Inicio MEDIO ORIENTE El plan de paz de Trump podría dejar los sitios del patrimonio judío bajo control palestino

El plan de paz de Trump podría dejar los sitios del patrimonio judío bajo control palestino

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.-  Cientos de sitios patrimoniales y arqueológicos en Judea y Samaria podrían ser retirados del control israelí y transferidos a la jurisdicción de la Autoridad Palestina, según el mapa publicado bajo las consignas establecidas en el “Acuerdo del siglo” del presidente estadounidense Donald Trump.

Así lo reveló el diario israelí Yediot Ahronot que informó que la lista completa de sitios en peligro de extinción, que se presentó al presidente de la Knesset (parlamento) Yariv Levin (Likud) y otros funcionarios influyentes, se discutirá hoy en el contexto de la audiencia del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa.

Durante la audiencia, los diputados Shlomo Karai, Matan Kahane y Moshe Arbel, examinarán los pasos tomados por el gobierno israelí para combatir la toma de posesión palestina del Área C (la porción de Judea y Samaria bajo jurisdicción israelí completa bajo los Acuerdos de Oslo).

Hay unos 6.000 sitios de importancia histórica y arqueológica en Judea y Samaria que son reconocidos por la comunidad científica, pero solo 2.300 más o menos han sido declarados sitios arqueológicos protegidos oficialmente.

Tras el lanzamiento del plan “Paz a la prosperidad”, “Preservar lo eterno”, un proyecto dedicado a la preservación de los tesoros arqueológicos diseminados por Judea y Samaria, se realizó una encuesta de emergencia para el Foro de Políticas de Shiloh, de 365 antigüedades principales sitios que dan testimonio físico particularmente importante del patrimonio nacional de Israel.

De los 365 sitios encuestados para este proyecto, 258 están ubicados en lo que actualmente es el Área C.

Según los mapas conceptuales publicados bajo los conceptos del Plan Trump, alrededor del 30% de estos sitios formarán parte de un futuro estado palestino: 135 sitios patrimoniales actualmente bajo control israelí serán reasignados a la jurisdicción palestina. Entre estos destacan la Fortaleza Asmonea en Horkania en el desierto del norte de Judea, la Fortaleza Asmonea en Kypros en el Valle del Jordán, los palacios asmoneos cerca de Jericó, la ciudad bíblica de Shomron (Samaria-Sebastia), el altar de Josué en el Monte Ebal, Tel Beitar, Tel Maon, Tel Hebrón, entre otros.

Actualmente, la abrumadora mayoría de los sitios de antigüedades en Judea y Samaria sufren constantes actos de vandalismo y saqueo. La atención está puesta en el departamento de la Administración Civil por el escaso personal y falta de fondos responsable de la aplicación de la ley y las medidas de prevención.

Para empeorar las cosas, la Autoridad Palestina ha intensificado recientemente sus actividades en esta área, dedicando enormes esfuerzos y recursos a reescribir y redefinir la historia de estos sitios, convirtiéndolos en “sitios patrimoniales palestinos” y borrando u ocultando a los judíos.

Estos esfuerzos están en pleno apogeo en casos ilustrativos como Sebastia, la capital del reino bíblico judío de Samaria, y en la fortaleza asmonea de Tel Aromah, cerca de Peduel.

“Desafortunadamente, en los últimos 20 años, el Estado de Israel no ha mantenido sus sitios patrimoniales”, indicó Etan Melet, coordinador de campo del Proyecto de Preservación del Eterno. “Los sitios arqueológicos invaluables han sido descuidados por el gobierno y han sido relegados a un lugar muy irrespetuoso en la lista de prioridades nacionales. 4.000 años de historia deben recibir mucho más respeto. Exigimos que los tomadores de decisiones presten toda su atención a nuestro patrimonio nacional y tomen los pasos necesarios para mantenerlos, incluso si requiere recursos o ajustar el aquí y el allá”, añadió.

Según consignó el portal de noticias Arutz Sheva, Meir Deutsch, director general del Movimiento Regavim, afirmó que “las estipulaciones de los Acuerdos de Oslo sobre la preservación y el acceso a estos tesoros del patrimonio mundial han fallado por completo”. “El mecanismo de coordinación nunca despegó, y los sitios de antigüedades han sido objeto de saqueos incesantes, eso los ha dañado hasta el punto de que en muchos casos no queda nada para que los arqueólogos lo examinen o documenten, sin mencionar la preservación”, dijo.

“Muchos más sitios están a punto de perderse para siempre para la comunidad científica, y otros sitios importantes han sido atacados por la AP para su adquisición y reutilización como sitios patrimoniales palestinos”, apuntó Deutsch.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat