Inicio MEDIO ORIENTE Líbano: Tribunal condena a cadena perpetua a dos hombres por atentado contra Hariri

Líbano: Tribunal condena a cadena perpetua a dos hombres por atentado contra Hariri

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Jueces internacionales de apelaciones sentenciaron el jueves en ausencia a dos hombres a cadena perpetua por su papel en el asesinato en 2005 del ex primer ministro libanés Rafik al-Hariri.

Los hombres siguen en libertad a pesar de haber sido juzgados y condenados en ausencia por el Tribunal Especial para el Líbano respaldado por la ONU en La Haya.

«El ataque aterrorizó no solo a las víctimas directas, sino más en general a la gente del Líbano», dijo la jueza presidente Ivana Hrdlickova al dictar la sentencia máxima contra Hassan Habib Merhi y Hussein Hassan Oneissi.

Hariri se desempeñó como primer ministro del Líbano cinco veces después de la guerra civil de 1975-1990. Él y otros 21 murieron por un camión-bomba el 14 de febrero de 2005.

En marzo de este año, la cámara de apelaciones revocó una absolución anterior y encontró a Merhi y Oneissi culpables de terrorismo y asesinato.

En 2020, una sala de primera instancia condenó a un ex miembro del movimiento chiita Hezbolá, Salim Jamil Ayyash, por el atentado con bomba que mató al veterano político musulmán sunita Hariri y a otras 21 personas. Ayyash también recibió cadena perpetua en el juicio en el que la fiscalía se basó casi en su totalidad en registros de teléfonos móviles.

El tribunal del Líbano fue creado por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de 2007. Está financiado por contribuciones voluntarias y por el gobierno libanés.

El fallo del jueves concluye el caso principal de la corte.

Se espera que el tribunal, que se ha visto afectado por una crisis de financiación en los últimos años, quede con un personal mínimo para manejar asuntos residuales.

En 2020, Sassad Hassan Sabra, Merhi y Oneissi fueron absueltos.

Con respecto a Mustafa Amine Badreddine, quien fue abatido en 2016 y era pariente del notorio comandante de Hezbollah muerto Imad Mughniyeh, el tribunal dijo que había pruebas sólidas que lo vinculaban a una red de telefonía móvil «culpable», pero que no había pruebas suficientes de su intención como existían contra Ayyash.

Además, el tribunal dijo que no necesitaba condenar ni absolver a Badreddine porque está muerto.

Con respecto a Ayyash, el tribunal encontró pruebas abrumadoras que lo vinculaban con los teléfonos celulares “culpables” que habían seguido sistemáticamente a Hariri y habían estado presentes en áreas donde ocurrieron aspectos clave del crimen. El tribunal también encontró pruebas adicionales para probar la intención.

Por el contrario, aunque hubo pruebas claras de que Oneissi y Badreddine estaban conectados a la red de telefonía móvil «culpable», faltaron pruebas de intención y hubo algunos otros agujeros fácticos.

Con respecto a Sabra y Merhi hubo alguna evidencia que los conectó con la red de telefonía celular «culpable», pero hubo explicaciones alternas y variables que bloquearon la prueba de su culpabilidad más allá de un estándar de duda razonable incluso sin necesidad de analizar el tema de la intención.

La investigación inicial sobre el incidente alegaba la participación de Siria. La explicación de la fiscalía sobre su hipótesis de que agentes de Hezbollah asesinaron a Hariri se relaciona con las órdenes que la organización terrorista supuestamente recibió de Siria debido a las tendencias de Hariri de exagerar en la búsqueda de una acción independiente de Siria.

El tribunal también dijo que no podía llegar a una conclusión sobre la identidad del atacante suicida que conducía el vehículo Mitsubishi que mató a Hariri. Señaló que la única evidencia forense significativa de su cuerpo era un solo diente que indicaba que tenía 20 años.

Al mismo tiempo, el tribunal dijo que la evidencia de la acusación refutaba una falsa afirmación de responsabilidad que Hezbollah había promovido para sacar a los investigadores de su esencia.

El tribunal dijo que lo más probable es que a quien Hezbollah intentó incriminar fue secuestrado y asesinado.

Los procedimientos se retrasaron durante años debido al poder de Hezbollah en el Líbano.

El juicio vio a los principales líderes y personalidades testificar. Uno de los aspectos más destacados se produjo en noviembre de 2014, cuando el diputado libanés Marwan Hamade dijo al Tribunal que Siria había impedido al Líbano entablar conversaciones de paz con Israel.

El tema principal del testimonio de Hamade fue ayudar a los fiscales a construir su caso sobre el motivo del asesinato de Hariri.

El juicio comenzó en enero de 2014 y generó un gran interés internacional. Se transmitió en inglés, árabe y francés, e involucró a una sala de audiencias completa de un par de docenas de abogados.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat