Inicio NOTICIAS El Papa y Katsav hablaron a solas durante 25 minutos

El Papa y Katsav hablaron a solas durante 25 minutos

Por
0 Comentario

El presidente de Israel, Moshe Katsav, se entrevistó hoy en el Vaticano con el papa Benedicto XVI, quien le reiteró la posición de la Santa Sede respecto a Tierra Santa, ‘favorable a la existencia y a la colaboración entre los dos estados, Israel y Palestina’.

Así lo manifestó el viceportavoz de la Santa Sede, el religioso Ciro Benedittini, tras la visita, la primera de un presidente del estado de Israel a la Santa Sede.

El Papa y Katsav hablaron a solas durante 25 minutos, en un ambiente de gran cordialidad. Benedicto XVI le recibió con un ‘bienvenido presidente’ y el presidente le contestó con un ‘es un verdadero placer conocerle’.

‘En el encuentro se han examinado las relaciones entre Israel y la Santa Sede, tras el comienzo de relaciones diplomáticas en 1994.Sobre la actual situación en Tierra Santa ha sido de nuevo expuesta al ilustre huésped la posición de la Santa Sede, favorable a la existencia y a la colaboración entre los dos estado, Israel y Palestina’, manifestó Benedittini.

El viceportavoz vaticano añadió que una parte del coloquio se dedicó a la posibilidad ‘de una más intensa colaboración’ en el campo humanitario, especialmente en Africa, y en el campo de la cultura.

Respecto a las relaciones entre los dos estados, Benedittini contó que se examinaron los dos acuerdos suscritos entre Israel y la Santa Sede, uno de 1993 y otros de 1997.

Katsav contó tras la audiencia que había renovado a Joseph Ratzinger la invitación para que visite Israel.

‘El Pontífice ha acogido positivamente la invitación y espero que tenga en mente una fecha. Yo deseo que sea el año próximo’, precisó el mandatario israelí.

De realizarse, será la tercera que efectúa un Papa a Tierra Santa, tras Pablo VI en 1964 y Juan Pablo II en la primavera de 2000, con motivo del Año Santo.

Kasatv dijo también que la visita de hoy estuvo ‘profundamente influenciada’ por el espíritu de Juan Pablo II y que durante el coloquio resaltó ante Benedicto XVI la figura de Papa Wojtyla, ‘una de las personalidades más importantes del siglo XX por su contribución a toda la humanidad’.

El mandatario israelí aseguró que su pueblo ‘aprecia los esfuerzos’ realizados por Juan Pablo II para elevar la moral y la hermandad de la humanidad.

La audiencia se celebró en la biblioteca privada del Papa en el Palacio Apostólico y tras la parte en solitario, entró en la sala el séquito de Katsav, del que formaba parte su esposa, Gila.

Katsav regaló a Benedicto XVI un fragmento de un papiro escrito en hebreo, dos cuadros con sendas fotos de los mosaicos descubiertos recientemente en Megiddo, la bíblica Armageddon, y tres libros sobre la historia del cristianismo en Israel.

El Obispo de Roma le obsequió con las medallas de la Sede Vacante (las acuñadas durante los días en que no hubo Papa, tras la muerte de Juan Pablo II y su elección) y una copia, firmada y colocada en un cuadro de la declaración ‘Nostra Aetate’ del Concilio Vaticano II, en la que los católicos retiraron las acusaciones contra los judíos.

Tras la audiencia, Katsav se entrevistó con el secretario de estado vaticano, Angelo Sodano.

Por el momento, se desconoce si el Papa y Katzav hablaron del traspaso del uso del Cenáculo en Jerusalén, en poder de Israel desde 1948, para oficios litúrgicos católicos.

Ya durante la visita de Juan Pablo II a Jerusalén se habló de la cesión del Cenáculo, pero hasta ahora todo sigue igual.

El Cenáculo fue construido por los franciscanos hacia 1335 en el lugar donde la tradición cristiana sitúa la Ultima Cena de Jesús y la institución de la Eucaristía. Debajo de mismo se encuentra la llamada ‘Tumba del rey David’, por lo que el Vaticano sólo pretende la cesión de la sala de la Ultima Cena.

La visita de Katsav al Papa se ha producidos dos meses después de las de los dos Grandes Rabinos de Israel, Shlomo Amar y Iona Metzger, que pidieron a Benedicto XVI que la Iglesia Católica dedique una jornada a la condena del antisemitismo.

La estancia de Katsav cancela totalmente los momentos de tensión entre Israel y el Vaticano desatados a finales del pasado mes de julio, debidos a que algunos políticos de Tel Aviv acusaron a Benedicto XVI de no haber condenado suficientemente los atentados sufridos por los judíos, lo que fue rechazado categóricamente por la Santa Sede.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat