Inicio MEDIO ORIENTE La Jihad anuncia un cese al fuego, mientras Israel continúa la ofensiva

La Jihad anuncia un cese al fuego, mientras Israel continúa la ofensiva

Por Iton Gadol
0 Comentario

Iton Gadol.- El grupo terrorista de la Jihad Islámica en la Franja de Gaza anunció un cese del fuego unilateral el lunes por la tarde, para poner fin a dos días de intensos combates con Israel. En una breve declaración, el grupo apoyado por Irán dijo que había completado su «represalia» por el asesinato de tres miembros por parte de Israel. Sin embargo, dijo que respondería a cualquier otra «agresión» israelí.

No hubo ningún comentario israelí a modo de respuesta, pero las Fuerzas de Defensa de Israel continuaron atacando objetivos en Gaza en los minutos posteriores al anuncio de la Jihad.

El anuncio se produjo poco después de que los terroristas de la Franja de Gaza dispararan varias grandes ráfagas de cohetes contra ciudades y comunidades de todo el sur de Israel, y después de que ambas partes amenazaran con ampliar sus ataques contra la otra.

No se informó de que hubiera habido lesiones físicas en esos bombardeos, aunque algunos de los proyectiles causaron daños a viviendas e infraestructura en el sur del país. Un pequeño número de israelíes sufrió heridas leves mientras corrían hacia los refugios de los bombardeos.

Al mismo tiempo, las Fuerzas de Defensa de Israel llevaron a cabo una serie de ataques contra sitios de la Jihad Islámica Palestina en su territorio. Los militares dijeron que esto incluía una plataforma de lanzamiento de cohetes en el norte de Gaza, que según dijeron se utilizó para disparar cohetes contra Israel a primera hora del día, así como siete puestos de observación a lo largo de la frontera con Israel.

El ministerio de salud de Gaza, dirigido por la agrupación terrorista Hamas, dijo que nadie resultó herido en los ataques israelíes del lunes.

Además, el enlace militar de Israel con los palestinos anunció que cerraría el paso de peatones de Erez en Gaza, salvo en «casos humanitarios», y que restringía la zona de pesca de la Franja a seis millas náuticas, a partir de las 15. El cruce de Kerem Shalom, que lleva la mayoría de los bienes comerciales de Gaza, permanecería abierto.

Tanto los funcionarios israelíes como los palestinos amenazaron con intensificar los ataques si la otra parte continuaba con los bombardeos. «No queremos una guerra más grande, pero estamos preparando los planes, y si no hay otra opción, tendremos una campaña enérgica», dijo el lunes el ministro de Defensa Naftali Bennett a los alcaldes de las ciudades del sur de Israel.

El primer ministro Benjamin Netanyahu pareció amenazar con matar a los jefes de los grupos terroristas de Gaza si continuaban los disparos de cohetes desde la Franja. «Seguiremos atacando hasta que vuelva la calma. Si no hay calma, ustedes serán los siguientes», dijo Netanyahu, durante una visita a la ciudad de Ashdod.

El ala militar de la Yihad Islámica – las Brigadas al-Quds – habían dicho más temprano que también estaban preparados para responder si Israel continuaba con los ataques. «Nosotros, en las Brigadas al-Quds, estamos listos para enfrentar cualquier agresión. El enemigo debe saber que si continúa [llevando a cabo la agresión], responderemos con fuerza y eficiencia», dijo el grupo terrorista.

La ronda de violencia fue desencadenada por un enfrentamiento irregular a lo largo de la frontera de Gaza el domingo por la mañana en el que las tropas israelíes mataron a tiros a un miembro de la Jihad Islámica Palestina mientras colocaba un artefacto explosivo improvisado a lo largo de la frontera. El ejército israelí recuperó su cuerpo, usando una excavadora.

Al parecer, la recuperación del cadáver formaba parte del plan anunciado por Bennett de «acaparar» los cadáveres de terroristas palestinos para utilizarlos como «moneda de cambio» en las negociaciones para la liberación de dos hombres israelíes y los restos de dos soldados israelíes caídos, que están retenidos por Hamas en la Franja de Gaza.

El domingo por la noche, la Yihad Islámica y otros grupos terroristas dispararon unos 30 cohetes contra Israel, aproximadamente la mitad de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa de misiles Cúpula de Hierro. El resto aterrizó en campos abiertos. Algunas metrallas causaron ligeros daños materiales, pero no se informó de que hubiera heridos.

Las FDI tomaron represalias con ataques aéreos contra instalaciones de la Jihad Islámica, tanto en Siria como en Gaza. Dos miembros del grupo terrorista murieron en los ataques aéreos a las afueras de Damasco junto con otros cuatro combatientes pro-iraníes, según un monitor de guerra sirio con base en Gran Bretaña.

Los enfrentamientos fronterizos se producen en medio de informes sobre los esfuerzos que está realizando Israel para sellar un acuerdo de cesación del fuego con los grupos terroristas de Gaza, tras semanas de intermitentes disparos de cohetes y el lanzamiento regular de globos con artefactos explosivos hacia Israel.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu amenazó el lunes con que Israel podría iniciar una importante operación para detener los disparos de cohetes y otros ataques contra las comunidades israelíes cerca de la frontera de Gaza, a pesar de que falta una semana para las elecciones. «La guerra es el último recurso, pero puede que no haya escapatoria de ella. Hemos preparado una campaña radicalmente diferente», dijo Netanyahu.

«Si Israel está en posición de entrar en una operación militar a gran escala, tendremos que dar un golpe más grande que [las operaciones] Plomo Fundido, Pilar de Defensa y Borde Protector. Podría muy bien ser que tengamos que llevar a cabo – no quiero decirlo, pero – ‘la madre de todas las operaciones'», advirtió el mandatario, en referencia a ofensivas anteriores que ha llevado a cabo el ejército israelí para controlar la zona.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat