Inicio NOTICIAS Médicos israelíes salvan a un bebé palestino

Médicos israelíes salvan a un bebé palestino

Por
0 Comentario

El niño de Gaza de siete meses tuvo una operación de corazón abierto en un hospital de Israel. “Con suerte, este es un buen signo para la paz”, dijo el abuelo del pequeño. Odai nació con un hoyo en su corazón, lo que causaba que trabaje de manera ineficiente.

Médicos de un hospital de Israel salvaron a un bebé palestino de siete meses de una muerte segura. El niño, Odai Al-Kafarna, fue llevado al Estado Judío de Gaza por su abuela Haniya para que se someta a una operación de corazón abierto, según theworld.org.
Odai nació con un hoyo en su corazón, lo que causaba que trabaje de manera ineficiente. Un lado del órgano era aproximadamente tres veces mayor de lo que debía ser, según los médicos, lo que causaba que se canse. La cirugía cerró el agujero usando una pequeña pieza de gortex (tejido especial). Sin la cirugía Odai no hubiese vivido mucho.
“En este caso lo agarramos temprano. El paciente mejorará como cualquier otra persona y tendrá una vida muy normal”, dijo Godwin Jeffrey, un doctor de Tanzania que está en el entrenamiento de la organización sin fines de lucro Save a Child’s Heart (Salve el Corazón de un Niño).
SACH es un grupo israelí con base en Israel que lleva a cabo operaciones de corazón pediátricas y ha salvado a más de 2.600 niños con defectos congénitos de 36 países, incluyendo Irak, Jordania, Sudán y la Autoridad Palestina. Así también, Israel lanza permisos a más de 10.000 palestinos de la Franja de Gaza cada año para permitirles buscar atención médica en hospitales israelíes. Ningún hospital en Gaza tiene máquinas de by-pass de alta tecnología, como a la que fue conectado Odai durante la cirugía.
Odai y su abuela se quedaron en Israel por tres semanas antes de dejar el hospital y volver a su hogar en Beit Hanoun, en el noreste de la Franja de Gaza. Haniya, quien estuvo en Israel una vez hace 20 años, dijo que el personal del hospital trató muy bien a su nieto.
“Las personas son buenas. La gente común es buena en todos lados. No tenemos problemas entre nosotros”, dijo.
Cuando volvieron a su hogar hubo una fiesta de bienvenida con un par de docenas de parientes y vecinos que esperaron afuera, algunos con fuegos artificiales listos, para la llegada del bebé. El abuelo de Odai, Mahmoud Al-Kafarna dijo: “Es casi como si Odai hubiese vuelto de la muerte”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat