Inicio PERSONAJES Hijo de oficial nazi cuenta cómo creció entre el negacionismo y decidió convertirse al judaísmo y luchar para las FDI

Hijo de oficial nazi cuenta cómo creció entre el negacionismo y decidió convertirse al judaísmo y luchar para las FDI

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Bernd Wollschlaeger es hijo de un oficial nazi condecorado. Cuando descubrió la naturaleza de los crímenes de su padre, se convirtió al judaísmo y finalmente se unió a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). En una entrevista con un periódico británico, recordó su relación con su padre y habló de cómo fue su infancia sumida en el negacionismo del Holocausto. «Cuanto más estudiaba, más llegaba a la conclusión de que mi padre era un mentiroso», dijo Wollschlaeger al Daily Mail de Londres.

Nacido en Baviera en 1958, Wollschlaeger relató que desde pequeño le dijeron que el Holocausto era una mentira y que fue criado para admirar a su padre como un héroe de guerra condecorado. Según relató, Arthur Wollschlaeger todavía lucía la «Cruz de Hierro» que había recibido de Adolf Hitler en Navidad, años después de que la guerra terminara.

En la entrevista, Wollschlaeger señaló la masacre de Munich de 1972, en la que once atletas israelíes fueron asesinados por terroristas palestinos, como un importante punto de inflexión en su relación con su padre. «Por primera vez en mi vida, se abrieron las viejas heridas y nos vimos obligados a lidiar con el pasado y por la razón por la cual fue tan importante que vuelvan a matar a judíos en Alemania», dijo Wollschlaeger al Daily Mail.

En la entrevista, Wollschlaeger dijo que la reacción de su padre a la masacre lo confundió. «Se refirió a la matanza de los atletas israelíes, diciendo ‘¡Mira lo que nos hacen de nuevo! Ellos, los judíos, están atacando nuestra reputación para hacernos quedar mal'», relató. «No sólo me sorprendió oírlo, sino que me dejó perplejo porque mi padre fue un héroe de guerra, debe haber sabido algo», dijo.

Bernd Wollschlaeger.

Sin embargo, sus maestros le dijeron la verdad sobre el Holocausto. «Cuando le pregunté por ello, me dijo que todo esto era una mentira, que mis maestros eran comunistas y que el Holocausto nunca ocurrió», dijo Wollschlaeger.

«Empecé a llenar los espacios en blanco porque sospechaba que había un gran vacío, un agujero oscuro que mi padre no quería aclarar, y cuanto más leía, más aprendía».

Más adelante, su padre admitió el genocidio nazi y llegó a glorificarlo ante él. «Me dijo que una vez el mundo debería celebrar lo que hicieron los alemanes, porque nos deshicimos de las alimañas. Dijo que hicimos el trabajo sucio que nadie quería hacer pero del que todo el mundo se quejaba», dijo Wollschlaeger.

En la entrevista, Wollschlaeger, dijo que ir a Israel y ser llevado a Yad Vashem por un sobreviviente del Holocausto fue una experiencia transformadora. «Allí me di cuenta de la magnitud del asesinato y me derrumbé emocionalmente. Lloré», aseguró.

Después de convertirse al judaísmo en Alemania en 1986, Wollschlaeger finalmente decidió ir a Israel y unirse a las FDI. Cuando se despidió, su padre no quiso verlo. «Me llamó traidor. Estaba borracho, como siempre, pero me llamó traidor. Y eso fue todo», detalló.

Tal fue la magnitud de su enojo que en su testamento Arthur Wollschlaeger prohibió que su hijo asistiera a su funeral. «También se me prohibió llevar su nombre, se me prohibió acercarme a su tumba y se me llamó traidor».

Hoy en día, Wollschlaeger vive en Miami, Florida, con sus tres hijos, y es médico de familia.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat