Inicio NOTICIAS De vuelta en el Líbano, Hariri pone la renuncia en espera

De vuelta en el Líbano, Hariri pone la renuncia en espera

Por
0 Comentario

 Itongadol/AJN.- El Primer Ministro libanés manifestó que quiere realizar "más consultas" antes de tomar una decisión final.

El primer ministro libanés, Saad Hariri, señaló hoy que había aceptado una solicitud del presidente de suspender la renuncia que anunció a principios de este mes en espera de consultas. "Discutí mi renuncia con el presidente de la República, quien me pidió que esperara antes de presentarla … y permitir más consultas", expresó Hariri a la prensa después de reunirse con el presidente Michel Aoun.

"Acepté esta solicitud". La declaración se produjo horas después de que Hariri regresara al país luego de una ausencia de casi tres semanas. Hariri participó hoy en las celebraciones del Día de la Independencia, su primera aparición oficial desde que de repente anunció su renuncia al extranjero, deslumbrando al país.

La renuncia de Hariri el 4 de noviembre no fue aceptada por Aoun, quien dijo que primero quería hablar con Hariri en persona.

La renuncia televisiva de Hariri a Arabia Saudita provocó una crisis política y diplomática debido a que las autoridades libanesas acusaron al reino del Golfo, que tiene una disputa con Irán por su influencia en la región, de obligarlo a renunciar y detenerlo por días.

Hariri había estado en silencio desde entonces, y los libaneses esperan que su llegada al Líbano ayude a aclarar las misteriosas circunstancias que rodearon su renuncia, la cual desató los esfuerzos internacionales, liderados por Francia, para evitar el derrocamiento del delicado orden político sectario del país.

El miércoles, Hariri apareció en la tribuna con Aoun y el presidente del parlamento, Nabih Berri, en su primera aparición oficial. Incluso si renuncia, seguirá siendo el primer ministro interino hasta que se forme un nuevo gobierno.

Líbano está plagado de especulaciones sobre qué decisión se espera que tome Hariri: si permanecer en el gobierno, insistir en su renuncia o hacer nuevas demandas para permanecer en el cargo en un gobierno de coalición.

En su renuncia televisiva a Arabia Saudita, Hariri señaló que estaba protestando por la intromisión en asuntos árabes por parte de Irán y su aliado libanés, Hezbollah, el cual consideró un socio en el gobierno de coalición formado por Hariri hace un año.

La renuncia empujó al Líbano de regreso a la vanguardia de la intensificación de la disputa regional entre Arabia Saudita e Irán, que hasta hace poco parecía tener un acuerdo tácito para mantener a Líbano fuera de su raza por influencia.

Hezbolá estuvo luchando del lado del presidente sirio Bashar Assad en la guerra civil de seis años de ese país, donde muchos de los enemigos de Assad son rebeldes respaldados por Arabia Saudita. El reino asegura que Hezbollah también está asesorando a los rebeldes Houthi que libran una guerra contra el gobierno respaldado por Arabia Saudita de Yemen.

Sin embargo, Hezbollah niega que esté apoyando militarmente a los houthis. En cambio afirma que Arabia Saudita está sembrando inestabilidad en Líbano y acusó al reino de asociarse con Israel para comenzar una guerra con Líbano.

Hariri, en su única entrevista desde que anunció su renuncia, le anunció a su estación de medios Future TV que podía retractarse de su renuncia si se llegara a un acuerdo con sus oponentes para distanciar a Líbano de los conflictos regionales.

A invitación de Francia, Hariri se fue de Arabia Saudita a París el sábado. Luego viajó a Beirut el martes, deteniéndose primero en El Cairo y Chipre para visitar a los presidentes de los dos países.

En El Cairo, Hariri mantuvo una larga conversación con el presidente de Egipto, Abdel-Fattah el-Sissi, "sobre la estabilidad del Líbano y sobre la necesidad de que nosotros, como libaneses, nos mantengamos lejos de los problemas regionales".

Según los informes, Sissi y el presidente francés, Emmanuel Macron, intentan mediar en una solución que implicaría revocar la renuncia de Hariri.

Al llegar a Beirut, Hariri salió directamente del aeropuerto para rezar en la tumba de su padre, el difunto primer ministro Rafiq Hariri, asesinado en 2005. Luego se retiró a su casa en el centro de Beirut.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat