Inicio NOTICIAS El embajador iraní que provocó el escándalo en Uruguay estuvo en Bolivia y Venezuela

El embajador iraní que provocó el escándalo en Uruguay estuvo en Bolivia y Venezuela

Por
0 Comentario

Si algo le faltaba al escándalo generado por el embajador de Irán en Uruguay, Hojjatollaj Soltani, tras negar el Holocausto, era que trascendiera que el diplomático estuvo asignado a Bolivia y Venezuela sin que se precisara la tarea que realizaba en ambos países.
De acuerdo a un informe que publicó hoy el diario El País de Montevideo, el embajador iraní “era visto entre el cuerpo diplomático como una persona reservada y amable. Pero imprevistamente se convirtió en el centro del primer choque diplomático entre Uruguay e Irán”.
Soltani generó un verdadero escándalo en Montevideo al relativizar el alcance de la Shoá (Holocausto) y asegurar que “es mentira” que murieron 6 millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial.
"Tal vez murieron, asesinaron, a unos, no sé, miles de judíos. Pero esa cifra, 2 millones, 4 millones, 6 millones, eso es una mentira", respondió Soltani al ser consultado sobre la matanza y persecución que sufrieron los judíos a manos del nazismo.
La declaración de Soltani va en coincidencia con lo sostenido por el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, quien en reiteradas oportunidades minimizó las consecuencias de la Shoá e instó a la destrucción del Estado de Israel.
Lo cierto es que el caso despertó un verdadero conflicto en Uruguay y generó una fuerte reacción de la comunidad judía, que aún hoy reclama medidas más duras de parte del gobierno de Mujica.
Soltani, de tan sólo 39 años, llegó a Uruguay el año pasado luego de haber ocupando cargos en Venezuela y Bolivia, dos países que fueron señalados como la puerta de ingreso régimen iraní en la región.
Incluso, hace poco hubo una controversia entre la Argentina y Bolivia por la visita a La Paz del ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, acusado de ser el autor intelectual del atentado a la AMIA, hecho ocurrido en Buenos Aires el 18 de julio con un saldo de 85 muertos y cientos de heridos.
Fuentes diplomáticas consultadas por El País coincidieron que Soltani “se fue de boca", para graficar lo sostenido por el diplomático iraní.
“Una anécdota ocurrida hace poco marca el cambio de actitud del diplomático iraní. Soltani se cruzó al menos dos veces con el embajador de Israel, Dori Goren, y en ambos casos se mostró nervioso e incómodo”, informó la prensa.
En uno de esos encuentros, una charla abierta, Soltani pidió que se retirara al embajador israelí pero se le explicó que ese pedido no se podía cumplir y terminó abandonando el encuentro.
Soltani nació el 13 de agosto de 1972, está casado, tiene una hija y es licenciado en Relaciones Internacionales. En 1998 ingresó al Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán como experto en la Segunda Oficina de las Américas, donde hasta el 2001 fue el responsable de la mesa de Venezuela.
Entre 2001 y 2006 fue experto en la Embajada de Irán en Caracas, y vicedirector de la Segunda Oficina de las Américas entre 2006 y 2007. En 2007 y 2008 fue el encargado de Negocios de Irán en Bolivia, director de la Primera Oficina de las Américas hasta 2010 y actualmente embajador extraordinario y plenipotenciario de Irán ante el gobierno uruguayo.
No obstante se desconocen las tareas que el diplomático iraní realizó tanto en Irán como en Venezuela y Bolivia, lo que despierta gran preocupación, dado que los presidentes Hugo Chávez y Evo Morales siempre se mostraron como los aliados de Mahmoud Ahmadinejad en la región.
La comunidad judía espera una respuesta más firme del gobierno pese a que el canciller Luis Almagro convocó a Soltani, para expresar el rechazo del gobierno a las declaraciones en las que cuestionó la existencia del Holocausto.
"Uruguay condena los dichos del embajador. Para nosotros, el Holocausto es un hecho histórico innegable", dijo Almagro.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat