Inicio ANTISEMITISMO Accionista demanda a Unilever por boicot a Israel de Ben & Jerry

Accionista demanda a Unilever por boicot a Israel de Ben & Jerry

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Unilever fue demandada el miércoles por un accionista estadounidense que dijo que la compañía manejó mal la decisión de su unidad de negocios Ben & Jerry’s de dejar de vender helados en la Margen Occidental.

De acuerdo con la demanda colectiva propuesta en el tribunal federal de Manhattan, Unilever ocultó indebidamente la decisión antes de que se anunciara, reconociendo que muchos estados de Estados Unidos podían desinvertir en empresas que apoyen boicots contra Israel, pero la respaldarían una vez que la noticia se hiciera pública.

Ben & Jerry’s anunció en julio que dejaría de vender sus productos en la Margen Occidental y partes de Jerusalem oriental y rompería su relación de tres décadas con un fabricante de helados israelí que rechazó la prohibición.

El precio de los recibos de depósito estadounidenses («ADR») de Unilever cayó casi un 8% durante seis días cuando Florida y Texas revisaron sus relaciones con la compañía británica de bienes de consumo y algunos grupos judíos acusaron a Ben & Jerry’s de antisemitismo.

Siete estados, incluidos Florida, Texas y Nueva York, luego se deshicieron de sus inversiones en fondos de pensiones de Unilever, según la denuncia.

«Como resultado de las acciones y omisiones ilícitas de los demandados y la disminución en el valor de mercado de los ADR de Unilever, el demandante y otros miembros de la clase han sufrido pérdidas y daños significativos», dice la demanda.

La demanda fue presentada por un fondo de pensiones de Michigan: el Sistema de Retiro de la Policía y los Bomberos de la Ciudad de St. Clair Shores.

El presidente ejecutivo Alan Jope y el directorio de Unilever también son acusados.

Fundada en 1978, Ben & Jerry’s se ha posicionado durante mucho tiempo como una empresa con conciencia social y mantuvo su independencia para cumplir con esa misión después de ser adquirida por Unilever en 2000.

El fabricante de helados israelí American Quality Products Ltd. demandó a Ben & Jerry’s en marzo por negarse a renovar su licencia. Un juez de Nueva Jersey suspendió el caso la semana pasada después de que las partes aceptaran el arbitraje.

El caso es el Sistema de Retiro de la Policía y los Bomberos de la Ciudad de St. Clair Shores contra Unilever Plc y otros, Tribunal de Distrito de EE. UU., Distrito Sur de Nueva York, No. 22-05011.

Asimismo, en 2016, el fondo de pensiones de Colorado aprobó una ley que prometía lealtad económica a Israel.

Esa ley se invocó en marzo cuando ese estado se convirtió en el séptimo en castigar a la compañía de helados.

La junta de la Asociación de Jubilación de Empleados Públicos de Colorado votó unánimemente iniciar un procedimiento para desinvertir sus participaciones en Unilever. La asociación se basó en la ley de 2016, firmada por el entonces gobernador demócrata John Hickenlooper, que exige de la pensión estatal desinvertir en cualquier empresa extranjera que tenga “prohibiciones económicas contra Israel”.

“Ben & Jerry’s ha hecho comentarios políticamente motivados para abandonar Israel”, dijo a la junta Amy McGarrity, directora de inversiones del fondo, según Denver Post.

Ben & Jerry’s tiene su sede en Vermont, pero califica como una empresa extranjera porque Unilever es un conglomerado británico.

La ley de Colorado afectará a alrededor de 42 millones de dólares que el fondo había invertido en Unilever.

La votación de la junta de pensiones de Colorado desencadenó un período de diálogo de 180 días con Unilever, luego del cual el estado tardaría alrededor de un año en deshacerse por completo de sus participaciones si la política de la empresa no cambia. Unilever ha dicho que su acuerdo de propiedad con Ben & Jerry’s significa que el fabricante de helados mantiene un alto grado de independencia y no puede ser anulado por el conglomerado.

Mientras tanto, la filial israelí de Ben & Jerry’s también está demandando a Unilever en un tribunal de Estados Unidos en un intento de presionar a la empresa para que le permita mantener sus contratos. La demanda describe la declaración de Ben & Jerry como “boicoteando a partes de Israel”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat