Inicio Argentina Argentina. La DAIA acompaña la iniciativa de empresarios pymes de la comunidad judía en la donación de 200 mil barbijos

Argentina. La DAIA acompaña la iniciativa de empresarios pymes de la comunidad judía en la donación de 200 mil barbijos

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Por una iniciativa de empresarios pymes de la comunidad judía argentina, con la colaboración de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), se comenzó a distribuir barbijos y otros equipos de protección a distintas instituciones, que van desde hospitales a ONGs. Debido a la pandemia, uno de los empresarios, dueño de una fabrica textil, impulsó la acción solidaria aprendiendo a fabricar estos artículos, de extrema necesidad en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Desde el inicio de la cuarentena decretada por el Gobierno argentino para frenar el avance del COVID-19, el empresario Marcelo Nabel comenzó a producir barbijos y camisolines médicos, no sólo con un objetivo comercial debido a la demanda de estos productos, sino con fines solidarios, ya que una parte de los fabricado es donado a hospitales, comedores comunitarios y ONGs. “Esto surgió a fines de marzo, cuando estábamos todos en cuarentena. Un amigo me dijo ‘ponete a hacer barbijos’. Ni siquiera sabía cómo eran, así que compramos uno y nos pusimos a inventarlo, fuimos aprendiendo”, relató a la Agencia AJN Nabel, quien convocó a participar en la iniciativa al ex presidente del club Macabi Buenos Aires, Marcelo Dborkin.

Lo cierto es que de los 500 mil barbijos que produjeron en dos meses, unos 200 mil fueron donados a hospitales públicos, merenderos y otras instituciones a partir de una mediación de la DAIA, que motorizó en cierta medida la iniciativa.

Hoy, Nabel junto a una delegación de la DAIA, encabezada por su presidente Jorge Knoblovits, y las delegaciones de La Plata y Berisso de la representación política de la comunidad judía argentina harán entrega de una nueva donación de barbijos en la Municipalidad de Berisso, en la provincia de Buenos Aires. “El objetivo es ayudar a la gente a paliar esta situación generada por el coronavirus”, afirmó Nabel.

“Esperamos que esto continúe”, expresó por su parte Knoblovits, en declaraciones a la Agencia AJN, tras destacar el espíritu de la iniciativa solidaria.

Nabel como gran parte de los sectores comerciales de la Argentina, fue afectado por las restricciones dispuestas por el Estado para evitar una propagación del virus, que ya provocó la muerte de más de 400 personas con casi 10.000 casos diagnosticados en el país.

Siempre en diálogo con esta agencia, Nabel dijo que “en principio lo pensamos para vender barbijos, que es lo que necesitábamos en ese momento”, con la misión de atender la emergencia cuando en Europa crecía el número de fallecidos y de infectados por el virus. Para colaborar con el proyecto.

“Cuando tuvimos la idea de donarlos, contactamos a Jorge Knoblovits para hacer una donación a distintas instituciones o ONGs a través de la DAIA. Mañana lo que vamos a hacer es una donación, pero ya donamos a diferentes instituciones en este tiempo”, precisó el empresario.

daia1

Justamente como parte de este plan, la empresa pyme junto a la DAIA donaron al Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales 15 mil barbijos.

Tal como ocurrirá mañana, la donación fue entregada por Knoblovits y Nabel a la titular del Consejo, Victoria Tolosa Paz, quien resaltó que “esto se da en el marco de cooperación con el nuevo protocolo de prevención contra el coronavirus para cocinas y comedores comunitarios”.

Nabel explicó que la primera donación se realizó a la Comunidad Bet El, que preside Martín Maslo, y que asiste a distintos merenderos. “En aquella ocasión llevamos 10 mil barbijos para que distribuya”, recordó.

“Me gusto mucho la recepción y la idea. Por eso comencé a contactarme con distintos grupos vinculados a hospitales y diferentes instituciones a las que consultamos si estaban interesadas en recibir una donación. Así llegamos a distintos lugares, centros de alimentación, iglesias, merenderos”, agregó el empresario pyme.

Nabel aseguró que “la gente queda muy agradecida, son lugares donde se necesitan. Voy personalmente a entregarlo la mayoría de las veces y en los merenderos nos agradecían”.

“La gente de la empresa está sumamente agradecida porque en vez de estar mirando la televisión están laburando, están cosiendo. Nuestra idea no es hacer plata con esto, por eso vendemos una parte y donamos otra. No buscamos sacar rédito del COVID, sino ayudar”, enfatizó el empresario pyme.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat