Inicio NOTICIAS Una asociación interreligiosa lucha por mejorar la salud de los niños palestinos

Una asociación interreligiosa lucha por mejorar la salud de los niños palestinos

Por
0 Comentario

 Itongadol.- En honor a Rozana Ghannam, una niña palestina de cuatro años que fue salvada por médicos israelíes y árabes en el Hospital Hadassah el año pasado, se lanzó el Proyecto Rozana, una iniciativa australiana, en Melbourne el 24 de mayo. La iniciativa es una colaboración interreligiosa entre Hadassah de Australia, Hadassah en Jerusalem y Asistencia Anglicana en el Extranjero, para mejorar el cuidado de la salud de niños palestinos que viven en Cisjordania y Gaza.

El Proyecto Rozana es una iniciativa de varias caras y tiene tres objetivos, los cuales se llevarán a cabo en el Hospital Hadassah de Jerusalem. Estos incluyen el cuidado intensivo pediátrico de niños palestinos con necesidades médicas especiales, el entrenamiento de médicos palestinos de Cisjordania y Gaza en especializaciones necesitadas en sus comunidades y el entrenamiento de trabajadores de salud mental palestinos, especialmente psicólogos y consejeros de traumas. Todos los procedimientos apuntarán a financiar estos programas.
Ron Finkel, presiente actual de Hadassah Australia, es la mente maestra detrás de la iniciativa. Él explicó que el Proyecto Rozana es el primero de su tipo ya que tratará con "las necesidades de salud inmediatas de niños palestinos mientras que entrenará a trabajadores de la salud palestinos que volverán a Cisjordania y a Gaza para construir la capacidad de sistemas de salud palestinos para el futuro". Finkel espera recaudar 500.000 dólares por año para este proyecto.
El acuerdo ha sido aprobado por el gobierno israelí, la Autoridad Palestina, el gobierno australiano, el Hospital Hadassah y la Iglesia Anglicana de Australia, en conjunto. El Arzobispo anglicano de Melbourne, Philip Freier, dijo que el proyecto "unirá a personas de distintas fes y culturas con un objetivo claro: hacer una diferencia real para los niños palestinos".
Rozana Ghannam se cayó del balcón de un 9º piso en su hogar en un pueblo cerca de Ramallah el año pasado. Ella fue llevada al Hospital Hadassah en Jerusalem por insistencia de su madre, donde tuvo un tratamiento completo y donde se recuperó. "Quería lo mejor para mi hija y lo que Hadassah logró para ella es un milagro de la vida, una niña palestina que volvió a vivir en las manos de los médicos – judíos y árabes", dijo su madre.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat