Inicio NOTICIAS Científicos identificaron los objetos de bisutería más antiguos que se conocen

Científicos identificaron los objetos de bisutería más antiguos que se conocen

Por
0 Comentario

Tres collares de conchas tienen entre 90.000 y 100.000 años de antigüedad, según un equipo internacional de investigadores.

Los artefactos tienen orificios similares que les permitiría formar parte de un collar o brazalete, creen los investigadores.

Los hallazgos, que anteceden a otros ejemplos de la antigüedad por 25.000 años, son descritos en la publicación académica Science.

Las tres conchas provenían del mismo género de molusco marino conocido como Nassarius; probablemente fueron seleccionadas por su tamaño y deliberadamente perforadas con un instrumento afilado.

Comportamiento simbólico

Se cree que utilizaron herramientas afiladas para perforar las conchas.

Los hallazgos representan una sorprendentemente temprana expresión del comportamiento moderno en el registro arqueológico, afirman expertos.

«Lo interesante de los collares y esta clase de comportamiento es que es simbólico. Cuando vestimos prendas como esa, estamos enviando un mensaje», sostiene el coautor, Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres.

«El mensaje puede ser que somos poderosos, o ricos, o sexy, que somos parte de un grupo particular, o para espantar el mal. No son simplemente decorativos, creemos que tienen un significado social».

Dos de los antiguos artefactos provienen de la Cueva Skhul en las laderas del Monte Carmelo en Israel.

El otro proviene del sitio de Oued Djebbana en Argelia.

El análisis químico y elemental de los sedimentos adheridos a una de las conchas de Skhul demostró que provenían de capas de tierra fechadas a 100.000 años de antigüedad.

El estilo de las herramientas en Oued Djebbana sugiere que el espécimen de este sitio al aire libre puede tener hasta 90.000 años de antigüedad.

Pensamiento moderno

Los habitantes de Skhul transportaron las conchas a grandes distancias.

Hasta hace poco, ejemplos de comportamiento moderno de más de 50.000 años de antigüedad habían escapado a los investigadores, aunque en el registro de fósiles se conocen humanos con anatomía de aspecto moderno de hasta 195.000 años de antigüedad.

Eso llevó a algunos investigadores a proponer que la anatomía moderna y el comportamiento moderno no evolucionaron al mismo ritmo.

En cambio, sostienen, una mutación fortuita en el cerebro humano pudo desatar una explosión en creatividad humana hace 50.000 años, llevando a la repentina aparición de ornamentación personal, y novedosas herramientas y armas.

El descubrimiento de los collares de Skhul y Oued Djebbana debilita este escenario de «explosión cultural».

Las conchas marinas de Skhul están en el Museo de Historia Natural de Londres mientras que la de Oued Djebbana está en el Museo del Hombre en París.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat