Inicio INTERNACIONALES Polonia. Autoridades de la iglesia católica condenaron acto antisemita de Pruchnik

Polonia. Autoridades de la iglesia católica condenaron acto antisemita de Pruchnik

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Las autoridades de la Iglesia católica en Polonia condenaron en forma enérgica la manifestación antisemita que se dio  durante la Semana Santa en la ciudad sureña de Pruchnik, en la que adultos y niños arrastraron una efigie por las calles de un judío estereotipado, con una gran nariz y un sombrero de ala ancha mientras se lo golpeaba con palos.

 

La Conferencia Episcopal Polaca -el órgano principal de la iglesia- transmitió a través del obispo Rafal Markowski, que «en el contexto de los eventos que tuvieron lugar en Pruchnik el Viernes Santo, 19 de abril, la Iglesia expresa claramente su desaprobación por las prácticas que dañan a la dignidad humana”.

 

Markowski enfatizó que «la Iglesia Católica nunca tolerará signos de desprecio para los miembros de cualquier nación, incluido el pueblo judío».

 

El viernes pasado, a las cinco de la tarde, hora en la que tradicionalmente la iglesia recuerda el momento en que Jesús fue crucificado por las autoridades romanas, la efigie antisemita que estaba colgada de un poste en la plaza principal de Pruchnik fue arrastrada por el frente de la iglesia de la ciudad. Las palabras «Judas 2019» y «Traidor» estaban garabateadas con tinta negra en el pecho de la efigie.

 

En un video que se hizo viral se pudo ver a un hombre adulto instruyendo a varios niños a golpear a la efigie con palos, patadas y piedras como un «castigo» por el crimen de Judas, uno de los discípulos originales que traicionó a Jesús a los romanos, según la Biblia cristiana.

 

En un momento dado, después de que la efigie recibió 30 latigazos de un palo para simbolizar las 30 piezas de plata supuestamente pagadas a Judas, se escuchó a un adulto animando a los niños a continuar con la agresión.

 

Los ultranacionalistas polacos han insistido durante varios años en que la conmemoración judía de los tres millones de judíos polacos asesinados por los nazis durante el Holocausto fue motivada únicamente por la ganancia financiera, invocando el estereotipo antisemita más difundido en la sociedad polaca.

 

Después de que la efigie fue cortada en pedazos y quemada, sus restos fueron arrojados desde un puente al cercano río Mleczka.

 

El obispo Markowski afirmó que el ritual del viernes no era cristiano. «Recordamos la verdad de la fe que Cristo dio su vida por la salvación de todos, lo que resulta en una actitud cristiana de respeto por cada ser humano», dijo.

 

Grupos judíos y líderes israelíes condenaron visceralmente la exhibición en Pruchnik. En una declaración que expresaba «disgusto e indignación», Robert Singer, director ejecutivo del Congreso Judío Mundial, declaró que «los judíos están profundamente perturbados por este resurgimiento espantoso del antisemitismo medieval que condujo a una violencia y un sufrimiento inimaginables».

 

En Israel, Yair Lapid, co-líder del partido Azul y Blanco, tuiteó que «los polacos deberían combatir el antisemitismo, en lugar de aprobar leyes que niegan su participación en el Holocausto», una referencia a la legislación aprobada el año pasado que caratula como delito aquella declaración que acuse a Polonia de complicidad con el genocidio nazi.

 

Efraín Zuroff, representante del centro Simon Wiesenthal en Jerusalem, alertó que “en Pruchnik, se está preparando una futura generación de antisemitas. Esto ayuda a explicar por qué 200,000 judíos fueron asesinados por polacos durante el Holocausto”.

 

Zuroff aplaudió el gesto de las autoridades de la iglesia al condenar el ataque antisemita. “Felicitaciones al obispo polaco Rafael Markowski por condenar el ritual antisemita de Pascua en Pruchnik del pasado Viernes Santo”, expresó el cazador de nazis en su cuenta en Twitter.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat