Inicio NOTICIAS VIDEO. Líderes de la comunidad judía argentina transmitieron su mensaje para el Nuevo Año

VIDEO. Líderes de la comunidad judía argentina transmitieron su mensaje para el Nuevo Año

Por
0 Comentario

Los líderes de la comunidad judía argentina transmitieron sus mensajes con motivo de Rosh Hashaná (Año Nuevo Judío) en los que se combinaron los deseos de paz y prosperidad con la intención de ver una colectividad unida en un año que se presenta con varias elecciones en las instituciones centrales.
En el tradicional brindis de Rosh Hashaná convocado por la AMIA, el presidente de la institución comunitaria, Guillermo Borger, expresó su deseo de que este 5773 sea “un muy buen año”.
“Que tengamos un año bueno, dulce y armonioso, y trabajando juntos porque esa es la mayor fortaleza para que el pueblo judío sea ejemplo para toda la sociedad”, expresó Borger en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
En tanto, el titular de la DAIA, Aldo Donzis, indicó que este es un momento en el que se hace “un balance de los pasos recorridos” y se piensa “en lo que viene, lo que falta realizar, en lo que tenemos pendiente en los escenarios futuros con la complejidad no solo de la comunidad judía local sino del pueblo judío en general”.
“Los escenarios son bastantes complicados y momentos de reflexión nos permiten trabajar en conjunto para poder pensar de que manera poder trabajar mucho más codo a codo para fortalecer a la comunidad”, agregó el líder de la representación política de la comunidad judía.
Por su parte, el presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA), Víctor Chama, fue breve en su mensaje, y pidió a la dirigencia no meterse en “laberintos oscuros”.
El presidente de la Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos (FACCMA), Waldo Wolff, cumplió con su quinta participación en el tradicional brindis de AMIA y espera que sea la ultima como titular de la federación, ya que se presenta como candidato a vicepresidente para las elecciones en la DAIA por el Nuevo Modelo Comunitario.
Wolff expresó su deseo de “recuperar la paz institucional” que la comunidad se merece, al tiempo que instó a “tener la mente clara y tranquila para trabajar en aquellos problemas que son los verdaderos problemas” en los que tienen que poner su tiempo los dirigentes.
Por su parte, el secretario general de la AMIA, Tomas Saieg, señaló que ante el año electoral que se avecina “lo ideal” sería que todos los sectores se reúnan “con más alegrías que este año”. “Con dirigentes renovados y con dirigentes que sepamos darnos cuenta de la enorme responsabilidad que asumimos cuando decidimos ocupar una función pública dentro de la comunidad”, añadió.
Dorit Shavit, quien cumple su primer Año Nuevo como embajadora de Israel en la Argentina, transmitió su saludo para toda la comunidad a través de AJN.
“Para mi es un inicio porque estoy en una nueva ciudad, un nuevo país y una nueva casa, quiero saludar a la comunidad y vamos a trabajar juntos porque es muy importante. Saludo a todos con éxito, logros y trabajo”, expresó la diplomática.
El presidente de la Federación Sefaradí de la República Argentina, Osvaldo Sultani, hizo llegar su deseo de “paz” y que finalmente se pueda “encontrar la unión entre todos los judíos del mundo”. “Veo que lo que busca AMIA, que es la institución que nos agrega a todos, es hacer shalom, paz, y unión entre toda la comunidad” dijo el dirigente en referencia al brindis convocado con motivo de Rosh Hashaná.
Julio Schlosser, vicepresidente de la DAIA y candidato a presidente para las elecciones de noviembre, también destacó la importancia de estar en la AMIA, institución en la que se desempeñó como secretario general hasta hace unos días atrás.
“El único mensaje posible es que el nuevo año encuentre a la comunidad absoluta y totalmente unida, fuerte y pensando en trabajar para la comunidad. Shaná Tová, trabajemos juntos, seamos un sola comunidad judía y representemos a todos los judíos”, expresó el dirigente.
El Gran Rabino de la Argentina, Shlomo Ben Hamú, expresó que “Rosh Hashaná tiene muchos símbolos que significan augurio, dulzura, agradecimiento, paz y hermandad”. “En esta oportunidad, lo primero que tenemos que desear es que haya esta unión. Más que nada que haya Shalom en el pueblo de Israel. Shalom significa completo y cuando hay paz, armonía y hay hermandad, la persona está completa”, añadió.
Asimismo, el líder espiritual expresó su deseo de que Dios permita dar la oportunidad de “ver un Estado (de Israel) tan pujante, complementado, con aquella paz que tanto añoramos”. “El mundo entero tiene que comprender que el pueblo judío tiene derecho a su Estado. Esperemos que haya un cambio en la idea de los dirigentes, no solo para el bien del pueblo judío porque el bien del pueblo judío es el bien de toda la humanidad”, subrayó.
Adolfo Filarent, presidente del Keren Kayemet Leisrael (KKL), resaltó en su mensaje transmitido a través de AJN que “la unidad de las instituciones posibilita poder trabajar, organizar y proyectar un futuro para una comunidad unida”. “Creo que este es el deber de cada uno de nosotros los dirigentes. Saludamos a toda la comunidad, Shaná Tová, un año muy dulce, ya que nos falta un poco de dulzura, y ojalá que los dirigentes de la comunidad estén a la altura de las circunstancias y veamos lo importante que es nuestra propia comunidad”, afirmó.
A todo esto, Fabián Triskier, director Ejecutivo del Joint, dijo que espera que este año los dirigentes se tomen el tiempo y el placer de poder escucharse. “La recuperación del diálogo, como una verdadera práctica de encuentro creativo, es algo que nos debemos y lo necesitamos y estoy absolutamente convencido de que podemos hacerlo”, consideró.
En tanto, Claudio Epelman, director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), se comprometió a continuar “trabajando y bregando por una mayor unidad en la comunidad por una mayor fortalecimiento de la vida judía”. “Sigamos trabajando y empujando para hacer una comunidad cada vez mejor”, agregó.
Por su parte, Claudio Menaker, representante de la Agencia Judía, expresó que para este nuevo año espera que “los proyectos comunitarios e ineludibles sean más fuertes que el año pasado, y que no solamente tenga mayor vigor sino mayor alcance”. Para el dirigente, “hay una sed en las bases de participar, se ve en como crecen las actividades en todos los espacios”.
“El gran desafío del año nuevo va a ser trabajar más a fondo el tema de los contenidos. Espero que tengamos un año de paz para la comunidad, para el pueblo judío y para Israel”, añadió.
José "Pepe" Adaszko, de la agrupación Plural JAI, bregó por “una comunidad abierta y pluralista donde todo aquel que se sienta judío pueda participar y tener su lugar aunque sea pequeño o grande, no importa, pero que sea participe de un colectivo”.
En tanto, Sergio Borisonik, presidente de Avodá, instó a hacer “un balance sobre lo que ocurrió y lo que debe ocurrir”. “Este es un año muy importante para la comunidad, ya que tenemos elecciones en muchas instituciones centrales. Lo importante es que en estos días hagamos nuestro balance y encontremos el juicio para arribar a una solución para todos y que todo lo construyamos desde el consenso y no desde el disenso”, reclamó.
Pablo Reisman, presidente de Kadima, no sólo deseó que sea un año de paz y prosperidad sino que además espera que finalmente se encuentre “el camino para que Israel alcance su vida en paz después de tanto sacrificio”.
Luis Grynwald, dirigente de Plural JAI y ex presidente de la AMIA, advirtió que la dirigencia comunitaria está “ante desafíos nuevos y cada año que comienza trae desafíos nuevos tanto comunitarios como personales”. “A la comunidad –continuó- le vienen momentos difíciles donde todos unidos vamos a poder trabajar mancomunadamente para vencerlos”.
David Sujarchuk, presidente de Scholem Aleijem, destacó que este fue “un año excelente para todas las escuelas porque en general la matrícula aumentó, y eso habla de la calidad educativa”. “Todas las escuelas venimos trabajando, muchas de ellas en conjunto, para ver que la educación judía no es individual como ocurrió hace muchísimos años sino una educación en conjunto”, aseveró.
Pedro Buki, en representación de la Fundación Judaica, destacó el crecimiento de la red a la que pertenece. “Las autoridades y azkanim de Judaica saludan a la comunidad judía. Traigo a la comunidad judía el saludo del Templo de Paso, miembro importante de Judaica”, agregó.
Quien también participó en el brindis convocado por la AMIA fue Daniel Reposo, titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), quien transmitió un mensaje de “paz para todos”. “Uno realmente está involucrado como judío en la comunidad, pero además como integrante del Gobierno nacional que esté integrado trabajando con todas las comunidades”, agregó.
“Como argentino –afirmó- lo que debemos hacer es tratar de dar al otro sin esperar nada a cambio porque este es el compromiso que tenemos con la Torá”.
Sergio Wider, representante del Centro Simon Wiesenthal para América Latina, expresó que espera que “este nuevo año sea de crecimiento y de nuevos desafíos”. “Aún cuando el contexto pueda ser hostil, es bueno saber que con nuestro trabajo cada uno de nosotros está contribuyendo para una comunidad más fuerte, más sólida y por supuesto más consustanciada con el espíritu judaico y también con el Estado de Israel”, resaltó.
Lalo Slepoy, representante de la Organización Sionista Mundial, transmitió para este nuevo año que la comunidad siga “caminando aunque sea de un pasito en la dirección correcta, todos juntos, cada uno en la medida de lo posible sin grandes pretensiones”.
Jorge Stern, en representación de Campaña Unida, transmitió un mensaje de paz, de Shalom, al tiempo que instó a “actuar juntos para poder reforzar el gran proyecto del pueblo judío que es la reconstrucción del Estado de Israel en Tierra Santa”.

Foto de Leonardo Kremenchuzky

Clic para ver video

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat