Inicio MEDIO ORIENTE Los palestinos cargan contra el embajador de Estados Unidos por sus comentarios de anexión

Los palestinos cargan contra el embajador de Estados Unidos por sus comentarios de anexión

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- La Autoridad Palestina analiza la posibilidad de presentar una queja en la Corte Penal Internacional contra el embajador de Estados Unidos en Israel por decir que el Estado judío tiene derecho a anexar «algunos» sectores de Cisjordania.

En una declaración difundida hoy, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina dijo que las declaraciones de David Friedman reflejaban la política de la administración del presidente Donald Trump hacia los asentamientos israelíes, aunque un funcionario estadounidense luego dijo que no había cambios en la posición de Estados Unidos.

«¿En qué lógica piensa Friedman que Israel tiene el derecho de anexar partes de Cisjordania?», decía la declaración realizada por la Autoridad Palestina. “¿En qué realidad basó su convicción? ¿Sobre el derecho internacional que prohíbe la anexión de territorio por la fuerza? ¿O la realidad impuesta por las autoridades de ocupación?”, continuó la AP.

«Esta persona que es analfabeta en política, historia y geografía, y que pertenece al estado de los asentamientos … no tiene nada que ver con la lógica, la justicia o la ley a menos que sirvan al estado de ocupación que está dispuesto a defender por todos los medios», sostuvo la Autoridad Palestina.

En una entrevista publicada por The New York Times, Friedman dijo que cierto grado de anexión israelí de Cisjordania sería legítimo.

«Bajo ciertas circunstancias, creo que Israel tiene el derecho de retener parte, pero es poco probable, de Cisjordania», dijo el embajador.

Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina y principal negociador palestino, dijo que las declaraciones de Friedman demostraron que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba fuertemente predispuesto a favor de Israel y que los palestinos estaban justificados por decidir boicotear una conferencia económica en Bahrein convocada para finales de este mes, en la que Washington prevé presentar la primera fase de un plan de paz retrasado por mucho tiempo.

Otro funcionario palestino, Mustafa Barghouti, llamó a Friedman un «portavoz de los colonos», informó Haaretz, y dijo que sus comentarios equivalían a «descaro».

El partido Fatah del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, también acusó a Friedman de promover medidas que estaban en «flagrante violación» del derecho internacional y varias resoluciones de la ONU.

Tras la crítica palestina, un funcionario estadounidense dijo que Israel no ha presentado un plan para la anexión de Cisjordania, ni se está discutiendo ningún plan de ese tipo con los EE. UU.

«Israel no ha presentado ningún plan de anexión unilateral por parte de Israel de ninguna parte de Cisjordania a los Estados Unidos, ni se lo está discutiendo», dijo una fuente del gobierno norteamericano citada por Reuters.

El funcionario fue citado por el sitio de noticias hebreo Ynet diciendo, además, que la posición de la administración estadounidense sobre los asentamientos no ha cambiado.

En marzo, por primera vez, la administración de Trump dejó de referirse a Cisjordania como «ocupada» en el informe anual del Departamento de Estado sobre los derechos humanos en todo el mundo.

Friedman dijo que el gobierno de Obama, al negarse a vetar y así permitir la aprobación de una resolución de las Naciones Unidas en 2016 que condenaba los asentamientos israelíes como una «violación flagrante» del derecho internacional, había dado crédito a los reclamos palestinos «de que toda Cisjordania y Jerusalem oriental pertenece a ellos».

Estados Unidos tiene previsto establecer un componente económico de su tan esperado plan de paz en el Medio Oriente el 25 y 26 de junio en Bahrein, donde se espera que los estados del Golfo Pérsico se comprometan a impulsar la economía palestina en problemas.

Pero no está claro cuándo se desvelarán los aspectos políticos del plan, que se espera que evite pedir la creación de un estado palestino.

Abandonar el llamado a un estado palestino pondría fin a años de apoyo de Estados Unidos a la llamada solución de dos estados, que contempla un estado palestino independiente junto a Israel.

Friedman, un firme partidario de los asentamientos israelíes, dijo al Times que el plan Trump tenía como objetivo mejorar la calidad de vida de los palestinos, pero que es poco probable que permita una «resolución permanente al conflicto».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat