajo excelente. El segundo logro es que Abraham Duvdevani esté al frente del KKL. No es secreto que yo no estaba satisfecho con la conducción anterior del KKL y sin lugar a dudas, el hecho de que Duvdevani esté al frente cambia prácticamente el mapa del sionismo mundial.
En forma personal, estoy al frente de la División de Recursos y Relaciones Externas del KKL. Por eso estaré incluso más cercano a América Latina que antes, pero con responsabilidad en todo el mundo.

-¿Cómo ven junto a Hagoel y Duvdevani el mundo judío hoy en día? ¿Cuáles son las preocupaciones?

-Es un poco temprano para sacar conclusiones de lo que va a pasar. Las nuevas autoridades están en funciones desde hace unas pocas semanas. Pero no tengo ninguna duda de que la ampliación de las actividades de la OSM y la continuación de los objetivos del KKL son un paso adelante para el Movimiento Sionista. Estoy seguro de que vamos a llevar adelante la bandera que debemos llevar, que es la del apoyo a las colectividades judías del mundo; la profundización de la labor sionista a través de los grupos juveniles y la Tnuot Noar; la enseñanza del idioma hebreo, que debemos fomentar en todos lados; y la aliá a Israel, que puede cambiar a mucha gente que esté dispuesta a venir a compartir los destinos con nuestro pueblo acá en Israel.

-Estamos en el 120 aniversario del KKL. Los espacios verdes se están empezando a valorar más en el mundo. ¿Qué rol juega el KKL en este aspecto?

-Una de las primeras medidas que tomaron las nuevas autoridades en KKL fue anular algunos de los programas importantes que se hicieron en la cadencia anterior y que cumplían funciones que las debe cumplir el gobierno, el Estado de Israel y su presupuesto. El KKL estaba distrayendo dinero de sus objetivos fundamentales a otros temas importantes, pero que no es el KKL el encargado de realizarlo. La vuelta a las cuestiones de base del KKL: la compra de tierras, el desarrollo de esas tierras a los efectos de producir riqueza nueva en este país, volver al cuidado de los parques, los boques y el tratamiento del agua, es un cambio refrescante, que ponen otra vez a la ecología y al verde en sus principales objetivos. Estamos volviendo a las fuentes.

-La valoración de lo verde es algo nuevo en muchas partes del mundo. Hoy en día las reuniones no se pueden hacer en espacios cerrados y se practican en plazas y parques. ¿El desafío del KKL es enseñar con humildad estas cuestiones?

-Yo creo que los temas ecológicos van a volver con fuerza al orden del día del mundo. Es posible que los cambios políticos que se van a producir en los Estados Unidos en pocos días, vuelvan a poner los objetivos climatológicos y el tema del verde al frente de los intereses de este mundo. Ya nadie tiene dudas de que este mundo que nos cobija está siendo muy castigado por el hombre, muy castigado por la industrialización y los desechos. El cambio climático va a afectar prácticamente a todo el mundo si no hacemos nada para detenerlo.

-Si un secretario de Espacios Verdes lee esta nota en Guatemala, Uruguay o Chile, ¿qué se le puede recomendar para poner esos espacios verdes en funcionamiento en un país que tal vez no los tiene asimilados?

-Es una cuestión de política ambiental, nada más, en la medida en que los gobiernos tomen conciencia de que hay que ayudar a detener el cambio climático. En Brasil hay incendios permanentes de bosques, a los efectos de liberar tierras para vacunos o temas agropecuarios, pero que afectan a todo el mundo. En este caso no hace falta solamente un cambio de políticas naturistas, sino también una cooperación internacional que ponga fin a todas las actitudes del ser humano que provocan daño al medio ambiente. Nadie habla en este momento de cambiar el destino de las cosas, sino de amenguar el daño que le hacemos al medio ambiente. Solamente una campaña internacional activa, con respeto a las Convenciones de París, es lo que puede hacer un cambio verdadero en detener un poco el cambio climático.

-Antes de que se desatara la pandemia, una de las últimas actividades fue un evento que se hizo con el mundo evangélico en Israel de la mano del Keren Kayemet. ¿Qué evaluación hacen después de esa experiencia?

-Desgraciadamente la pandemia detuvo el desarrollo de algunos de los programas y de las actividades que teníamos planeadas hacer. Pero sin lugar a dudas, ese encuentro con el mundo evangélico fue un hecho decisivo para el Keren Kayemet. El entendimiento nuestro sobre el mundo evangélico, y por supuesto los contactos importantísimos que fueron hechos con aquellos que participaron y con muchos otros que quedaron afuera por falta de posibilidad nuestra de hacerles un grupo mayor. El mundo evangélico es fundamental para el Estado de Israel. El apoyo que nosotros recibimos, moral, político y económico del mundo evangélico es algo importantísimo. Es algo que a mí personalmente me emociona cada vez que sucede. Tenemos una cantidad muy importante de amigos en Latinoamérica, y por supuesto, cada uno de ellos con sus iglesias y sus comunidades. No hay ninguna duda que es un mundo que le da a Israel muchos de sus amigos en el mundo.

-¿Qué mensaje tiene para dar a Latinoamérica, en estos 120 años del KKL?

-El cumpleaños del Keren Kayemet es en Tu Bishvat, que vamos a festejar en unas pocas semanas más. Ese día cerraremos 120 años de existencia de este organismo. Es una emoción ser parte de este organismo tan importante del pueblo judío, ser parte de esta maquinaria importante que es el Movimiento Sionista, en una posición de hacer y llevar adelante proyectos. Hace solo unos pocos días hemos firmado un acuerdo importante con la AMIA y con FEJA para apoyar a los colegios judíos de la Argentina. Nosotros queremos estar al frente de la lucha contra la asimilación y a favor de la continuidad de la red escolar judía en todas las partes del mundo. Haremos todo lo posible para devolver al mundo judío parte de lo que hemos recibido durante estos 120 años de existencia. El mensaje más importante que puedo dar es un mensaje, primero, de pertenencia al pueblo, de sentirnos orgullosos de pertenecer a este pueblo judío y a este Movimiento Sionista. Y por supuesto, llamar a todos los padres de chicos judíos a mandar a sus hijos a la red escolar judía, seguir enseñándoles los valores de nuestro pueblo. Que todo el mundo sepa que Israel es su hogar y que pueden llegar acá y que van a ser recibidos con los brazos abiertos.

-¿La educación no formal va a tener relevancia en este esquema del KKL?

-En Israel también tenemos movimientos juveniles. Cuando se hacen encuestas de cuál es el porcentaje de chicos que están en movimientos juveniles, y cuántos de ellos están en las divisiones más destacadas del ejército de Israel, encontramos que la proporción de los oficiales del ejército que vienen de los movimientos juveniles es muchísimo mayor que la proporción general de nuestros soldados. En definitiva, no hay ninguna duda que los grupos juveniles, las tnuot noar son el motor que mantiene la antorcha del sionismo prendida. Si yo pudiera elegir, diría que las tnuot noar no son menos importantes que los colegios judíos, y sin lugar a dudas son una garantía también de la continuidad judía y de la continuidad de la idea sionista en nuestras colectividades.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat