Inicio MEDIO ORIENTE Trump quitará a Sudán de la lista de patrocinadores del terrorismo en un paso hacia la normalización con Israel

Trump quitará a Sudán de la lista de patrocinadores del terrorismo en un paso hacia la normalización con Israel

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el lunes que retiraría a Sudán de la lista del Departamento de Estado de patrocinadores del terrorismo de Estado en lo que se cree que es un gesto previo a la normalización de las relaciones con Israel en Jartum.

«¡Grandes noticias! El nuevo gobierno de Sudán, que está haciendo grandes progresos, acordó pagar 335 millones de dólares a las víctimas del terrorismo de EE.UU. y sus familias. Una vez depositado, levantaré a Sudán de la lista de estados patrocinadores de terrorismo. Por fin, JUSTICIA para el pueblo americano y un GRAN paso para Sudán!», anunció el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter.

Trump no mencionó la decisión de Sudán de normalizar los lazos con Israel, pero los Estados Unidos han presionado a Jartum para dar ese paso durante semanas, y se ha informado ampliamente que Washington condicionó su decisión de sacar a la nación del noreste de África de su lista negra de terroristas a que forjara relaciones oficiales con el estado judío.

También se determinó que la eliminación de la lista dependía de que Sudán pagara una indemnización a las víctimas de los atentados perpetrados en 1998 contra las embajadas de los Estados Unidos en Kenya y Tanzanía, ataques perpetrados por la red Al-Qaeda, de Osama bin Laden, mientras el afamado terrorista vivía en Sudán.

La designación del Sudán como Estado patrocinador del terrorismo se remonta a la década de 1990, cuando el Sudán acogió brevemente a bin Laden y otros militantes buscados. Se cree que Sudán también sirvió de conducto para que Irán suministrara armas a los militantes palestinos en la Franja de Gaza.

Minutos después del posteo de Trump, el primer ministro del Sudán, Abdalla Hamdok, expresó su gratitud. «¡Muchas gracias, Presidente Trump! Esperamos con gran interés su notificación oficial al Congreso para rescindir la designación del Sudán como Estado patrocinador del terrorismo, que le ha costado demasiado a este país», escribió.

Captura de pantalla 2020-10-19 a las 11.08.37 p.m.

El líder de facto de Sudán, el Teniente General Abdel Fattah al-Burhan, le siguió momentos después, expresando su «profundo agradecimiento» a la administración Trump por reconocer «el cambio histórico que ha tenido lugar en Sudán».

Sudán está gobernado actualmente por un frágil Consejo de Soberanía de transición dirigido por al-Burhan, que, según se informa, ha apoyado en general los vínculos con Israel. Su homólogo civil, Hamdok, sin embargo, ha sido mucho más vacilante en cuanto a los lazos con el Estado judío.

Captura de pantalla 2020-10-19 a las 11.12.07 p.m.

El mensaje del Teniente General Abdel Fattah al-Burhan.

Está previsto que Al-Burhan entregue el control del Consejo de Soberanía a Hamdok en 2022. Pero, según se informa, la cuestión de la normalización ha creado una brecha entre los dos dirigentes, y Al-Burhan se siente cada vez más frustrado por la insistencia de Hamdok en que el gobierno de transición no tiene jurisdicción para ocuparse de la cuestión de la normalización en este momento.

Durante semanas, los funcionarios estadounidenses consideraron que Sudán era el candidato más probable para seguir el ejemplo de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, que normalizaron los vínculos con Jerusalem el mes pasado.

EktkGEQWAAIwkXY

Ten. Gral. Abdel Fattah al-Burhan

La presencia de Sudán en la lista de terroristas – junto con Irán, Corea del Norte y Siria – lo somete a sanciones económicas paralizantes y limita el acceso del país al crédito internacional.

Los detalles del acuerdo entre EE.UU. y Sudán no se dieron a conocer de inmediato, pero el New York Times informó el mes pasado que los funcionarios sudaneses también habían solicitado entre 3.000 y 4.000 millones de dólares en ayuda a cambio de normalizar las relaciones con Israel.

Al-Burhan mantuvo conversaciones el mes pasado en los Emiratos Árabes Unidos con funcionarios de EE.UU. y de los Emiratos.

Durante esas negociaciones, Sudán rechazó una oferta de 800 millones de dólares en ayuda e inversiones como parte de un intercambio por un acuerdo con Israel, según el Times. La mayor parte de la suma habría sido pagada por los EE.UU. y los Emiratos Árabes Unidos, con Israel pagando alrededor de 10 millones de dólares.

Los funcionarios israelíes han expresado desde hace tiempo el deseo de mejorar las relaciones con Jartum, citando su importancia en la región, así como su ubicación geográfica. Pero los funcionarios sudaneses han estado rechazando el esfuerzo de EE.UU. para vincular la eliminación de Jartum de la lista negra a su normalización de los vínculos con Israel.

Hamdok le comunicó esta decisión al Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo cuando éste visitó el país africano en agosto.

pomp

Pompeo y Hamdok en su reunión en Jartum en agosto.

Sudán fue el lugar de nacimiento de la política de la Liga Árabe de rechazar las negociaciones o la normalización con Israel, conocido como «los tres NO de Jartum». Sin embargo, en los últimos años parece haber suavizado su postura, saliendo de la esfera de influencia de Irán, ya que ha buscado desesperadamente la eliminación de las sanciones de EE.UU. como partidario de Hamas, Hezbollah y otros grupos terroristas.

Tanto al-Burhan como su adjunto, Mohammad Hamdan Daglo, mantienen estrechos vínculos con los Emiratos Árabes Unidos, que recientemente firmaron un acuerdo de normalización con Israel. Al-Burhan incluso comandó brigadas sudanesas para los Emiratos Árabes Unidos en Yemen, donde los Emiratos se han unido a Arabia Saudita en la ejecución de una controvertida campaña militar.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein firmaron los denominados Acuerdos de Abraham en una ceremonia celebrada en la Casa Blanca con el Primer Ministro Benjamin Netanyahu el 15 de septiembre. Los únicos estados árabes con los que Israel tenía previamente lazos oficiales eran Egipto y Jordania.

Sudán ha estado técnicamente en guerra con Israel durante décadas.

El gobierno de transición de Hamdok llegó al poder hace un año, después de que el presidente islamista Omar al-Bashir fuera derrocado, reuniendo a antiguos rivales en una frágil coalición.

Sudán ha estado en la lista negra de EE.UU. desde 1993 debido al apoyo de Bashir a los yihadistas, incluyendo a Osama bin Laden, que vivió en el país durante años en la década de 1990 antes de dirigirse a Afganistán.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat